Panorama Historia del whisky japonés
El whisky japonés ya goza de reconocimiento mundial
Desvelando los secretos de una destilería
[24.09.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | Русский |

El whisky es esa bebida de origen escocés que se ha convertido en un producto internacional. En Japón su producción comenzó hace casi un siglo, pero es ahora cuando la calidad del whisky nipón hace que pueda igualarse a sus rivales europeos y haya conseguido captar la atención de los amantes de este licor en todo el mundo.

El whisky es una bebida alcohólica de adultos. Ábrase una botella de una marca de primera calidad y sírvase un poco de su contenido en un vaso pequeño y fino. Pasado un rato, uno comienza a percibir el rico perfume procedente de su materia prima, la malta, y el espléndido y dulce aroma fruto del añejamiento; también notará una fragancia que evoca la tranquilidad que sentiríamos si nos encontráramos en un bosque y un olor semejante al de la madera un tanto quemada. Todos estos elementos, mezclados en perfecta armonía, son capaces de sacudir lo más profundo de la sensibilidad humana.

¿Cómo es posible que una bebida alcohólica que se elabora únicamente con cebada y con agua produzca un sabor y un aroma tan complejos? La clave reside en el añejamiento en barriles que se realiza durante más de una o dos décadas tras la destilación, en el medio ambiente que rodea el lugar donde se almacenan estos recipientes, y en la sabiduría y la técnica que poseen las personas que se dedican a la elaboración del whisky no mezclado, que resiste un largo período de maduración.

Los whiskys japoneses se sitúan entre los primeros del mundo, toda una sorpresa

En 2001, la revista británica Whisky Magazine celebró la primera edición del concurso Best of the Best (El mejor de los mejores), cuyos resultados dejaron perplejos a los amantes del whisky de todo el mundo: los dos primeros puestos del ranking los ocuparon marcas japonesas; el whisky Single Cask Yoichi de 10 años, producido por Nikka Whisky, y el Hibiki de 21 años, elaborado por Suntory. 62 expertos del Reino Unido, Estados Unidos y Japón degustaron y evaluaron en una cata a ciegas 47 whiskys de todo el mundo que la propia publicación había elegido. El whisky japonés recibía por primera vez el reconocimiento mundial al situarse entre ‘los más grandes del mundo’ en este concurso y conseguía desbancar a afamados rivales de la tierra que vio nacer el whisky.

Han pasado 90 años desde que la empresa Kotobukiya –Suntory en la actualidad– destiló en 1924 el primer whisky japonés de malta no mezclado, en Yamazaki, a las afueras de Kioto. Como puede observarse en el cuadro que aparece a continuación, en la actualidad el whisky nipón rivaliza completamente con el escocés en cuanto a su sabor y calidad. Nos desplazamos al lugar donde se produce esta bebida alcohólica para conocer los aspectos tras los cuales reside el secreto de su éxito.

Principales premios otorgados a whiskys japoneses que marcan ‘el éxito sobre sus rivales escoceses’

2001 WM Best of the Best Categoría general 1er puesto Single Cask Yoichi de 10 años, Nikka
Categoría general 2º puesto Hibiki de 21 años, Suntory
2007 WWA Mejor whisky mezclado del mundo Hibiki de 30 años, Suntory
WWA Mejor whisky de malta mezclado del mundo Taketsuru de 21 años, Nikka
2008 WWA Mejor whisky mezclado del mundo Hibiki de 30 años, Suntory
WWA Mejor whisky puro de malta del mundo Single Malt Yoichi de 1987, Nikka
2009 WWA Mejor whisky de malta mezclado del mundo Taketsuru de 21 años, Nikka
2010 WWA Mejor whisky mezclado del mundo Hibiki de 21 años, Suntory
WWA Mejor whisky de malta mezclado del mundo Taketsuru de 21 años, Nikka
2011 WWA Mejor whisky mezclado del mundo Hibiki de 21 años, Suntory
WWA Mejor whisky puro de malta del mundo Yamazaki de 1984, Suntory
WWA Mejor whisky de malta mezclado del mundo Taketsuru de 21 años, Nikka
2012 WWA Mejor whisky puro de malta del mundo Yamazaki de 25 años. Suntory
WWA Mejor whisky de malta mezclado del mundo Taketsuru de 17 años, Nikka
2013 WWA Mejor whisky mezclado del mundo Hibiki de 21 años, Suntory
WWA Mejor whisky de malta mezclado del mundo Mars Maltage 3 plus 25 de 28 años, Mars
2014 WWA Mejor whisky de malta mezclado del mundo Taketsuru de 17 años, Nikka

(*) Whisky Magazine (WM), revista británica especializada en whisky, y World Whiskies Awards (WWA), los Premios Mundiales del Whisky.

Single Cask Yoichi de 10 años, de Nikka. / Hibiki de 21 años, de Suntory. / Taketsuru de 21 años, de Nikka.

La destilería Yoichi preserva el aspecto de hace 80 años

Yoichi se sitúa en la península de Shakotan, en la isla de Hokkaidō, aproximadamente a una hora en tren de Sapporo. Esta localidad, cuya población asciende a los 20.000 habitantes, es famosa por sus manzanas y cerezas, entre otras frutas. En otros tiempos, la pesca del arenque del Pacífico hizo de ella un lugar bullicioso, pero en la actualidad no es más que la sombra de lo que solía ser. La destilería de Nikka, donde se produce el mejor whisky de malta del mundo, se encuentra cerca de la estación, pasando una puerta de piedra; preserva el aspecto de hace 80 años, época en la que se fundó.

Edificio de la entrada principal a la destilería Yoichi. / Vista de las instalaciones de producción desde el segundo piso del edificio de la entrada principal (primera planta en otros países).

 

Sugimoto Jun’ichi, director de fábrica en la destilería Yoichi.

“El whisky Single Cask de 10 años se elaboró empleando para su añejamiento y almacenamiento barriles nuevos. Nos atrevimos con él porque habíamos conseguido un whisky no mezclado espeso y con cuerpo. Pasados unos tres o cuatro años nos dimos cuenta de que habíamos logrado algo bueno. Acertamos con los barriles”, explica Sugimoto Jun’ichi, director de fábrica en la destilería Yoichi, al recordar cómo se gestó el whisky elegido el mejor del mundo en 2001.

A la hora de almacenar el whisky no mezclado es frecuente emplear barriles vacíos utilizados para guardar bourbon o jerez. En este sentido, es bien sabido que usarlos con maestría es difícil, y que el fuerte olor a madera de los barriles nuevos puede estropear el sabor exquisito del whisky no mezclado.

“Corrimos riesgos al experimentar con aspectos como el acabado de la madera [interior] de los barriles”, confiesa Sugimoto. Al parecer, en Escocia se han dado casos de destilerías que emplean barriles nuevos tras enterarse de este éxito.

  • [24.09.2014]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • La mujer que llevó el whisky a Japón: recordando a Rita Cowan TaketsuruLa historia del whisky Nikka tiene su origen en una pequeña localidad cercana a Glasgow. Allí fue donde se conocieron la hija de un médico escocés y un joven químico japonés lleno de ambición. Hemos viajado hasta Kirkintilloch para seguirle la pista a Rita Taketsuru e indagar más sobre los comienzos de esta marca nipona conocida en todo el mundo y galardonada con premios internacionales.
  • El whisky, una bebida con culturaEl mercado japonés del whisky se ha revitalizado gracias a la popularidad del cóctel highball y a una nueva versión de la canción Whiskyga osukidesho (Te gusta el whisky, ¿verdad?), empleada en campañas publicitarias de esta bebida hace unas décadas. Durante la época de crecimiento económico en Japón, este licor se convirtió en una bebida del pueblo, se generalizó su consumo rebajado con agua y prosperaron establecimientos como los snack-bar. Hacemos un repaso a los cambios que ha experimentado la cultura en torno a las bebidas alcohólicas extranjeras en el país.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia