Panorama Amar y aprender el idioma japonés
Empezar a aprender kanji

Richard Medhurst [Perfil]

[06.12.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH |

Hay miles de kanjis, lo cual puede intimidar al estudiante principiante de japonés. Pero se puede descubrir el atractivo de estos caracteres aprendiendo algunos ejemplos básicos.

¿Por qué empezar a estudiar kanji? Puede ser divertido e intelectualmente estimulante aprender un sistema de escritura en el que los símbolos representan significado en lugar de representar solo sonido. Por ejemplo, una simple línea horizontal (一) es el kanji de “uno”. El kanji de “dos” son dos líneas (二) y el kanji de “tres” son tres líneas (三). Es cierto que hay muchos caracteres que aprender en japonés (los niños memorizan más de mil en los seis años de escuela primaria), pero el comienzo no cuesta apenas esfuerzo.

Como los silabarios hiragana y katakana representan sonido, son un concepto familiar para gente de muchos trasfondos lingüísticos diferentes. Pero los kanjis ofrecen una perspectiva nueva. Dado que cada uno tiene un significado diferente, en teoría hay muchos que estudiar. Pero los caracteres más frecuentes se encuentran pronto, y resaltarán como caras amigas, ofreciendo su guía para el significado de los textos que nos encontremos. Dominar unos cuantos nos ayuda a comprender mejor el idioma japonés en su conjunto. Depende de cada aprendiente ponerse como objetivo un número concreto de kanjis que memorizar o no.

Los niños japoneses empiezan aprendiendo 80 kanjis en su primer curso. Los estudiantes extranjeros pueden aprenderlos en orden diferente, pero no existe un estándar, sobre todo desde que el Examen de Aptitud del Idioma Japonés dejó de publicar listas oficiales en 2010. Entre los kanjis más fáciles de recordar se encuentran aquellos que se parecen a los objetos que representan, y van desde caracteres básicos compuestos por unas pocas líneas, como 木 (árbol) y 山 (montaña), hasta otros más complejos, como 鳥 (pájaro).

Usa tu imaginación

Los kanjis japoneses descienden de caracteres chinos. Los caracteres más antiguos conservados fueron trazados rascando sobre caparazones y huesos como parte de rituales de adivinación en la antigua China. Muchos eran más bien como detallados dibujos. Cuando empezaron a usarse en la escritura cotidiana los caracteres evolucionaron hacia formas más simplificadas para hacerlos más fáciles de reproducir. Japón adoptó los caracteres chinos dado que no tenía un sistema de escritura en aquel entonces, aunque posteriormente desarrolló el hiragana y el katakana, basados en los kanjis.

La simplificación, a lo largo del tiempo, de los kanjis 馬 (caballo) y 川 (río).

A veces es fácil ver el dibujo, como en el caso de 門 (portón) o 木 (árbol), el cual también se puede multiplicar y dar 林 (bosque) y 森 (selva). Otras veces se requiere un salto de la imaginación, como en el caso de 川 (río), en el que la línea central representa el agua que fluye entre dos orillas, y en 馬 (caballo), donde debemos interpretar los puntos como patas, y las líneas superiores de la derecha como la melena del animal.

No hay necesidad, no obstante, de seguir la interpretación original. Un simple truco de memoria consiste en usar nuestras propias ideas. Por ejemplo, el carácter de 雨 (lluvia) muestra gotas cayendo desde una nube. Pero a mí me parecen más bien gotas vistas a través de una ventana, así que esta es la imagen que cruza mi mente cuando lo veo. De igual modo, desde que alguien me sugirió que 上 (arriba) se parece a un gato subiendo a un árbol, no puedo verlo de otro modo. (De hecho, ese carácter era en principio simplemente una línea horizontal sobre otra; la línea vertical se añadió después). Otro ejemplo es ver el kanji 中 (centro) como una mesa de ping-pong, en la que la línea central representa la red.

Los primeros pasos

El gráfico inferior muestra algunos simples kanjis, de uso frecuente, acompañados de dibujos para facilitar el proceso de memorización. También aparecen el significado de cada carácter y su pronunciación. Muchos se pueden pronunciar de varias formas, pero en el gráfico solo aparece la pronunciación más común.

La mayoría de los kanjis se crean combinando dos o más elementos, lo cual permite expresar conceptos abstractos que no se pueden transmitir únicamente a través de dibujos. Sin embargo, los caracteres que se asemejan a objetos son un buen punto de partida para que los principiantes den sus primeros pasos. Como con cualquier otro aspecto del aprendizaje de idiomas, no se trata de ganar o perder, y cualquier avance en el aprendizaje de los kanjis debe considerarse un logro y una plataforma desde la cual continuar estudiando.

(Traducido al español del original en inglés. Ilustraciones de Mokutan Angelo.)

Etiquetas:
  • [06.12.2018]

Traductor y editor en nippon.com. Realizó un Máster en poesía moderna y contemporánea en la Universidad de Bristol en 2002. Vino por primera vez a Japón ese mismo año, donde impartió inglés durante tres años en la prefectura de Chiba. Ha vivido también en China y Corea del Sur. Ha trabajado en el ayuntamiento de Imizu en la prefectura de Toyama durante cinco años hasta 2013, año en el que se traslada a Tokio y comienza a trabajar a jornada completa como traductor. Se une a nippon.com en 2014.

Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Katakana: el segundo silabario japonésEl katakana es uno de los silabarios del sistema de escritura japonés, y se utiliza fundamentalmente para los préstamos lingüísticos y nombres. Aprenderlo es útil para reconocer muchas palabras que nos sonarán de otros idiomas.
  • Hiragana: la primera pieza para construir el japonés escritoEmpieza a leer japonés aprendiendo hiragana. Conocer este sistema de escritura básico permite a los estudiantes dar sus primeros pasos de reconocimiento en un entorno lingüístico japonés.
  • El fascinante mundo de las onomatopeyas japonesasAunque en Japón los fideos soba y udon resultan deliciosos si se sorben haciendo tsuru tsuru, si se comen haciendo zuru zuru parece que resultan más pesados. Esto es porque tsuru tsuru indica la idea de una textura lisa que se desliza fácilmente, mientras que zuru zuru representa el ruido que se hace al sorber algo con fuerza. Les presentamos el fascinante universo de las onomatopeyas japonesas: las giongo y las gitaigo.
  • Un museo en Kioto para los amantes del kanjiEl Museo del Kanji de Kioto abrió sus puertas el 29 de junio de 2016. Estas nuevas instalaciones incluyen muchas exposiciones interactivas y muestras que hablan de la historia de estos caracteres en China y Japón.

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia