Panorama 400 años de relaciones diplomáticas del mundo hispano y Japón
Antonio Gil: “El español es un recurso económico de primera categoría”
Entrevista al director del Instituto Cervantes de Tokio, en el Año Dual Japón-España
[16.08.2013] Leer en otro idioma : 日本語 |

Este año el mundo hispano y Japón celebran 400 años del inicio de sus relaciones diplomáticas. Antonio Gil de Carrasco, actual director del Instituto Cervantes de Tokio, nos recibe para conversar sobre los vínculos entre España, América Latina y Japón. Gil, un gran conocedor del flamenco y aprendiz de “bailaor”, habla también de los lazos que unen a Japón con esta tradición folclórica española.

Antonio Gil

Antonio GilDirector del Centro Cultural Español (Instituto Cervantes) de Tokio. Nació en Granada el 16 de agosto de 1954. Tras trabajar como docente en España e Inglaterra, a partir de 1992 fue director de los centros del Instituto Cervantes en Leeds, Liverpool y Mánchester. Posteriormente ocupó el cargo de director en los Institutos Cervantes de El Cairo y Alejandría (Egipto, 1998-2002), Tel Aviv (Israel, 2002-2004), Damasco (Siria, 2004-2007), y Estambul (Turquía, 2008-2012); además, en Beirut ha sido Coordinador General desde Damasco. Desde septiembre de 2012 dirige el Instituto Cervantes de Tokio.

ENTREVISTADOR El Instituto Cervantes promueve la cultura en español y el estudio del idioma. ¿Cuánta importancia ha llegado a cobrar hoy el español en Japón?

ANTONIO GIL Aquí el español está lejos de cualquier foco donde se hable. Sin embargo en los últimos treinta años ha habido una evolución impresionante de este idioma en este país.

Datos de hace alrededor de cinco años nos cuentan que el número de personas que están estudiando español ronda los 70.000. Queremos mostrarle a Japón que el español es en realidad un idioma global, un recurso económico de primera categoría. Se prevé que en el año 2030 el número de hablantes de español superará al número de hablantes de inglés como lengua nativa. Por tanto el español es un vehículo para obtener trabajo.

ENTREVISTADOR Obviamente frente a la fuerza que tiene la cultura anglosajona, debe haber algún elemento que atraiga a los japoneses a la cultura española más allá del idioma.

Gil asegura que el español ha sufrido una evolución “impresionante” en Japón.

ANTONIO GIL Los japoneses ven a España como un país muy lejano, pero al mismo tiempo muy próximo. Ellos piensan que los españoles son personas amigables, y eso les ayuda a desinhibirse. Cuando un japonés baila flamenco, se transforma, se desinhibe. Ellos ven que en nuestra cultura, como en el flamenco, se pueden expresar los sentimientos. En Japón por la cultura, la tradición y la historia los sentimientos están más escondidos.

ENTREVISTADOR Este año se celebra el cuarto centenario de la embajada Keichō, que hizo su primera escala en México. ¿Qué lazos se mantienen actualmente entre América Latina, España y Japón?

ANTONIO GIL Se están abriendo las fronteras de Japón y de los países latinoamericanos. México es un país que tiene en Japón una gran implantación. Cuando la embajada Keichō fue a España, pasó en primer lugar por Nueva España, la actual México, que entonces era una parte del imperio. Hoy día es el país con mayor número de hablantes (alrededor de ciento doce millones). Con motivo del Año Dual Japón-España, he pedido al embajador de México trabajar conjuntamente en un congreso que vamos a realizar sobre la embajada Keichō en la que participarán historiadores japoneses y españoles, un experto de México y otro de Filipinas, y también estamos tratando de traer a un representante de Cuba.

ENTREVISTADOR ¿Qué papel juega el Instituto Cervantes de Tokio a la hora de reforzar esas relaciones diplomáticas?

ANTONIO GIL Nosotros queremos establecer un diálogo, y aunque soy español y el Instituto Cervantes es una institución española, yo siempre digo que mi patria es el hispanismo. Cuando llegué a Tokio y vi que había programado un congreso de hispanistas, insistí en que había que ampliarlo a Latinoamérica. Por este motivo se abrirá con una mesa redonda sobre el valor del español donde participarán hispanistas japoneses y académicos de los países latinoamericanos, entre ellos los presidentes de las Academias de la Lengua de México, Ecuador y Paraguay estarán presentes además de académicos de República Dominicana, Colombia, Perú y Argentina. 

Antonio Gil sorprendió a todos los asistentes al Día E con una demostración de baile flamenco.

 

Japón ha captado el “duende” del flamenco mejor que nadie

ENTREVISTADOR El Instituto Cervantes tiene programadas actividades relacionadas con el flamenco durante el año dual Japón-España. ¿Es el flamenco un elemento vehicular para estudiar español y acercarse a la cultura hispana?

ANTONIO GIL Creo que sí. Yo he estado fuera de España ya veintiseis años. He vivido en países tan distintos como Inglaterra, Egipto, Israel, Siria, Líbano, Turquía y ahora Japón. En todos ellos el vínculo común es que les encanta el flamenco, especialmente en el mundo árabe. Sin embargo, el país donde mejor he visto bailar flamenco es en Japón. Los japoneses lo hacen perfectamente.

ENTREVISTADOR Sin embargo, la distancia entre ambos países, tanto geográfica como cultural, es muy amplia. ¿Cómo han llegado a relacionarse el flamenco y Japón?

ANTONIO GIL Tengo la sensación de que los japoneses son personas que fundamentalmente piensan en el trabajo, y un día se “desmadran”. En España y Andalucía, por el contrario, existe una cultura más desinhibida. Por eso cuando los japoneses practican flamenco, al desinhibirse, lo hacen tan bien. He visto a bailaores y bailaoras de flamenco japoneses cuyas actuaciones me han emocionado.

ENTREVISTADOR En España y Latinoamérica hay multitud de tradiciones folclóricas más allá del flamenco. ¿Por qué el flamenco tiene tanta fuerza comparado con otras manifestaciones de la cultura hispana?

Gil con alumnos de español de la Universidad de Kanda que acudieron al Instituto Cervantes

ANTONIO GIL Creo que el flamenco tiene tanto poder porque el público japonés no conoce otras tradiciones folclóricas, como la jota o la muñeira. Sin embargo hay una explicación. ¿Por qué el flamenco ha sido considerado patrimonio inmaterial de la humanidad por la UNESCO? Porque tiene “duende”, algo intrínseco al ser humano, algo que le hace ser diferente, y ese “duende” lo ha captado Japón mejor que nadie. Se ha imbuído de él, y lo ha expresado de la misma forma que lo hacen en el sur, o también en otros lugares de España donde han surgido grandes artistas del flamenco.

ENTREVISTADOR Hablemos del flamenco como industria. ¿Es importante para España? ¿De qué manera se importa en Japón?

ANTONIO GIL En un primer momento sí lo fue. Ahora mismo el flamenco en Japón mueve un gran volumen de negocio. No creo que hoy día España se beneficie mucho del flamenco que se hace en Japón, porque este país ha creado su propia industria. Aunque siguen llegando grandes maestros españoles, cada vez aparecen más grandes maestros del flamenco japoneses.

ENTREVISTADOR En Japón hay academias de flamenco, pero en España y América Latina apenas hay academias que enseñen tradiciones japonesas, como por ejemplo el koto. No se enseñan otras tradiciones más allá del idioma y de las artes marciales. A su juicio, ¿por qué sucede esto?

ANTONIO GIL Creo que instrumentos como el koto es más difícil que triunfen, pero el género enka triunfaría en España. Es muy parecido a la música romántica de los años 60 en Europa, con artistas como Raphael, Salvatore Adamo, Domenico Modugno o Al Bano.

Es más, en el año 2010 el maestro Antonio Alonso organizó un espectáculo de flamenco titulado “Alma de hombres” con los dos principales bailarines del Ballet Nacional de España y un maestro de espada japonesa. La obra comienza con la llegada de los jesuítas a Japón, y muestra cómo los reciben los japoneses, primero luchando y posteriormente aceptándolos. Durante las escenas, si nos fijamos en los movimientos de los japoneses, y en los movimientos del flamenco, podemos ver que hay similitudes.

ENTREVISTADOR ¿Qué mensaje podría enviarles a aquellos japoneses que aún no se deciden a estudiar español?

ANTONIO GIL Sé que el japonés es una persona introvertida, pero en el fondo somos muy parecidos. Yo animo a todos los japoneses a acercarse al Instituto Cervantes a aprender una lengua que fonéticamente es muy parecida a la suya, y además les aseguro que se van a encontrar en un ambiente donde van a poder expresar sus sentimientos con más fluidez. Esto les permitirá entablar ese diálogo entre el mundo hispano y Japón, y de ese intercambio saldrá un ser humano mucho mejor.

(Entrevista realizada el 22 de junio de 2013)

Fotografías: Kodera Kei

  • [16.08.2013]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Encuentro literario en el Año Dual: Ōsaka Gō y Fernando IwasakiDurante la Semana de las Letras del Instituto Cervantes de Tokio, los escritores Ōsaka Gō (Tokio, 1943) y Fernando Iwasaki (Lima, 1961) mantuvieron un diálogo en el que intercambiaron ideas sobre la literatura, la cultura japonesa y la cultura en español. En una entrevista, han compartido con nosotros sus impresiones sobre el Año Dual, la globalización de la literatura, y los retos de la vida digital.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia