Doce recetas de la cocina japonesa fáciles y deliciosas

Doce recetas de la cocina japonesa fáciles y deliciosas: 3. 'Oyakodon'

Cultura

El oyakodon es un plato saludable que lleva únicamente huevo, cebolla, pollo y arroz. Destaca por su textura gelatinosa, que se forma al combinar el huevo, pasado por agua, con la salsa, un elemento básico de la cocina tradicional japonesa. La popularidad del oyakodon es tal que existen incluso restaurantes especializados en su preparación, nada difícil. Esperamos que se convierta en un clásico también para los lectores.

Ingredientes (para dos personas)

  • Dos cuencos de arroz recién cocido
  • Unos 200 gramos de carne de pollo (muslo o pechuga)
  • Media cebolla
  • Tres huevos
  • Shiso verde al gusto
  • Salsa, elaborada con:
    • tres cucharadas de sake
    • tres cucharadas de mirin (un tipo de sake más dulce y con menor porcentaje de alcohol)
    • tres cucharadas de salsa de soja
    • una cucharada y media de azúcar
    • nueve cucharadas de agua

Preparación

  1. Se corta la carne en trozos de unos dos o tres centímetros. La cebolla, en tiras finas, de unos cuatro milímetros de ancho, siguiendo las escamas.
  2. Se introducen en la olla la carne, la cebolla y los ingredientes para el caldo y se dejan a fuego vivo.

Cuando hierva, se baja a fuego lento. Se tapa la olla y se deja que la carne y la cebolla se cuezan hasta reblandecerse.

  1. Se separan la yema y la clara de los huevos y se introducen en sendos cuencos.
  2. Se meten las claras primero en la olla y se deja cocer a fuego lento unos 30 segundos.

Nada más terminar el paso anterior, se añaden las yemas y se deja cocer entre 15 y 20 segundos. Las yemas no se han batido, sino que se ha dividido cada una en cuatro partes, de modo que no se mezclen mucho. Se apaga el fuego, se tapa la olla y se espera unos diez segundos.

Se sirve el arroz en un cuenco o un plato hondo y se coloca encima la mezcla de la sartén. Se puede decorar con shiso verde al gusto.

Consejos de preparación y degustación

  • El oyakodon debe su nombre a sus dos ingredientes principales: el pollo (el padre, oya en japonés) y el huevo (el hijo, ko en japonés).
  • Se trata de un plato simple y saludable que solo lleva huevo, cebolla, pollo y arroz. Destaca por la textura gelatinosa del huevo pasado por agua.
  • En los restaurantes especializados de Japón, cada ración se prepara en una olla de pequeño tamaño.
  • El secreto para garantizar una presentación bonita reside en introducir las claras y las yemas de los huevos con la separación de tiempo indicada. De este modo, la yema tendrá un color más vivo. El sabor no varía, por lo que es posible meter las claras y las yemas a la vez si no se tiene tiempo.
  • La base de los sabores de la gastronomía japonesa se obtiene gracias a la mezcla, en las mismas cantidades, de azúcar, mirin, salsa de soja y sake. La salsa del oyakodon se utiliza en infinidad de platos de la cocina nipona, por lo que conviene aprender a prepararla. En el caso del oyakodon, se recomienda utilizar un poco menos de azúcar.

Imágenes: Natori Kazuhisa
Con la colaboración de Usami Rika

(Traducción al español del original en japonés)

cocina gastronomia