Sado, una isla inolvidable

La isla de Sado, que forma parte de la prefectura de Niigata, tiene unos 260 kilómetros de perímetro, lo que la convierte en la mayor de las que rodean las cuatro principales islas del archipiélago nipón. Sado es ante todo conocida por sus minas de oro y plata, pero ofrece además al turista bellezas naturales, delicias gastronómicas y una gran oferta de cultura tradicional.

Una nueva vida para una vieja casa: la historia del ‘minshuku’ Yosabei

Procedentes de Tokio, llegaron a Sado con su bebé, a raíz del Gran Terremoto del Este de Japón de marzo de 2011. En la isla, reformaron una gran casa solariega construida en el periodo Edo y la transformaron en un minshuku. En medio de la naturaleza, disfrutando la riqueza en su verdadero sentido, este joven matrimonio trabaja ahora para transmitir el encanto de Sado tanto a los visitantes como a los propios isleños.
más

Hokusetsu, una bodega de sake muy local con proyección internacional

Sado lo tiene todo para producir buen sake: un clima adecuado, buena agua y arroz de calidad. Entre las muchas bodegas locales, Hokusetsu se jacta de tener una larga historia y un gran arraigo, que le han ganado el favor de la gente. Su sake, que nace de una cuidadosa elaboración y de una filosofía empresarial bien definida, ha escalado posiciones hasta convertirse en uno de los preferidos de las celebridades de todo el mundo.
más

La isla que hizo de Japón un país legendario

Con su oro y su plata, extraídos a lo largo de 400 años, las minas de la isla de Sado sostuvieron las finanzas del shogunato de Edo y siguieron teniendo un importante papel, a partir de la era Meiji, en el proceso de modernización de Japón. Además de su influjo puramente económico, la presencia de las minas se ha hecho sentir en todas las facetas de la vida de la isla, pues han impulsado sus diversas industrias y difundido muchos elementos culturales. Presentamos en este artículo la historia y el legado dejado por estas minas, cuya inscripción en la lista del patrimonio cultural de la humanidad de la Unesco está en tramitación.
más

Conociendo Sado, la isla del oro

Situada a cuatro hora de Tokio, Sado es considerada la mayor de las islas que rodean las cuatro principales del archipiélago. Si desvelamos primero la rica historia que rodea sus minas de oro, estaremos en mejores condiciones para disfrutar de otros muchos aspectos de nuestra estancia. Presentamos a continuación la relación que la actividad minera ha tenido con la particular cultura de Sado a la vez que hacemos un recorrido por sus bellos paisajes y principales puntos turísticos, sin olvidar su cocina ni sus artes tradicionales.
más

Artículos relacionados

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia