Panorama Viajando por las provincias
Paisajes de Saga: una estampa otoñal en el Kunen’an
[15.10.2018]

El Kunen’an, situado en la prefectura de Saga, se embellece de manera especial al llegar el otoño. Sus jardines son abiertos únicamente dos veces al año, en otoño y en primavera.

Otoño en el Kunen’an

Este amplio espacio natural queda envuelto en los colores del otoño.

El Kunen’an es un espacio de gran belleza paisajística particularmente famoso por su follaje otoñal. El conjunto está formado por una villa construida por el empresario de Saga Itami Yatarō (1866-1933) y una serie de jardines creados bajo la dirección de un monje local de la rama Jōdo Shinshū (Tierra Pura) llamado Hotori, un reputado jardinero paisajista. El nombre Kunen’an, que significa “la morada de los nueve años”, se refiere al tiempo que se tardó en completar los jardines, cuya construcción comenzó en el 1900.

La villa está edificada en el estilo sukiya-zukuri que combina elementos de la casa de té tradicional con la arquitectura residencial aristocrática shoin. En los hermosos jardines, que acogen el lejano paisaje de las llanuras de Tsukushi a través del estilo de “paisaje prestado” shakkei, hay plantadas azaleas y arces entremezclados con árboles autóctonos y un exuberante manto de musgo. En el otoño esta extensión de 6.800 metros cuadrados se transforma con el cambio de color de las hojas de los árboles. Los jardines solo abren al público dos veces al año, en la primavera cuando brotan las primeras hojas y en el otoño.

Acceso: a 15 minutos en taxi o autobús desde la estación de Kanzaki en la línea principal de JR Nagasaki.

Sitio web: Saga, guía de viajes oficial de Japón

(Fotografía del encabezado: una elegante muestra de la refinada arquitectura sukiya-zukuri. Información por cortesía de la Federación de Turismo de la Prefectura de Saga.)

Etiquetas:
  • [15.10.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Explorando Shiretoko, en Hokkaidō: cascadas cálidas, estrellas y rutas paisajísticas por carreteraLa cascada de Furepe, registrada como Patrimonio Mundial, está a un agradable paseo del Centro Natural de Shiretoko. Más al norte también podemos disfrutar de las fuentes termales en las cascadas cálidas de Kamuiwakka. La cascada de Oshinkoshin completa la triada de cascadas de Shiretoko. La espectacular autopista del paso de Shiretoko ofrece vistas mágicas desde una carretera transpeninsular durante una breve época del año.
  • Shirakawa-gō y Gokayama: un Patrimonio de la Humanidad coloreado por las hojas otoñalesLas hojas otoñales brillan entre las elegantes casas construidas con el estilo gasshō-zukuri. Son unos asentamientos donde se puede sentir la vida de las zonas montañosas tradicionales de Japón. Es una zona organizada también como lugar turístico donde hay casas particulares que abren sus puertas al público.
  • Los colores del otoño en Kioto: el templo Tōfuku y sus puentesEl templo Tōfuku es uno de los mayores complejos budistas de Japón, con cerca de dos mil árboles cuyas hojas tornan de color en otoño. Además, se trata del lugar de Kioto donde se puede contemplar el enrojecimiento de las hojas hasta el final de la temporada. Alberga multitud de puntos de interés, como la Puerta Sanmon, designada Tesoro Nacional, y un jardín de musgo.
  • Las vistas otoñales más hermosas de Tōhoku: Miyagi, Yamagata y FukushimaRecorremos las prefecturas de Miyagi, Yamagata y Fukushima para mostrarles algunos enclaves ideales para disfrutar de los hermosos colores que la naturaleza ofrece en otoño.
  • Los colores del otoño en Miyajima: el parque Momijidani y el monte MisenPresentamos los mejores enclaves para ver las hojas rojas de otoño en Miyajima, lugar de origen de los famosos dulces momiji manjū. Destaca la grandiosa naturaleza del monte Misen, cuya falda es Patrimonio de la Humanidad. El mirador del monte y el templo budista son algunos de los muchos puntos turísticos de la zona.

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia