Doce recetas de la cocina japonesa fáciles y deliciosas

Doce recetas de la cocina japonesa fáciles y deliciosas: 9. ‘Buta no shōgayaki’

Cultura

El buta no shōgayaki, esto es, el cerdo asado con jengibre, combina perfectamente con el arroz blanco cocido. Además, el ligero gusto picante del rizoma aviva el apetito marcadamente. Se suele preparar con carne de cerdo de corte fino, pero es posible sustituirla por carne de vacuno o de pollo sin que esto afecte a la preparación del plato.

Ingredientes (para dos o tres personas)

  • 300 gramos de carne de cerdo de corte fino (en Japón se suele vender ya cortada para hacer shōgayakien la etiqueta aparecerá la denominación “shōgayakiyō”—, aunque también vale en filetes o en recortes). Se puede preparar también con carne de vacuno o de pollo.
  • Dos cucharadas de jengibre rallado
  • Dos cucharadas de aceite de sésamo
  • Sal al gusto
  • Caldo, elaborado con:
    • dos cucharadas de azúcar
    • dos cucharadas de mirin(un tipo de sake algo más dulce y con menor porcentaje de alcohol)
    • dos cucharadas de salsa de soja
    • dos cucharadas de sake

Preparación

  1. Se ponen en un bol los ingredientes para el caldo y el jengibre rallado. Se introduce la carne y se deja marinar unos diez minutos.

Fotografía: equipo editorial de Nippon.com

  1. Se pone una sartén al fuego, medio, y se echa en ella el aceite de sésamo. Se escurre ligeramente la carne y se rehoga por ambas partes.
  2. Por último, se añade el caldo y se deja que empape toda la carne. Se recomienda probar un poco y añadir sal si fuera necesario. Se puede acompañar con algún tipo de ensalada o repollo (col repollo).

Consejos de preparación y degustación

  • El buta no shōgayaki es un plato recurrente en los hogares japoneses que tampoco puede faltar en las cajitas de comida para llevar, o bentō, así como en los restaurantes que sirven el menú del día.
  • El caldo con el jengibre estimula el apetito.
  • Si no se dispone de carne de cerdo de corte fino, se puede utilizar costilla.
  • El plato quedará igualmente delicioso si se prepara con carne de vacuno o de pollo.
  • La clave para que la carne tenga el mejor punto posible reside en añadir el caldo cuando esta se torne rosa.
  • Se recomienda espesar el caldo que queda en la sartén tras poner la carne en el plato cociéndolo ligeramente para luego echárselo a la carne.
  • Aunque se trata de un consejo aplicable a cualquier plato, conviene recordar que la preparación se hará más fácil si se comprueban todos los ingredientes y se dejan a mano todos los condimentos antes de empezar.
  • La preparación se agiliza si se ponen de antemano los ingredientes del caldo en un bol. Se corre el riesgo de que la comida se queme si se anda sacando y guardando envases.

Imágenes: Natori Kazuhisa
Con la colaboración de Usami Rika

(Traducción al español del original en japonés)

cocina gastronomia Washoku Yukimasa Rika Recetas