Panorama Viajando por Hokkaidō: festivales y enclaves naturales
La carretera y el paso de Shiretoko: vistas espectaculares durante las cuatro estaciones
[03.01.2019]

La carretera de Shiretoko es la ruta nacional con el tiempo de apertura más corto en Japón. Desde el paso de Shiretoko se puede observar el imponente monte Rasudake y Kunashiri, una de las islas Kuriles. Este enclave es famoso por sus verdes paisajes primaverales, por su cielo estrellado en verano y sus hojas rojizas en otoño.

La carretera natural de Shiretoko se abre paso entre la nieve  

Shiretoko se encuentra en la zona este de Hokkaido y está registrado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. La carretera de Shiretoko, que conecta la ciudad de Shari-chō en el lado oeste y la ciudad de Rausu-chō en el lado este, es la única ruta que cruza la península de Shiretoko. La construcción comenzó en 1963 y fue inaugurada 18 años más tarde, en 1980, con un coste de 8.800 millones de yenes.

Al tratarse de una región donde los cambios meteorológicos son intensos y dado que ocurren con facilidad avalanchas, desprendimientos de tierra y otros desastres, las condiciones para su gestión son muy estrictas. Un tramo de 23,8 km de su longitud total de 27,3 km está cerrado desde principios de noviembre hasta finales de abril. Por ese motivo, es conocida como la carretera nacional con el tiempo de apertura más corto en Japón.

Puerta durante el cierre de la carretera.

Trabajos de remoción de nieve con quitanieves rotatorio y excavadora hidráulica. Fotografía por cortesía de la Asociación de Turismo de Shiretoko Shari-chō

El trabajo de remoción de la nieve se realiza destinado a la apertura de la carretera que se hace cada primavera y dura alrededor de un mes y medio. Debido a que la altura de la pared de nieve que se puede formar a ambos lados de la carretera por estas obras es de 3 a 8 metros, antes de la apertura se ha convertido en un evento anual pasear entre ellas, lo que ha venido a denominarse “Shiretoko yukikabe walk” (Paseo entre las paredes de nieve de Shiretoko). Existen dos rutas: la ruta de Utoro, que es para los principiantes y tiene una distancia de 6 km, y la ruta de Rausu que es para los más veteranos con 10 km. Se ha vuelto muy popular el pasear por el camino rodeado por las impactantes paredes de nieve, contemplar el Rausudake cubierto de nieve (altitud 1661 m) y observar los trabajos de remoción de nieve.

Dado que hay una restricción de tráfico por la noche durante un tiempo después de la apertura, solo está disponible las 24 horas del día a partir de finales de mayo. Al ser un área registrada como patrimonio natural mundial, uno de los requisitos para su protección medioambiental es que en la carretera no se rocíe ni agentes anticongelantes ni con grava. Por ese motivo se cierra al tráfico incluso cuando se determina que atravesarla con neumáticos de verano es difícil debido a la nieve y la congelación. Es necesario verificar la información de tráfico al visitarla.

Personas marchando entre las paredes de nieve de Shiretoko mientras contemplan las nieves plateadas de Rausudake. Foto cortesía de Asociación de Turismo de Shiretoko Shari-chō.

En el área del Patrimonio Natural Mundial hay una ruta en coche con unas vistas maravillosas

La carretera de Shiretoko durante el período de apertura está llena de magníficas vistas y paisajes destacados. Es particularmente hermosa la vista desde el paso de Shiretoko, que es el punto de mayor altura (738 metros), y uno de los 8 mejores paisajes de esta región. Se puede ver la nieve remanente todavía a finales de julio en pleno verano.  Desde el mirador se puede divisar de cerca el Rausudake y en los días soleados se puede divisar Kunashiri, una de las islas Kuriles. Durante el otoño también es famoso por la belleza de sus hojas al cambiar de color; si se tiene suerte, se puede disfrutar del mar de nubes y la salida del sol al mismo tiempo.

Desde el mirador del paso de Shiretoko a mediados de junio se divisan las últimas nieves del Rausudake.

Una hermosa salida de sol entre el mar de nubes. A lo lejos se divisa la isla Kunashiri. Foto cortesía de la Asociación de Turismo de Shiretoko Shari-chō.

Al haber un lugar para el estacionamiento de vehículos frente al mirador y aseos que se pueden usar durante 24 horas, goza de popularidad como ruta para pasear en coche. Más abajo, hacia el lado de Rausu, hay curva pronunciada a unos 650 metros sobre el nivel del mar. En esta zona los paisajes primaverales y otoñales son especialmente hermosos. El lugar es también conocido como Mikaeri tōge (el paso de la vuelta de mirada atrás) ya que desde la carretera se puede ver el Rausudake, la ciudad de Rausu y hasta la isla de Kunashiri.

Paisaje otoñal desde “Mikaeri tōge”. Foto cortesía de la Asociación de Turismo de Shiretoko Shari-chō. Paisaje otoñal desde “Mikaeri tōge”. Foto cortesía de la Asociación de Turismo de Shiretoko Shari-chō.

Uno de los mejores cielos estrellados de Hokkaidō

Aunque hay muchos puntos en Hokkaidō donde divisar el cielo iluminado por las estrellas, el paso de Shiretoko goza de una gran reputación por ser un lugar donde los astros brillan aún más debido a que hay pocas luces artificiales. La Vía Láctea también puede verse claramente a simple vista, por lo que parece un planetario natural.

La brillante Vía Láctea vista desde el paso de Shiretoko.

El cielo estrellado es aún más hermoso si se espera a ir a verlo cuando hay luna nueva, pero si además aparece el mar de nubes, la luz lunar lo convierte en un escenario realmente de ensueño.

En Rausuchō, la pesca del calamar comienza a partir de alrededor de septiembre y la luz de los barcos de pesca ilumina el cielo. De junio a agosto es la mejor época para mirar el cielo estrellado. Animales salvajes como zorros, venados, osos pardos y similares pueden aparecer en la carretera de Shiretoko, por eso es importante tener mucho cuidado mientras se conduce por la noche. Las noches en el paso de Shiretoko son frías incluso en verano, así que se recomienda tomar medidas contra el frío y disfrute el cielo estrellado con calma.

El cielo estrellado y la silueta del Rausudake.

El mar de nubes y el cielo lleno de estrellas iluminados por la luna.

Artículo de laufen.
Fotografías de la Asociación de Turismo de Shiretoko Shari-chō y laufen.

Etiquetas:
  • [03.01.2019]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • El festival nocturno de nieve, hielo y fantasía de ShiretokoEn la ciudad de Shari, en Hokkaidō, se celebra desde el invierno de 2017 el evento interactivo nocturno Shiretoko Ryūhyō Festival, en el que los visitantes pueden disfrutar de espacios de fantasía decorados con iluminación en los que se crean gigantescas obras de arte que aprovechan la naturaleza de Shiretoko. Esta cita ofrece también otras actividades como la contemplación del cielo estrellado desde hamacas, o la posibilidad de probar tiendas de campaña colgantes. Les mostramos algunos de los eventos más populares de este festival junto a los encantos naturales de Shiretoko.
  • (Vídeo) El Festival de la Nieve de Sapporo: arte con nieve, hielo y un colorido toque digitalEl Festival de Nieve de Sapporo tiene el parque Ōdōri de Sapporo como su zona de exposición principal. En 2019 celebró su 70.ª edición con esculturas gigantes de nieve que mostraron a la cantante virtual Hatsune Miku, a caballos de carrera purasangres y a la popular tenista Ōsaka Naomi entre otros personajes. Varias tecnologías digitales como el mapeo de proyecciones, la iluminación y la realidad aumentada logran que las obras se vean sorprendentemente coloridas.
  • Explorando Shiretoko, en Hokkaidō: cascadas cálidas, estrellas y rutas paisajísticas por carreteraLa cascada de Furepe, registrada como Patrimonio Mundial, está a un agradable paseo del Centro Natural de Shiretoko. Más al norte también podemos disfrutar de las fuentes termales en las cascadas cálidas de Kamuiwakka. La cascada de Oshinkoshin completa la triada de cascadas de Shiretoko. La espectacular autopista del paso de Shiretoko ofrece vistas mágicas desde una carretera transpeninsular durante una breve época del año.
  • Explorando Shiretoko, en Hokkaidō: lagos, costas salvajes y mucho másOcho lugares de la península de Shiretoko en Hokkaidō están atrayendo a un gran número de visitantes, y todo por una buena razón. Entre ellos se incluyen los cinco lagos de Shiretoko y el cabo Puyuni—donde uno puede sumergirse en el esplendor natural de este Patrimonio Natural de la Humanidad—así como la magia del hielo flotante en invierno y unos atardeceres sorprendentes. Este es el primero de dos artículos en los que les presentamos estas tierras salvajes.
  • El Festival de la Nieve de Sapporo: historia y curiosidadesPresentamos en este artículo la historia del Festival de la Nieve de Sapporo, un gran evento invernal al que hoy acuden visitantes de todo el mundo, pero que comenzó con seis pequeñas estatuas creadas por unos estudiantes del lugar.

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia