Panorama El apasionante mundo de la papelería japonesa
Cinco artículos de papelería imprescindibles

Takabatake Masayuki [Perfil]

[17.10.2018] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | العربية |

Japón es todo un paraíso para los amantes de la papelería. Los establecimientos de los principales fabricantes del sector se abarrotan de turistas de otros países que buscan estos productos para llevárselos como recuerdo. En esta ocasión, contamos con la opinión de Takabatake Masayuki, el “Rey de la papelería”, que nos hablará de los avances en esta industria japonesa. Nadie sabe tanto al respecto como él.

En Japón hay más de trescientos fabricantes de artículos de papelería, y casi todos ellos suelen poner a la venta una gran variedad de propuestas nuevas cada año. Entre los grandes establecimientos especializados en este tipo de artículos, no es raro encontrar tiendas cuya selección supera los diez mil tipos de productos. Para los amantes de todo lo relacionado con este sector, Japón es, por su amplia oferta, un sueño hecho realidad. El autor de este texto es una prueba de ello: su afición a los artículos de papelería comenzó en la infancia y perdura a día de hoy. Los productos nuevos se anuncian en la Feria Internacional de Artículos de Papelería y de Oficina de Tokio (ISOT por sus siglas en inglés), en la que se congregan más de trescientos fabricantes y que tiene lugar en el Tokyo Big Sight. Además de hablar de algunos artículos presentados allí, nos gustaría reflexionar sobre la evolución constante del sector japonés, algo que apenas ocurre en otros lugares del mundo.

Bolígrafos o plumas SARASA Mark On, del fabricante Zebra

Bolígrafos o plumas cuya tinta no se corre y marcadores o subrayadores que no emborronan el papel.

SARASA Mark On, bolígrafos o plumas cuya tinta no se corre (imagen de Zebra Co., Ltd.).

MojiniLine, marcadores o subrayadores que no hacen que se emborrone la tinta sobre la que se utilizan (imagen de Zebra Co., Ltd.).

Si pensamos exclusivamente en su objetivo, puede decirse que los artículos de papelería ya cumplen la función que se espera de ellos y están asentados en el mercado. No obstante, en un sector tan pequeño, un gran número de fabricantes centra sus ideas y tecnologías en crear un “ecosistema” especial y de suma calidad.

De entre todos los productos, destacan, dentro y fuera de Japón, los bolígrafos o plumas, cuya calidad es excepcional. En Europa también pueden encontrarse buenos artículos a un precio alto, pero lo que define a los principales fabricantes japoneses es precisamente ese afán por desarrollar nuevas tecnologías, con grandes costes, para luego aplicarlas en la producción en masa, cuyos precios son menores.

El concepto de bolígrafo o pluma de tinta de aceite (tinta líquida) no ha vuelto a ser el mismo desde la aparición de modelos como los Jetstream, pioneros por su gran lubricación y baja viscosidad, y los Frixion, que vienen con una goma de borrar. Ambos casos son bien conocidos, pero no los únicos de esta revolución para facilitar la escritura.

Por ejemplo, tenemos los SARASA Mark On, cuya tinta no se corre incluso si después de escribir con ellos se pasa por encima un marcador o subrayador; o sea, el texto que se quiere resaltar queda impoluto. El mismo fabricante ofrece una gama de marcadores o subrayadores, los MojiniLine, que no hacen que se emborrone lo escrito con bolígrafos o plumas convencionales. Tienen una tinta especial, cuyos iones evitan los borrones.

En Japón hay muchos fabricantes con más de un siglo de historia, y son precisamente estas empresas longevas las que aprovechan su experiencia y tecnología para el desarrollo de productos. Aunque las herramientas de escritura convencionales pueden usarse sin problema, lo cierto es que los estudiantes y los hombres de negocios japoneses no disfrutan precisamente con los borrones y la suciedad; hay muchas personas a las que les gusta tener sus cuadernos limpios, incluso si solo son de uso personal, por lo que los artículos de los que hablamos son el resultado del deseo por satisfacer esa necesidad hasta el final.

Bolígrafos o plumas Twinkle Star, de V.Spark

El trabajo de toda una vida.

Bolígrafo Twinkle Star, de V.Spark. Bolígrafo Twinkle Star, de V.Spark.

La variedad característica de la papelería japonesa no se debe únicamente a las altas capacidades de desarrollo de los grandes fabricantes: las pequeñas y medianas empresas también ponen su granito de arena gracias a su gusto por los pequeños detalles. En la ISOT de la que hablamos, pudimos ver una propuesta singular: un bolígrafo o pluma de dos colores obra de Kawasaki Masayuki, que, tras retirarse de su trabajo para un importante fabricante, creó su propia empresa con el objetivo de desarrollar ese producto en el que siempre había querido trabajar.

Este modelo tiene dos puntas paralelas de sendos colores; basta con hacer un pequeño giro para usar la que se quiera en ese momento. El único problema es que se trata de un bolígrafo o pluma de tinta basada en agua. Estos son similares a las plumas estilográficas o plumas fuente y gozan de popularidad en los mercados europeo y norteamericano, pero, a diferencia de los de tinta de aceite, el líquido se coloca directamente en la caña (el cuerpo) y, por lo tanto, son de diseño difícil. Además, en el caso de los que tienen dos colores, es necesario almacenar la tinta de cada uno por separado. Para ello, Kawasaki pensó en incorporar una caña que fuera como un tubo de ensayo dividido en dos: la parte exterior lleva la tinta roja, mientras que la negra queda en la parte interior. Él fue la primera persona de todo el mundo en hacer un diseño tan peculiar; una década más tarde, por fin consiguió hacerlo realidad.

Cuadernos Memoterior writing, de Paperly Inc.

Lo divertido de elegir el cuaderno adecuado para cada utensilio de escritura.

Cuadernos Memoterior writing, de Paperly Inc. De izquierda a derecha: para plumas estilográficas o plumas fuente, para bolígrafos o plumas y para lápices. Cuadernos Memoterior writing, de Paperly Inc. De izquierda a derecha: para plumas estilográficas o plumas fuente, para bolígrafos o plumas y para lápices.

Muchas pequeñas empresas aprovechan la movilidad y desarrollan productos desde puntos de vista innovadores: pensando en las posibilidades de las ideas y los diseños, en la mejor forma de disfrutar de un artículo… Se centran en hacer gala de lo que las diferencia de sus competidores.

Un claro ejemplo de este patrón lo encontramos en los cuadernos Memoterior Writing. A simple vista, se trata de libretas normales de hojas blancas, pero lo importante es disfrutar de los distintos tipos de papel: para escribir con lápiz, con bolígrafo o pluma y con pluma estilográfica o pluma fuente. La firma que los elabora tiene estos tres modelos y emplea cinco tipos diferentes de papel, según el caso. La diferencia entre páginas y en función de la herramienta con la que se vaya a escribir es sutil. Este tipo de producto existe precisamente porque hay cierto número de consumidores capaces de distinguir los distintos tipos de papel, al igual que se hace con los vinos en las catas. La variedad de la papelería japonesa es también un reflejo de la gran sensibilidad de sus usuarios.

Los sacapuntas Toga Return, de Sonic

Un producto pensado para que los niños se diviertan con la tecnología.

Sacapuntas Toga Return, de Sonic. Sacapuntas Toga Return, de Sonic.

¿Cómo se consigue que los consumidores aprendan a notar la diferencia? La baja natalidad ha hecho disminuir el mercado de la papelería infantil en Japón. A pesar de la gravedad de la situación, los fabricantes especializados en el público de menor edad no dejan de materializar sus ideas.

A colación de esto, presentamos los sacapuntas Toga Return: basta con introducir el lápiz y darle a la manivela para que se saque punta solo. El dispositivo detecta cuándo está afilado el lápiz y lo expulsa automáticamente. Es un aparato sumamente funcional que, al contrario de lo que pueda parecer, no se sirve de sistema eléctrico alguno; recuerda a las marionetas karakuri, del período Edo (1603-1868). No es más que un utensilio para afilar lápices, pero la manera en que se mueve tiene su gracia y divierte. Si alguien utiliza esto desde la infancia, con el paso de los años seguro que se interesa por los artículos de papelería en general.

Los cúteres Kitter, de OLFA

La educación a través de los utensilios.

Cúter Kitter, galardonado con el Premio de Papelería de Japón en la ISOT de 2018. Cúter Kitter, galardonado con el Premio de Papelería de Japón en la ISOT de 2018.

Los fabricantes no se preocupan únicamente de hacer productos divertidos, sino también de que los niños aprendan a usar los utensilios correctamente, para lo cual se las ingenian todo lo posible.

Podemos encontrar un ejemplo de este tipo de artículo en los cúteres Kitter, concebidos para que sean el primer modelo de esta herramienta con el que tienen contacto los más pequeños. Bien es sabido que a los padres les preocupa la seguridad de sus hijos por encima de todo, pero los riesgos que entraña utilizar utensilios afilados son inevitables. Por eso, los cúteres Kitter han sido diseñados para reducir el peligro lo máximo posible y enseñar a los niños cómo utilizar correctamente las cuchillas.

Los cúteres a la venta en Japón tienen, por lo general, el mismo diseño: una cuchilla larga y fina guardada en una cavidad que permite cortar la hoja cuando ya no se pueda utilizar, sacar la siguiente parte y seguir cortando. Para usarlos correctamente, se requiere de cierta experiencia en el corte de la hoja. Con el fin de garantizar la seguridad, se ha cubierto de plástico la cuchilla, excepto las esquinas de la punta; cuando deja de estar afilada, se desecha y se utiliza la siguiente parte. El mecanismo es el mismo que el de los cúteres para adultos, pero con un enfoque educativo, para que los niños se acostumbren a usarlos de forma segura.

Los artículos de papelería prácticos y con gusto, en constante evolución

Los artículos de papelería japoneses son prácticos y fáciles de usar, sin por ello perder el gusto y dejar de divertir a los consumidores. Su variedad y calidad están conquistando al público de todo el mundo. La rápida evolución del sector se debe tanto a los fabricantes, que buscan mejorar sus productos, como a los propios usuarios, que eligen lo que compran siendo conscientes de las diferencias y disfrutan de ello gracias a su gusto refinado y su curiosidad. Quienes visiten Japón no deben desperdiciar la oportunidad de ir a las tiendas especializadas en artículos de papelería, donde seguro encontrarán muchas cosas que nunca habían visto.

Imágenes: Takabatake Masayuki (excepto las de los productos de Zebra)

Imagen del encabezado: Takabatake Masayuki, el “Rey de la papelería”, posa en una sala en la que una de las paredes la ocupa una estantería llena de artículos de escritorio.

(Traducción al español del original en japonés)

  • [17.10.2018]

Nace en 1974 en la ciudad de Marugame, en la prefectura de Kagawa. Desde niño, se le dan bien el dibujo, las manualidades y las ciencias. Participa en un campeonato para expertos en artículos de papelería organizado por el programa de televisión TV Champion, del canal Terebi Tōkyō, y durante tres ediciones seguidas (1999, 2001 y 2005) se hace con el principal galardón del mismo. Desde entonces, se lo conoce como “el Rey de la papelería”. Tiene diez años de experiencia en planificación de productos gracias a su trabajo para el fabricante Sun-Star, tras los cuales pasa a formar parte del Departamento de Mercadotecnia. Posteriormente, en 2012, decide abandonar la empresa, pero sigue manteniendo relaciones laborales con ella.

Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Tomoe: ábacos en la era de la calculadoraEn este artículo de la serie dedicada a los artículos de papelería de Japón, hablamos de la firma Tomoe, fabricante de ábacos. Antes de que existieran las calculadoras, el ábaco era un utensilio imprescindible para los comerciantes. En la actualidad, se utiliza en las primeras etapas de la educación infantil y para prevenir el alzhéimer. Las posibilidades del ábaco como utensilio de neuróbica o gimnasia mental están dando que hablar tanto en Japón como en el extranjero.
  • Tepra, 30 años de impresoras de etiquetasLas impresoras de etiquetas Tepra, de la firma King Jim, han ido evolucionando a partir de la necesidad de clasificar e identificar ciertos objetos personales. Son muchas las posibilidades de uso de las etiquetas y la variedad de fuentes y tipos de rollos para hacerlas.
  • Hacoa, artículos de madera para la vida digitalHacoa, una marca surgida gracias a la labor de los artesanos de Sabae (prefectura de Fukui) especializados en lacado, cala hondo, con el uso, por sus artículos de escritorio hechos de madera y de larga duración. Sus productos, fáciles de usar y de diseño refinado, son fruto de las técnicas más tradicionales.
  • Tsubame Note: cuadernos antiguos para un mundo modernoTsubame Note lleva 70 años fabricando libretas con un papel de gran calidad, encuadernadas con hilo y con rayas horizontales en sus páginas, elaboradas estas últimas con una máquina única en todo Japón. Aunque la firma respeta el mismo proceso que en la época de su fundación, no deja de presentar nuevos modelos llenos de originalidad. Visitamos sus instalaciones, en el distrito tokiota de Taitō.
  • Gomas de borrar divertidasLa firma Iwako produce gomas de borrar divertidas a un precio asequible y con multitud de formas: medios de transporte, alimentos, animales como los hámsters y los dinosaurios, artículos de papelería, las tradicionales mochilas escolares randoseru... Están conquistando al público incluso en el extranjero.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia