El fotógrafo de ‘ukiyo-e’ Kichiya y su versión de las ‘Cien famosas vistas de Edo’

El puente de Kyōbashi y el mercado de bambú

Cultura Arte

Kyōbashi takegashi (El puente de Kyōbashi y el mercado de bambú), imagen número 56 de la serie de vistas famosas de Edo pintadas por Utagawa Hiroshige, es una vista nocturna del puente de Kyōbashi con un mercado de bambú, iluminados por la luna llena.

Una autopista cubre el río que bordeaba el mercado de bambú

Kyōbashi debe su nombre al hecho de que, en el periodo Edo, era el primer puente que se cruzaba al salir en dirección a Kioto desde Nihonbashi, punto de partida de la vía Tōkaidō. El cuadro original ilustra una vista nocturna del puente con el mercado de bambú a orillas del río, iluminados por la luz de la luna llena. Debía de ser un paisaje muy familiar para Hiroshige, que al parecer residía en Tokiwa-chō. La hermosa perspectiva del mercado bordeando la orilla confiere un notable relevo al puente, en primer plano.

Se dice que el cuadro representa un paisaje otoñal (entre julio y septiembre del antiguo calendario lunar), por lo que creía que la luna llena era la del día de la mitad de otoño (15 de agosto). Sin embargo, hay quien afirma que en realidad se trata de la luna llena del 15 de julio, porque los hombres que cruzan el puente vuelven de la peregrinación al monte Ōyama llevando bonten. Puede que los peregrinos se apresurasen en regresar a la ciudad para llegar a tiempo al festival del Urabon, cuyo día central era, precisamente, el 15 de julio.

Tomé la fotografía desde el extremo norte del cruce de Ginzadōriguchi, bajo la autopista de Tokio. El río quedó enterrado y allí ya no hay ningún puente. Al llegar me pareció una estampa decepcionante, pero luego me di cuenta de que las luces del semáforo se reflejaban en la valla de la autopista. Sustituyendo el bambú por la valla, ajusté la perspectiva con un objetivo gran angular y capté la imagen con el reflejo de la luz verde del semáforo.

Información sobre el lugar

Construido por el Gobierno de Edo, Kyōbashi se alzaba sobre pilares adornados con giboshi, ornamentos con forma de piedras preciosas que indicaban que se trataba de un puente importante. Los únicos puentes de la ciudad que llevaban estos adornos, aparte de los del castillo, eran Nihonbashi, Kyōbashi y Shinbashi.

El puente original de madera se sustituyó por uno con arco de piedra en 1875. Volvió a reconstruirse en 1905 y en 1922, pero en 1959 enterraron el río sobre el que se alzaba. Actualmente se conservan en la acera del lugar dos pilares del puente de 1875 y uno del de 1922.

La zona de Kyōbashi recibió su nombre en 1931. Hoy en día es un barrio de oficinas que alberga un buen número de grandes firmas, con un toque cultural gracias a la presencia del Museo de Arte Bridgestone y de abundantes galerías y anticuarios. Aunque el paisaje del periodo Edo es ahora una carretera al este de Chūō-dōri, en 2012 la vía se rebautizó como Kyōbashi Takegashi-dōri en honor al antiguo puente y al mercado de bambú.

Tokio Edo Fotografía Ukiyoe