Panorama Cuarto aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón: las zonas afectadas de Sanriku hoy
Cuarto aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón: las zonas afectadas de Sanriku hoy (parte I)

Wada Naoki [Perfil]

[10.03.2015] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

La región de Sanriku fue una de las más afectadas por el tsunami tras el Gran Terremoto del Este de Japón. Antes del desastre esta zona ya estaba mal comunicada y apenas destacaban en ella actividades productivas más allá de la pesca, por lo que para su sociedad, que ya estaba sufriendo la despoblación, el desastre fue literalmente un golpe devastador. Desde entonces han pasado cuatro años y una vez finalizadas las tareas de desescombro en las zonas afectadas lo que ha quedado es una extensa tierra deshabitada.

Las cintas transportadoras de tierra llegan al cielo en Rikuzentakata

Hace cuatro años, cuando visité la ciudad de Rikuzentakata un mes después del desastre, pude sentir la singularidad de aquel paisaje. Aunque pude ver varias de las zonas afectadas por el terremoto y tsunami poco después del desastre, había algo extraño en el lugar. Supe la razón mientras observaba todo por el visor de mi cámara: no había escombros.

En otras áreas afectadas por el tsunami se podía ver todo cubierto de restos allá donde uno posase la vista. Apuesto a que todos recuerdan el paisaje de escombros que dejó aquel terremoto y tsunami. Sin embargo aquí era distinto, y no porque se hubiesen realizado tareas de limpieza. El tsunami lo había arrastrado todo al mar. Solo con esto podemos hacernos una idea de lo espantoso que fue el tsunami en esta zona (Fotografía 1).

Fotografía 1. 1 de abril de 2011.

Entre las zonas de la costa de Sanriku fuertemente golpeadas por el tsunami tras el Gran Terremoto del Este de Japón, Rikuzentakata es una de las que sufrieron mayores daños. 3.368 edificios se vieron afectados, y la cifra de fallecidos y desaparecidos fue de 1.976 personas, un 8 % de su población. Aún recuerdo cómo en la noche del 11 de marzo la televisión se hacía eco del informe del avión de reconocimiento de las Fuerzas de Autodefensa que describía la “destrucción total de Rikuzentakata”.

Una ciudad desierta cubierta de tierra y de cintas transportadoras

Hoy, lo que era el centro de la ciudad de Rikuzentakata está cubierto de cintas transportadoras que se extienden por lo alto y ancho del cielo (fotografía 2). En los planes para la reconstrucción, el área para la ciudad estará en el futuro más separada de la costa y a más altura, por lo que hoy se están realizando tareas de elevación del terreno. Para ello se están utilizando tierras removidas de las montañas de los alrededores, que son transportadas por estas cintas. La longitud de las mismas se extiende hasta tres kilómetros. Esto permite reducir el tiempo de las obras un tercio aproximadamente, en comparación con el uso de autovolquetes.

Fotografía 2. 3 de octubre de 2014.

Cuando visité de nuevo el lugar en octubre de 2014 ya se podía observar una considerable cantidad de tierra amontonada, aunque a pesar de todo la que antes había sido una ciudad era ahora, naturalmente, un lugar desierto. Continuaba, eso sí, el solitario trabajo de las cintas transportadoras.

Tarō, el “mayor dique de Japón” destruido en un instante

Antes del desastre se creía que el dique de Tarō, en la ciudad de Miyako, aguantaría cualquier clase de tsunami. La región tenía una antigua historia de destrucción causada por numerosos maremotos. Entre los más recientes en la memoria está el tsunami de Meiji Sanriku en 1896, que arrastró al mar todas las casas del lugar y acabó con la vida de más del 80 % de la población. También el de Shōwa Sanriku en 1933, que engulló el 90 % de las casas, y en el que fallecieron cerca del 30 % de los lugareños.

Un año después del tsunami de Shōwa Sanriku, en 1934, comenzó la construcción de un gigantesco dique. Este proyecto quedó paralizado durante la guerra, pero continuó posteriormente, alcanzando total de 1,35 kilómetros de largo en 1958, y una altura por encima del nivel del mar de 10 metros tras su finalización. Se hicieron obras adicionales posteriormente, hasta que el dique alcanzó una longitud total de 2,4 kilómetros, con dos grandes muros en forma de X, una escala sin precedentes. Esto hizo que la localidad de Tarō fuese reconocida públicamente como “el pueblo de la prevención ante los tsunamis”.

El tsunami del 11 de marzo de 2011 destruyó de un golpe esa sensación de confianza. Las aguas alcanzaron una altura aproximada de 15 metros. La pared de 500 metros del lado marítimo de la X quedó destruida en un instante. En otras partes el agua superó la altura del dique sin dificultades, dejando una gran destrucción en una extensa parte del otro lado, arrasando la ciudad. Muchas personas perecieron (Fotografía 3).   

Hoy también continúan las tareas de elevación del terreno en la parte interior de los dos grandes diques. Sin embargo, al predominar a nivel local el pensamiento de que muchos de los fallecidos retrasaron la huida ese día al confiar en exceso en los grandes diques, hay muchos habitantes que están de acuerdo en mudarse a la parte más elevada de la ciudad.

Fotografía 3. 30 de marzo de 2011.

Fotografía 4. 22 de enero de 2012.

Fotografía 5. 4 de octubre de 2014.

Una vez recuperado el cementerio, Ōtsuchi vuelve a enterrarlo

El pueblo de Ōtsuchi, en el distrito de Kamihei en Iwate, tuvo problemas en el proceso de recuperación desde el principio. Su ayuntamiento fue alcanzado directamente por el tsunami, y su alcalde permanece desaparecido. Sus principales funcionarios también se vieron afectados por el tsunami, y el pueblo perdió todo su sistema administrativo de la noche a la mañana.

Cerca de 1.300 personas fallecieron o desaparecieron. El centro del pueblo fue asolado por las llamas después de que el tsunami destruyese todo a su paso. En las fotografías 6, 7 y 8, se puede ver el centro del pueblo de Ōtsuchi del lado de la montaña.

Después de que se extinguieran los incendios, el trabajo de desescombro no resultó sencillo. Debajo de ellos había un cementerio de grandes dimensiones, lo que obligó a realizar las tareas de limpieza de los restos a mano para no destruir las tumbas. Aunque todo estuvo recuperado en 2012, finalmente se decidió elevar el terreno para trasladar la parte céntrica del pueblo. El cementerio finalmente cambió de lugar, y hoy las tareas de elevación del terreno en el pueblo siguen adelante.

Fotografía 6. 19 de marzo de 2011.

Fotografía 7. 23 de enero de 2012.

Fotografía 8. 4 de octubre de 2014.

Fotografía del encabezado: la ciudad de Kamaishi en la prefectura de Iwate. (Derecha) 31 de marzo de 2011. (Izquierda) 17 de marzo de 2014.

  • [10.03.2015]

Fotógrafo, director de la Asociación de Fotógrafos de Japón (JPS). Nace en 1964 en Ikeda, en la prefectura de Osaka. Se licencia en Fotografía en la Facultad de Artes de la Universidad Nihon. Después de trabajar en el equipo de fotógrafos de Dentsu, comienza su actividad como freelance. Entre sus exposiciones individuales están Hyōkō 1500m no mizu (El agua a 1.500 metros sobre el nivel del mar), Kyō zakura (Cerezos de Kioto), y Shanhai shōyō (Un paseo por Shanghai). En 2012 participó en la exposición colectiva Remembrance3.11 celebrada en el Nikon Salon con Sanka Sanriku enganbu no teiten kiroku (Desastre, registro desde un punto fijo de la costa de Sanriku). Entre sus especialidades están los retratos de actores y actrices, políticos y personas de la cultura. Además, dedica su vida a fotografiar los paisajes de Irlanda, la naturaleza de Yakushima y los edificios históricos de Shanghai. Es profesor de clases de fotografía a distancia en el Nikkor Club Online.

Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Cuarto aniversario del Gran Terremoto del Este de Japón: las zonas afectadas de Sanriku hoy (parte II)La región de Sanriku fue una de las más afectadas por el tsunami tras el Gran Terremoto del Este de Japón. Antes del desastre esta zona ya estaba mal comunicada y apenas destacaban en ella actividades productivas más allá de la pesca, por lo que para su sociedad, que ya estaba sufriendo la despoblación, el desastre fue literalmente un golpe devastador. Desde entonces han pasado cuatro años y una vez finalizadas las tareas de desescombro en las zonas afectadas lo que ha quedado es una extensa tierra deshabitada.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia