Panorama Viajando por las provincias
Una ventana al Japón prehistórico: el yacimiento de Sannai-Maruyama en Aomori
[04.10.2018]

Sannai-Maruyama, en la prefectura de Aomori en el norte de Japón, es uno de los lugares recomendados para conocer más sobre la prehistoria de Japón. Se encuentra a unos 30 minutos de la estación de JR Aomori, y en él se pueden ver reproducciones de edificios y más de 1.700 objetos encontrados en el yacimiento.

El yacimiento arqueológico de Sannai-Maruyama

Viviendas excavadas en la tierra. © Pixta.

Sannai-Maruyama es un amplio asentamiento prehistórico situado en la región del suroeste de la prefectura de Aomori que se formó en la cultura Jōmon (años 10.000 a 300 a.C.). Se supo de su existencia durante siglos, pero solo se conoció el verdadero tamaño de este sitio cuando comenzaron las excavaciones arqueológicas en 1992. Dichos trabajos revelaron evidencias de ocupación humana, como viviendas excavadas en la tierra y estructuras sujetadas por pilares, túmulos y tumbas de adultos y niños, así como una abundante cantidad de objetos de barro y piedra, ornamentos personales y artefactos hechos con hueso y cuerno.

Dada la importancia histórica de Sannai-Maruyama, el Gobierno de la prefectura ha conservado el sitio desde 1994, y en el año 2000 el Gobierno de Japón lo designó como lugar histórico nacional especial. Algunas estructuras, como las casas soportadas por grandes pilares y los fosos, han sido reconstruidas, lo que ofrece a las personas que visitan el lugar una idea de cómo era la vida en el Japón prehistórico.

El Museo Sanmaru dentro del centro para visitantes Jōmon Jiyūkan exhibe alrededor de 1.700 de los objetos encontrados en el yacimiento, incluyendo 500 que han sido designados como Bienes Culturales Importantes. El centro de visitantes también dispone de un taller, un restaurante y otras instalaciones.

Acceso: desde la estación de JR Aomori se puede tomar el autobús municipal de Aomori hacia Sannai-Maruyama Iseki-mae y bajar en el yacimiento de Sannai-Maruyama. Se tarda aproximadamente 30 minutos.

(Fotografía del encabezado: viviendas excavadas en la tierra reconstruidas en el sitio de Sannai-Maruyama. Por cortesía de la Guía de Turismo Aptinet Aomori del Gobierno de la prefectura de Aomori.)

Etiquetas:
  • [04.10.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Explorando Shiretoko, en Hokkaidō: cascadas cálidas, estrellas y rutas paisajísticas por carreteraLa cascada de Furepe, registrada como Patrimonio Mundial, está a un agradable paseo del Centro Natural de Shiretoko. Más al norte también podemos disfrutar de las fuentes termales en las cascadas cálidas de Kamuiwakka. La cascada de Oshinkoshin completa la triada de cascadas de Shiretoko. La espectacular autopista del paso de Shiretoko ofrece vistas mágicas desde una carretera transpeninsular durante una breve época del año.
  • Shirakawa-gō y Gokayama: un Patrimonio de la Humanidad coloreado por las hojas otoñalesLas hojas otoñales brillan entre las elegantes casas construidas con el estilo gasshō-zukuri. Son unos asentamientos donde se puede sentir la vida de las zonas montañosas tradicionales de Japón. Es una zona organizada también como lugar turístico donde hay casas particulares que abren sus puertas al público.
  • Los colores del otoño en Kioto: el templo Tōfuku y sus puentesEl templo Tōfuku es uno de los mayores complejos budistas de Japón, con cerca de dos mil árboles cuyas hojas tornan de color en otoño. Además, se trata del lugar de Kioto donde se puede contemplar el enrojecimiento de las hojas hasta el final de la temporada. Alberga multitud de puntos de interés, como la Puerta Sanmon, designada Tesoro Nacional, y un jardín de musgo.
  • Las vistas otoñales más hermosas de Tōhoku: Miyagi, Yamagata y FukushimaRecorremos las prefecturas de Miyagi, Yamagata y Fukushima para mostrarles algunos enclaves ideales para disfrutar de los hermosos colores que la naturaleza ofrece en otoño.
  • Los colores del otoño en Miyajima: el parque Momijidani y el monte MisenPresentamos los mejores enclaves para ver las hojas rojas de otoño en Miyajima, lugar de origen de los famosos dulces momiji manjū. Destaca la grandiosa naturaleza del monte Misen, cuya falda es Patrimonio de la Humanidad. El mirador del monte y el templo budista son algunos de los muchos puntos turísticos de la zona.

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia