Panorama Los cerezos y Japón
El templo Senkōji de Onomichi: cerezos y rocas ciclópeas en la ciudad de las cuestas
[12.04.2018] Leer en otro idioma : FRANÇAIS |

Los cerezos del parque de Senkōji ponen un toque de suave color al bello paisaje de Onomichi. Estos árboles son vástagos de los tres grandes cerezos de Japón. Las rocas son el otro gran atractivo del monte Senkōji.

Gran panorámica y bellos cerezos

Una ciudad plagada de cuestas, donde la historia y la cultura están a flor de piel. Así es Onomichi. El parque de Senkōji, situado en su parte más alta, a 144 metros de altitud, es conocido por las buenas vistas que ofrece del estrecho de Onomichi. En primavera, los protagonistas son sus magníficos sakura, con sus floridas copas alrededor del Museo Municipal de Bellas Artes, que han situado este lugar en la Sakura meisho hyaku-sen (“Selección de los 100 mejores lugares del sakura”). Contemplados de cerca, los árboles resultan preciosos, pero vistos desde el punto más alto del lugar, en combinación con la gran panorámica de Onomichi, mar y montaña, cielo y ciudad, su belleza se potencia todavía más.

El manto rosa pálido de los cerezos en plena floración sobre el fondo de las plácidas aguas del estrecho de Onomichi, una perfecta combinación. En el centro, el Museo Municipal de Bellas Artes.

El parque se jacta de contener cerca de 1.500 árboles, pero lo destacable no es solo su número: entre ellos se pueden encontrar vástagos de todos los integrantes de la insigne trinidad de grandes cerezos del país: el Takizakura o Cerezo-Cascada de Miharu (prefectura de Fukushima), el Jindaizakura de Yamataka (prefectura de Yamanashi) y el Usuzumizakura de Neodani (prefectura de Gifu). No es fácil encontrar una representación completa de dicha trinidad en un mismo lugar, pero tampoco lo es encontrar sakura de las variedades gyoikō y ukon, que dan flores amarillas o verdosas, y que también se encuentran aquí. Quienes vienen a este parque para el preceptivo hanami (contemplación de la flor del cerezo) cada primavera no corren peligro de aburrirse.

El estrecho de Onomichi con el Gran Puente de Shin-Onomichi al fondo, visto a través de los cerezos en flor del parque de Senkōji.

Parque de Senkōji

  • Dirección: Nishitsuchidō-chō 19, Onomichi-shi, Hiroshima-ken
  • Entrada: Gratuita
  • Aparcamiento: 600 yenes por día, de 8.30 a.m. a 5.30 p.m.

El impresionante roquedal del monte Senkōji

El templo budista de Senkōji, construido en el año 806, es famoso por sus interesantes formaciones rocosas, entre las que destacan la pareja llamada Meotoiwa (rocas Marido y Mujer), la Kagamiiwa (roca Espejo) y la Tama-no-iwa (roca Bola).

Las rocas Meoto resultan muy intrigantes, pues en una de ellas vemos grabada la silueta de un karasutengu (ser mitológico alado, de aspecto terrorífico). La Kagamiiwa fue descubierta hace pocos años, en 2000. Una leyenda local pregonaba su existencia pero esta no pudo ser confirmada hasta esas fechas debido a la profusa vegetación de la ladera.

Las rocas Meoto, en el monte Senkōji, con una figura mitológica grabada en una de ellas.

La Kagamiiwa (roca Espejo), descubierta en los últimos años.

La ladera del monte Senkōji, con la Tama-no-iwa (roca Bola) visible entre el arbolado, vista desde la cabina del teleférico.

Templo de Senkōji

  • Dirección Higashitsuchidō-chō 15-1, Onomichi-shi, Hiroshima-ken
  • Entrada: Gratuita

Teleférico del monte Senkōji

  • Tarifa de ida: 320 yenes (adultos), 160 (niños); tarifa de ida y vuelta: 500 (adultos), 250 (niños)
  • Horario: De 9.00 a.m. a 5.15 p.m (sale cada 15 minutos)
  • Tel.: 0848-22-4900
  • Sitio web:  http://onomichibus.jp/ropeway/

Un tranquilo paseo por una ciudad muy cinematográfica

Onomichi, a veces llamada “la ciudad de las cuestas” o “la ciudad de los gatos”, es un lugar propicio para dar paseos, si bien muchas de sus pendientes son muy pronunciadas y con escalones de piedra. Por esta razón, en la subida se recomienda usar el teleférico del monte Senkōji y dejar el ejercicio para la bajada, una vez visitado el templo. Sus calles, que han servido de escenario a muchas películas, evocan tiempos pasados. Los amantes de los gatos las disfrutarán mucho, pues en ellas pueden verse muchos felinos durmiendo confiadamente la siesta.

En 2014 se inauguró cerca del estrecho de Onomichi el complejo ONOMICHI U2, con el que se trata de responder a las necesidades de los cicloturistas que recorren la Shimanami Kaidō (ruta marítima de Shimanami). Es una instalación muy chic, que fue creada reformando unos almacenes portuarios preexistentes. Dotada de un área de 2.000 metros cuadrados, incluye un hotel, bares y comercios. Un sitio perfecto para tomarse un descanso después de un paseo.

Onomichi ofrece muchas calles en pendiente tan pintorescas como esta.

El complejo ONOMICHI U2, construido aprovechando unos almacenes portuarios.

ONOMICHI U2

  • Dirección: Nishigosho-chō 5-11
  • Tel.: 0848-21-0550
  • Acceso: A cinco minutos a pie de la estación de Onomichi (JR)

Fotografías y texto: Kuroiwa Masakazu (96BOX)

Fotografía del encabezado: el Gran Puente de Shin-Onomichi, punto de partida de la Shimanami Kaidō (ruta marítima de Shimanami), visto a través de los cerezos en flor.

Etiquetas:
  • [12.04.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Los cerezos y el castillo de Hirosaki• Dos millones de personas visitan cada año este enclave famoso por sus cerezos. • El castillo de Hirosaki, el monte Iwaki y el sakura conforman una bella estampa. • En 2018 se cumple un centenario del inicio de las festividades de los cerezos en flor, efeméride que se celebra con numerosos actos.
  • Los cerezos de Kakunodate, en la prefectura de AkitaLa localidad de Kakunodate alberga dos lugares famosos por sus cerezos. Los cerezos llorones que sobresalen de los muros negros en la calle Bukeyashiki conforman una bella estampa, tanto de día como de noche. Se puede contemplar los cerezos en flor dando un paseo en rickshaw.
  • El parque del Castillo de Osaka: 3.000 árboles y una lección de historiaEntre sus árboles está el que sirve de criterio para anunciar el inicio de la floración en la ciudad. El parque Nishinomaru cuenta con 300 ejemplares de someiyoshino. Los cerezos yaezakura de floración tardía plantados junto a la entrada de Tamatsukuriguchi aseguran un espectáculo floral duradero
  • ¡Vamos a ver los cerezos! Los sabios consejos de un expertoNo bien comienzan a florecer los cerezos (sakura), en Japón no se habla de otra cosa. ¿Qué tendrán estas flores para cautivar así a la gente? Asada Nobuyuki, uno de los responsables de la Asociación Japonesa del Sakura, nos habla de cómo disfrutar mejor de estas encantadoras escenas primaverales.

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia