Doce recetas de la cocina japonesa fáciles y deliciosas

Doce recetas de la cocina japonesa fáciles y deliciosas: 6. ‘Tamagoyaki’

El tamagoyaki es un plato fundamental de la cocina casera japonesa, tanto que no puede faltar en las cajitas de comida para llevar o bentō. En esta ocasión presentamos una receta simple en la que el huevo se adereza solamente con sal y azúcar, si bien es común ponerle caldo dashi, entre otros ingredientes. Aunque las sartenes cuadradas que se utilizan para su elaboración se venden solamente en Japón, se puede preparar también en una convencional. Enrollar el huevo se puede convertir en una tarea divertida si uno se acostumbra a ello.

Ingredientes (para dos personas)

  • Tres huevos
  • Tres pizcas de sal
  • Un cuarto de cucharita de azúcar
  • Una cucharada de agua
  • Una cucharita de aceite vegetal

Preparación

  1. Se ponen en un cuenco todos los ingredientes a excepción del aceite y se mezclan.
  2. Se calienta bien la sartén y se echa el aceite en ella. El huevo mezclado se pega a la sartén si esta no está lo suficientemente caliente, por lo que conviene tener cuidado.
  3. Se baja el fuego de medio a lento y se pone en la sartén un cuarto del huevo mezclado. Cuando se utilizan tres huevos para hacer la mezcla, se recomienda dividirla en unas cuatro partes e ir introduciéndolas consecutivamente en la sartén. De este modo, el tamagoyaki adquirirá una forma y presentación más bonitas.
  4. Cuando el huevo adquiera consistencia sólida, se hace con él un rollo. Para ello, se utilizan unos palillos, con los que se va agarrando el huevo desde el extremo opuesto al mango de la sartén y en dirección a este. No importa que la forma no sea perfecta.

Fotografía: equipo editorial de Nippon.com.

  1. Cuando se haya enrollado hasta la parte de la sartén donde está el mango, se empuja hacia el extremo opuesto y se echa otra tanda de huevo mezclado. Para que el huevo mezclado se esparza por debajo del huevo enrollado, este último se levanta ligeramente con los palillos.

Fotografía: equipo editorial de Nippon.com.

  1. Cuando el huevo adquiera consistencia sólida, se repite la operación para hacer el rollo explicado en el cuarto paso. El cuarto y el quinto paso se repetirán hasta que se termine el huevo mezclado.

Fotografía: equipo editorial de Nippon.com.

  1. Se apaga el fuego y se retoca la forma con unos palillos. Se coloca en un plato y se aprieta levemente con un poco de papel de cocina, para aplanar el rollo.

Consejos de preparación y degustación

  • Para hacer el tamagoyaki auténtico, de forma cuadrada, es necesario contar con una sartén especial, pero también es posible utilizar una convencional.
  • Las sartenes especiales para tamagoyaki, tamagoyakiki en japonés, se pueden comprar por unos mil yenes. Quienes visiten Japón pueden llevarse una y disfrutar aún más de la preparación de este plato. Las de teflón son muy recomendables.
  • Añadir agua al huevo ayuda a que este adquiera una textura suave.
  • Esta receta es una versión simple en la que solo hemos añadido sal y azúcar, pero se recomienda poner también sake, salsa de soja, dashi (caldo elaborado con alga konbu y bonito seco, entre otros ingredientes) y mirin (un tipo de sake algo más dulce y con menor porcentaje de alcohol).
  • El tamagoyaki es un plato tan importante en la cocina casera japonesa que no puede faltar en las cajitas de comida para llevar o bentō, de ahí que recomendemos encarecidamente a los lectores que lo incluyan en su repertorio culinario.

Imágenes: Natori Kazuhisa
Con la colaboración de Usami Rika

(Traducción al español del original en japonés)

cocina japonesa Washoku gastronomía japonesa receta