Panorama Paseando por Asakusa como si fuéramos de Edo
Arai Bunsendō: abanicos con diseños de Edo
[11.09.2014] Leer en otro idioma : FRANÇAIS | العربية | Русский |

Aprovechar con audacia los espacios en blanco es uno de los secretos de los abanicos con diseños de Edo que elabora Arai Bunsendō, una tienda con 120 años de historia en el barrio de Asakusa.

El abanico, ese utensilio que nos proporciona aire fresco. Además, como pequeña herramienta, no puede faltar tampoco en artes tradicionales como el teatro kabuki, la danza buyō y los monólogos cómicos rakugo; los japoneses están familiarizados con este objeto desde tiempos antiguos.

Arai Bunsendō es una tienda especializada en abanicos que lleva 120 años en activo y cuenta con el favor de un gran número de actores de kabuki, bailarines de buyō y monologuistas de rakugo. Los abanicos de Edo sobresalen por sus diseños, en los que se aprovechan con audacia los espacios en blanco. Por ejemplo, si el dibujo es un dragón, se trazan solo la cabeza y la cola a ambos extremos del abanico; esconder el resto del cuerpo es una forma de expresar sus gigantes dimensiones. “Lo principal es hacer disfrutar al portador de un abanico sin dibujar mucho en este”, afirma Arai Osamu, maestro artesano y diseñador que representa la cuarta generación de una familia dedicada a la elaboración de abanicos. Los diseños inspirados en el teatro kabuki son populares y hay personas que incluso encargan abanicos con motivos relacionados con el contenido de la obra que van a ver.

Los abanicos de Arai Bunsendō y la cultura elegante de shitamachi siempre han sido muy queridos y valorados por el pueblo.

Los tonos intensos de estos abanicos shibusen, un tipo empleado antiguamente por los samuráis, se han conseguido tiñéndolos repetidas veces con taninos de caqui. Los pequeños, para mujer, cuestan 3.040 yenes; los grandes, para hombre, 3.460 yenes.

Abanicos de uso común con diseños inspirados en el teatro kabuki. El de la izquierda (10.300 yenes) evoca la obra Hōkaibō, interpretada por Nakamura Kanzaburō XVIII. El de la derecha (9.500 yenes) recuerda a la obra Benten kozō Kikunosuke.

Paipai con grabado original, 550 yenes.

Arai Osamu, maestro artesano perteneciente a la cuarta generación propietaria del establecimiento. Elabora abanicos con diseños originales.

El abanico se fija con una única pieza metálica.

Utensilios empleados para hacer un abanico.

Arai Bunsendō (sucursal de la Puerta Kaminari)
Dirección: Tōkyō-to Taitō-ku Asakusa 1-20-2
Tel.: 03-3841-0088
Horario: De 10:30 a 18:00. Cerrado por descanso el primer lunes de cada mes posterior al día 20.
Se aceptan encargos a partir de una unidad. El establecimiento no dispone de información en inglés.
Precios: Abanicos a partir de 1.100 yenes. Modelos para mujer decorados a mano a partir de 8.200 yenes, y para hombre, desde 8.900 yenes.

  • [11.09.2014]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Tambores de todo el mundo en AsakusaEn Japón existen tambores de diferentes tamaños y formas desde tiempos antiguos. Este instrumento musical no puede faltar en todo festival tradicional que se precie (matsuri en japonés). El barrio tokiota de Asakusa alberga un museo del tambor en el que se exhiben tambores no solo de Japón, sino también piezas únicas de todo el mundo.
  • Hantenya: prendas originales teñidas a mano que ayudan a animar los festivalesEn cada matsuri puede verse a numerosos participantes vistiendo el hanten, un kimono corto. Visitamos a Kojima Akihiro, cuya familia se dedica desde hace más de un siglo a la venta de estos kimonos y otras prendas tradicionales japonesas que nunca pasan de moda. 
  • Kamiya: el primer bar de Japón y su famoso cóctel que quita el hipoDurante la era Meiji (1868-1912) Japón se transformó con la llegada de las costumbres de Occidente. En nuestro paseo por Asakusa encontramos el primer bar que abrió sus puertas en el país en 1880, Kamiya, cuyo cóctel más famoso, el denki bran, se ha convertido hoy en un trago que hace aflorar la nostalgia al primer sorbo.
  • Tōkyō Wazarashi: los paños “tenugui” y la elegancia de EdoEl tenugui es uno de los objeto típicos de la cultura tradicional japonesa, un tejido con una infinidad de usos. Tōkyō Wazarashi ha convertido sus paños y toallas tradicionales en accesorios que evocan la elegancia de la moda Edo.
  • Asakusa Imahan: un “sukiyaki” ortodoxo elaborado con la mejor carne vacuna de JapónDesde que abriera sus puertas en 1895 el restaurante Asakusa Imahan es famoso por su sukiyaki. Descubrimos este lugar en el que nos invitan a disfrutar de la buena carne y del ambiente del shitamachi.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia