Panorama ¡Vamos al festival de Japón!
El festival Sanja de Asakusa
El festival que adorna el comienzo del verano en Tokio
[29.08.2012] Leer en otro idioma : FRANÇAIS |

En Asakusa aún ahora pervive el ambiente del periodo Edo. Se trata de una zona rebosante de vida, al que los turistas no dejan de acudir a lo largo de todo el año, pero el momento de actividad más febril son los tres días del festival Sanja. En este festival tan representativo de Tokio, con una orgullosa tradición de 700 años, cada año se apiñan un millón y medio de personas.

Sanja, protectores de Asakusa

Desde el tercer viernes de cada mayo hasta ese domingo se celebra en el santuario de Asakusa el festival Sanja. Para conocer sus orígenes es necesario remontarse al siglo VII, cuando se fundó el templo Sensōji, el más antiguo de Tokio.

La mañana del 18 de marzo de 628, muy temprano, los hermanos Hinokuma (Hamanari y Takenari) estaban pescando en la zona baja del río que actualmente se conoce como Sumida, cuando recogieron algo en su red. Cuando se lo mostraron a un sabio de su zona, Hajino Nakatomo, descubrieron que se trataba de una imagen de la diosa bodhisattva Kannon. Los dos hermanos decidieron rendirle culto a la imagen cada día, y Nakatomo se hizo monje y convirtió su propia casa en templo: el templo Sensōji.

Templo Sensōji

Santuario de Asakusa

Tiempo después, los descendientes de esos tres hombres, siguiendo las órdenes de la diosa Kannon, comenzaron la construcción del santuario de Asakusa (que, al usar los caracteres chinos, se escribe igual que Sensōji), donde se adora a Sanja (la trinidad compuesta por Hajino Nakatomo y los hermanos Hinokuma); se dice que el santuario se completó entre los siglos XII y XIII.

El registro más antiguo que se conserva del festival Sanja data de 1312. Conmemorando la fecha (18 de marzo) en que apareció la imagen de Kannon del templo Sensōji, se trasladó el mikoshi (santuario portátil) que contenía los espíritus de la trinidad desde el santuario de Asakusa hasta la sala principal del templo Sensōji, para pasar una noche en compañía de la imagen. El día siguiente se llevó a cabo el funasai, la parte del festival en la que se cruza el río Sumida en barco, y se paseó el mikoshi en el que se hallaba la trinidad por la ciudad.

Esta tradición continúa hoy, y se carga con el mikoshi por los 44 barrios de que consta la zona de Asakusa, para ahuyentar las desgracias y pedir la bendición divina.

En 2012 se cumplen exactamente setecientos años desde el comienzo del festival Sanja. Por primera vez en 54 años se llevó a cabo el ritual de cruzar el río Sumida en barco transportando el mikoshi. Contando con la cancelación en 2011 debido al Gran Terremoto del Este de Japón, el festival conmemorativo del séptimo centenario ha prosperado grandemente.

Imágenes del festival Sanja de 2012

18 de marzo
Celebración del funatogyo (cruzar el río en barco) por primera vez en 54 años. El barco que transporta el mikoshi cruza el río Sumida. (Imagen: santuario de Asakusa)

 

17 de mayo
Víspera del festival Sanja. Tres mikoshis tras el ritual mitama ire (introducción de los espíritus), en el que van los dioses de la trinidad. Se reparte sake y mochi (pasteles de pasta de arroz).

 

18 de mayo
Comienza el festival Sanja, y se realiza un desfile en el que los bailarines -funcionarios de la asociación del barrio, trabajadores, un gran número de geishas- danzan.

 

Baile binzasara, en el que se pide una buena cosecha de los cinco granos (arroz, judías, awa, kibi y trigo)

 

19 de mayo
Cerca de cien mikoshis, de los 44 barrios de la zona, se reúnen en el templo Sensōji desde el este, el oeste y el sur. En la fotografía, un mikoshi del barrio de Komagata, en la parte sur de la zona.

 

A los participantes en el festival se les llama ujiko, y pertenecen a diversos barrios de los 44 que forman la zona. Se podría decir que el colorido hanten (chaqueta corta) que usan los ujikos reunidos en el templo Sensōji, provenientes de cada barrio, es el uniforme de su equipo.

 

20 de mayo
Último día del festival Sanja. Los mikoshis principales (aquellos que transportan a los tres dioses) salen del santuario de Asakusa: es el miyadashi. Se separan en tres direcciones y recorren los 44 barrios de la zona.

 

Devolución del mikoshi (desfile). Durante cerca de catorce horas los tres mikoshis recorren el este, el oeste y el sur de la zona de Asakusa por caminos diferentes, en una carrera de relevos por cada barrio. Por cada mikoshi se reúnen hasta 3.000 personas para ayudar a transportarlo; los violentos forcejeos por conseguirlo constituyen un espectáculo digno de verse.

 

Los tres mikoshis, tras haber terminado su dura ronda, se reciben en el camino de acceso al santuario con linternas de papel de los diferentes barrios: es el miyairi. La gran linterna de papel del pórtico principal del templo Sensōji ha sido doblada, para que puedan pasar los mikoshis.

 

Otro aspecto disfrutable del festival son sus tenderetes nocturnos. Pesca de pececitos, takoyaki (bolas de masa con pulpo), algodón de azúcar, caramelos de albaricoque, plátanos con chocolate, máscaras… los puestos callejeros se agolpan dentro del recinto del templo Sensōji. Se pueden encontrar también pinchos morunos de pepino, o ayu (un tipo de pescado) asado con sal.

 

Texto: Sakurai Shin
Imágenes: Yamada Shinji, Kodera Kei, Hanai Tomoko

  • [29.08.2012]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Galería de fotos: creando un dragón para el Suneori AmagoiEl fotógrafo Munakata Satoshi documenta el Suneori Amagoi, la peculiar celebración para invocar las lluvias que se celebra en Tsurugashima, en la prefectura de Saitama. El objeto principal de esta festividad, un gigantesco dios dragón, lo crean los vecinos del lugar con sus propias manos. En la siguiente galería de fotografías Munakata nos muestra escenas concretas de este festival, desde la elaboración del dragón hasta su procesión por la ciudad.
  • Suneori Amagoi: la procesión de un dios dragón de tres toneladasLlevado a hombros de una multitud de hombres, el dios dragón retuerce su cuerpo por las calles de Tsurugashima, en la prefectura de Saitama, en la celebración del Suneori Amagoi. Este rito, que tiene lugar una vez cada cuatro años, recibió en 2013 el Gran Premio a las Celebraciones Locales de Japón. En 2016 hemos acudido a observar esta tradición, que ha pasado de ser un llamamiento al dios de la lluvia a un festival que sirve para estrechar los lazos comunitarios de la región a lo largo de generaciones.
  • (Vídeo) El Carnaval de Samba de Asakusa¿Por qué hay un festival de samba cada año en Asakusa? Lo cierto es que esta fiesta ya es una celebración típica de cada verano. En 2014 el festival se celebró con gran ostentación y reunió a más de 500.000 turistas. Participaron 18 agrupaciones y unas 4.000 personas. Parece, sin duda, que a los japoneses les gusta bailar.
  • Vídeo: El desfile de las carrozas yamahoko, punto álgido del festival de GionEl yamahoko se engalana gracias a la colaboración de los comerciantes de Kioto. En este artículo ofrecemos un vídeo donde se pueden contemplar las 33 carrozas yamahoko que desfilan en procesión durante el Festival de Gion.
  • El festival de Gion y la hospitalidad de los comerciantes de KiotoKioto se engalana durante todo el mes de julio con motivo del festival de Gion. Las celebraciones que concentran a un mayor público son las del yoiyama, que tienen lugar entre los días 14 y 16, y el desfile de carrozas yamahoko, que se celebra el 17. Se trata de uno de los mayores festivales del verano en Japón, celebrado desde hace años gracias a la disposición y la hospitalidad de los comerciantes de la ciudad, que incluso encargaban materiales de otros países para la decoración.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia