Panorama Los cerezos y Japón
Los cerezos de Kakunodate, en la prefectura de Akita
[25.04.2018] Leer en otro idioma : FRANÇAIS |

La localidad de Kakunodate alberga dos lugares famosos por sus cerezos. Los cerezos llorones que sobresalen de los muros negros en la calle Bukeyashiki conforman una bella estampa, tanto de día como de noche. Se puede contemplar los cerezos en flor dando un paseo en rickshaw.

Disfrutar de los cerezos en flor en la calle Bukeyashiki nos hará viajar en el tiempo hasta el período Edo

La localidad de Kakunodate fue construida, alrededor de un castillo, por el clan Ashina en 1620. Posteriormente, el clan Satake se encargó de perpetuar su historia. La calle Bukeyashiki, en la que se alinean varias antiguas residencias de samuráis, y una distribución urbana datada del período Edo (1603-1868) la hacen digna de su sobrenombre: el Pequeño Kioto de Michinoku (“El fondo del camino”, una denominación alternativa para la región de Tōhoku).

La época de floración de los cerezos es, sin duda alguna, la de mayor esplendor en Kakunodate. Los cerezos llorones que sobresalen de los muros negros y la entrada de las antiguas residencias de samuráis a ambos lados de la mencionada calle parecen cubrir estas construcciones con sus ramas llenas de pétalos. El contraste entre la rigurosidad de estas construcciones y el rosa pálido del sakura es sublime.

Los cerezos llorones de la calle Bukeyashiki suelen lucir así en la última quincena de abril. (Cortesía de la Asociación de Turismo de Kakunodate.)

En la actualidad, hay unos 400 cerezos llorones en toda la zona. El origen de estos árboles se remonta, al parecer, a hace 350 años, cuando la esposa de Satake Yoshiaki, de la segunda generación del homónimo clan, llegó a Kakunodate procedente de Kioto. La joven, integrante de los Sanjō, una familia de la nobleza, tenía tres retoños de estos árboles en su ajuar. 162 de estos especímenes de gran tamaño con más de tres siglos de historia son Patrimonio Natural de Japón.

Algunas de las antiguas residencias de samuráis, como la de los Ishiguro y la de los Aoyagi, permanecen abiertas al público, por lo que es posible contemplar los cerezos de sus jardines. Además, se puede disfrutar de la elegante arquitectura de la localidad dando un paseo en uno de los rickshaw que circulan por la calle Bukeyashiki. El imponente cerezo llorón del Kakunodate Kabazaiku Denshōkan es uno de los más fotografiados por los turistas. En este museo se muestra cómo trabajan los maestros del kabazaiku, esto es, la artesanía tradicional elaborada con la corteza de la especie de cerezo yamazakura.

Los rickshaw empiezan y terminan su recorrido frente al Kakunodate Kabazaiku Denshōkan. (Cortesía de la Asociación de Turismo de Kakunodate.)

Cerezos en la orilla del río Hinokinai

El río Hinokinai atraviesa Kakunodate. (Cortesía de la Asociación de Turismo de Kakunodate.)

Si se camina desde la calle Bukeyashiki durante unos tres minutos, se llega al río Hinokinai, que tiene una curva leve en una parte de su recorrido. En su orilla se suceden los cerezos a lo largo de dos kilómetros, aproximadamente. Los primeros árboles –cerca de 400 cerezos de la variedad somei-yoshino (Prunus yedoensis)– se plantaron en 1934 para conmemorar el nacimiento del emperador Akihito. Por lo general, florecen en la última quincena de abril; cuando se encuentran en plena floración, se puede pasear por el “túnel” que forman.

Los cerezos del río Hinokinai y los de la calle Bukeyashiki forman parte de la lista de los cien mejores lugares de todo Japón para contemplar estas flores. (Cortesía de la Asociación de Turismo de Kakunodate.)

Cada año, Kakunodate celebra su Festival de los Cerezos del 20 de abril al 5 de mayo. Durante el mismo, se llevan a cabo diversas actividades, como una iluminación nocturna especial en la calle Bukeyashiki. Además, es posible alquilar un kimono y darle un toque elegante a los paseos bajo los cerezos. Los cerezos llorones de las antiguas residencias de samuráis y los de la orilla del río difieren en sus fechas de plena floración, de ahí que uno de los principales atractivos de la localidad sea gozar de una primavera en la que se puede disfrutar del sakura durante unos días más que en otros lugares.

【DATA】
  • Lugares: calle Bukeyashi y río Hinokinai, Kakunodate (ciudad de Senboku, prefectura de Akita)
  • Cómo llegar: unos 20 minutos a pie desde la estación de tren de Kakunodate
  • Contacto: 0187-54-2700(Asociación de Turismo de Kakunodate)
  • Fechas del Festival de los Cerezos: del 20 de abril al 5 de mayo
  • Sitio web: http://kakunodate-kanko.jp/ (disponible en japonés, inglés, chino y coreano)
    ※ Asociación de Turismo de Kakunodate, dirección: Akita-ken Senboku-shi Kakunodate-machi Kamisugasawa 394-2
    Folletos sobre Kakunodate disponibles en japonés, inglés, chino y coreano
    Carteles informativos en japonés, inglés, chino y coreano
    Hay personal que habla japonés e inglés
    Audioguías (por aplicación para teléfonos inteligentes) en inglés, chino, coreano, francés, ruso y español

Otros lugares de la zona: Casa museo Aoyagi

Solo los samuráis de alto rango con ciertos méritos obtenían permiso para construir puertas como esta, de un estilo conocido como “Yakuimon”. (Cortesía de la Asociación de Turismo de Kakunodate.)

La casa de los Aoyagi sobresale entre las demás antiguas residencias de samuráis situadas en la calle Bukeyashiki, en particular por su puerta del estilo conocido como “Yakuimon” y construida en 1860. La vivienda, ubicada en unos terrenos que ocupan una superficie total cercana a los 10.000 m2, está divida en seis museos diferentes: uno de ellos es la armería, donde se exponen espadas típicas de Akita y otros objetos de valor, como un casco de los denominados “rokujūniken koboshikabuto” (decorado con 62 líneas formadas por pequeños puntos); otro es el edificio principal, que se conserva tal y como se construyó hace unos dos siglos. Destaca también su jardín, en el que hay 600 tipos de plantas con flores. Otros de los puntos fuertes de la visita a la casa es la oportunidad de admirar un árbol único en todo Japón, un cerezo de la variedad yaebenishidare. Por lo general, florece entre la segunda quincena de abril y la primera de mayo, como si sus ramas, llenas de flores rosa pálido, cayeran.

【DATA】
  • Dirección: Akita-ken Senboku-shi Kakunodate-machi Omotemachishimochō 3
  • Cómo llegar: unos 20 minutos a pie desde la estación de tren de Kakunodate
  • Contacto: 0187-54-3257
  • Horario: de lunes a domingo, de 9:00 a 17:00 (en febrero y marzo, de 9:00 a 16:30)
  • Entrada: adultos, 500 yenes; estudiantes de secundaria básico o superior, 300 yenes; estudiantes de primaria, 200 yenes (se hacen descuentos a grupos)
    ※  Se aceptan tarjetas de crédito
  • Sitio web: http://www.samuraiworld.com/index.php (disponible en japonés, inglés, chino, coreano y ruso)
    Folletos disponibles en japonés, inglés, chino, coreano y rusoCarteles informativos en japonés, inglés, chino y coreano (en estos dos últimos idiomas, solo una parte)Hay personal que habla japonés e inglés (para contar con un guía de este último idioma, es necesario reservar)

Texto: Shoe Press

Fotografía del encabezado: cerezos llorones sobresaliendo de los muros negros de la calle en la que se alinean varias antiguas residencias de samuráis (cortesía de la Asociación de Turismo de Kakunodate)

(Traducción al español del original en japonés)

Etiquetas:
  • [25.04.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Los cerezos y el castillo de Hirosaki• Dos millones de personas visitan cada año este enclave famoso por sus cerezos. • El castillo de Hirosaki, el monte Iwaki y el sakura conforman una bella estampa. • En 2018 se cumple un centenario del inicio de las festividades de los cerezos en flor, efeméride que se celebra con numerosos actos.
  • El parque del Castillo de Osaka: 3.000 árboles y una lección de historiaEntre sus árboles está el que sirve de criterio para anunciar el inicio de la floración en la ciudad. El parque Nishinomaru cuenta con 300 ejemplares de someiyoshino. Los cerezos yaezakura de floración tardía plantados junto a la entrada de Tamatsukuriguchi aseguran un espectáculo floral duradero
  • El templo Senkōji de Onomichi: cerezos y rocas ciclópeas en la ciudad de las cuestasLos cerezos del parque de Senkōji ponen un toque de suave color al bello paisaje de Onomichi. Estos árboles son vástagos de los tres grandes cerezos de Japón. Las rocas son el otro gran atractivo del monte Senkōji.
  • ¡Vamos a ver los cerezos! Los sabios consejos de un expertoNo bien comienzan a florecer los cerezos (sakura), en Japón no se habla de otra cosa. ¿Qué tendrán estas flores para cautivar así a la gente? Asada Nobuyuki, uno de los responsables de la Asociación Japonesa del Sakura, nos habla de cómo disfrutar mejor de estas encantadoras escenas primaverales.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia