Panorama Viajando por las provincias
Shirakawa-gō y Gokayama: un Patrimonio de la Humanidad coloreado por las hojas otoñales
[27.11.2018] Leer en otro idioma : FRANÇAIS |

Las hojas otoñales brillan entre las elegantes casas construidas con el estilo gasshō-zukuri. Son unos asentamientos donde se puede sentir la vida de las zonas montañosas tradicionales de Japón. Es una zona organizada también como lugar turístico donde hay casas particulares que abren sus puertas al público.

Un paisaje tradicional en rojos y dorados otoñales

Shirakawa-gō, situada en la parte noroeste de la prefectura de Gifu, y Gokayama, perteneciente a la ciudad de Nanto en la parte suroeste de la prefectura de Toyama, son localidades registradas como Patrimonio Cultural de la Humanidad de la UNESCO. Están ubicadas en la cuenca del río Shō y son conocidas por ser áreas donde nieva intensamente. Por ese motivo, su paisaje invernal con la nieve apilada en los techos de paja es particularmente famoso, aunque sus escenas otoñales son también realmente hermosas.

Artículo relacionado: [360°] Shirakawa-gō, un Patrimonio de la Humanidad “blanco”

Shirakawa-gō iluminada en invierno. (Fotografía: Somese Naoto)

La característica de estas zonas es la población consistente en casas particulares del estilo gasshō-zukuri. Debido a que son zonas montañosas donde la humedad es alta y cae una gran cantidad de nieve, los techos de paja que se elevan abruptamente hacia un pico central, como dos manos juntas en oración (un gesto conocido como gasshō en japonés), son una medida para contrarrestar la acumulación de nieve. En esos grandes áticos se practicó activamente la sericultura. Se dice que son adecuados para la cría de gusanos de seda ya que es fácil instalar una ventana en un hastial ancho (kirizuma), lo que asegura la ventilación. Para un asentamiento montañoso con pocos terrenos llanos para el cultivo, una arquitectura que protege a la casa de la nieve y deja espacio para otra forma de obtener ingresos es una práctica solución que mata dos pájaros de un tiro.

Casas de gasshō-zukuri en Gokayama. Las ventanas colocadas en los amplios hastiales son ideales para sericultura.

En Japón, donde hubo una transformación acelerada desde la década de 1950, los esfuerzos de los residentes preservaron la arquitectura gasshō-zukuri, lo que permite comunicar en la actualidad la cultura tradicional y la forma de vida que prosperaron en los valles montañosos de Japón. En 1995, fueron registrados como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO como “Asentamientos de gasshō-zukuri de Shirakawa-gō y Gokayama”. Actualmente se están desarrollando como lugares turísticos, y según una encuesta de la municipalidad de Shirakawa se registraron 1,76 millones de visitantes en 2017; de entre los cuales unos 650.000 fueron extranjeros, lo que representa un aumento del 9 % del turismo extranjero respecto al año anterior.

El santuario Shirakawa Hachiman, donde se adora al ujigami (dios guardián) de la zona también se tiñe de color.

Las casas de Shirakawa-gō en otoño

En la aldea de Ogimachi, que es el centro de Shirakawa-gō, las hojas de los árboles comienzan a teñirse de colores otoñales a mediados de octubre. Desde finales de octubre hasta principios de noviembre, es el mejor momento para contemplar las hojas otoñales. Los colores de esta estación parecen fluir hacia abajo desde las montañas, con los primeros rojos y dorados apareciendo cerca de las cimas que luego van descendiendo y extendiéndose gradualmente entre los árboles de la aldea. Desde el mirador Tenshukaku (mirador de Shiroyama) y el mirador de las ruinas del castillo de Ogimachi, se puede disfrutar de una hermosa vista del asentamiento.

El acceso al mirador Tenshukaku es posible en coche, pero debido a que el ancho de la carretera es estrecho, es más conveniente emplear el autobús de enlace al mirador. También se puede llegar a pie desde la terminal de autobuses de Shirakawa-gō en unos 20 minutos. Se recomienda ir en autobús hasta allí y luego disfrutar de un tranquilo paseo de vuelta hasta el asentamiento.

La aldea de Ogimachi vestida con sus galas otoñales vista desde el mirador Tenshukaku.

La arquitectura de la casa gasshō-zukuri resalta aún más con las montañas teñidas de hojas otoñales

La aldea de Ogimachi se puede recorrer en unas tres horas. Algunos edificios están abiertos al público para que los visitantes puedan ver cómo son por dentro las casas de gasshō-zukuri, mientras que otros albergan restaurantes, alojamientos y tiendas de recuerdos, lo cual invita a pasear sin prisas.

El evento más grande en otoño es el simulacro de lanzamiento simultáneo de agua a principios de noviembre, cuando la aldea prueba su sistema de rociadores como práctica para el invierno, época en la que es más probable que se produzcan incendios. La vista de una aldea rural vestida de colores otoñales rodeada por una cortina de agua es impresionante. En el museo al aire libre Gasshō-zukuri Minkaen también se lleva a cabo una iluminación por tiempo limitado.

La casa Yamaai no ie vende sake local y recuerdos.

Acceso por carretera a Shirakawa-gō

  • Desde la estación de Nagoya: 2 hora y 50 minutos en Gifu Bus de la línea Kōsoku Shirakawa-gō.
  • Desde la estación de Kanazawa: 1 hora y 15 minutos en autobús de Hokuriku Tetsudō o de Nōhi Bus de la línea Shirakawa-gō / Kanazawa.
  • Desde la estación de Toyama: 1 hora y 25 minutos en autobús de Toyama Chihō Tetsudō o de Nōhi Bus de la línea Takayama.
  • Desde la estación de Takaoka: 2 horas y 10 minutos en el autobús del Patrimonio Mundial de Kaetsunō Bus.

Gokayama donde la idílica vida de montaña sigue siendo intensa.

Gokayama es un término colectivo para cinco valles a lo largo del río Sho: Akaodani, Kaminashidani, Shimonashidani, Otan y Togadani. El área incluye dos aldeas inscritas en la Lista del Patrimonio Mundial: Suganuma, cerca del primer nudo vial de Gokayama al norte del de Shirakawa-gō en la autopista Tōkai- Hokuriku, y Ainokura, a unos 15 minutos en coche al noreste de ahí en la carretera nacional 156.

Los colores del otoño llegan a Gokayama casi a la par que en Shirakawa-gō. Si camina a través de este asentamiento de gasshō-zukuri, con las montañas de colores brillantes como telón de fondo, uno puede encontrar detalles evocadores como los caquis secos que cuelgan de los aleros que recuerdan el Japón de antaño.

Las hojas de otoño adornan la pacífica aldea de Suganuma con casas del estilo gasshō-zukuri.”

Suganuma consta de solo nueve casas de gasshō-zukuri, separadas lo suficiente como para crear una atmósfera pacífica y rural. La nieve es aún más pesada en Gokayama que en Shirakawa-gō, y esa es la razón por la cual los techos de gasshō-zukuri son aún más inclinados.

El follaje otoñal resalta sobre el marrón descolorido de este techo de paja (aldea de Suganuma).

Ainokura alberga 23 casas de gasshō-zukuri, la mayoría de las cuales aún sirven de hogar de los residentes y familias locales. El mirador, a 5 minutos a pie cuesta arriba desde el estacionamiento, ofrece una maravillosa vista de la aldea, especialmente cuando esta se ve rodeada por las montañas de color naranja oscuro.

Una característica impresionante de Ainokura es el camino recto que atraviesa la aldea.

Gokayama es el hogar de muchos otros atractivos, aparte de las dos aldeas, incluidas las casas de gasshō-zukuri de las familias de Iwase y Murakami, que están designadas como Tesoro Cultural Importante del país, así como atracciones turísticas como las aguas termales de Kuroba y el parque Min’yō no Sato (“Pueblo de canciones populares”). Como los asentamientos de Shirakawa-gō y Gokayama siguen siendo áreas residenciales reales donde viven personas normales, se les pide a los turistas que sean considerados cuando las visitan. Algunas pautas importantes se indican a continuación.

Puntos a tener en cuenta cuando se hace turismo en Shirakawa-gō y Gokayama

  • Hay pocas basureras en el área, así que planee llevarse la basura a casa.
  • Las casas de gasshō-zukurison muy vulnerables al fuego, por lo que fumar está estrictamente prohibido en cualquier lugar fuera de las áreas designadas.
  • Como el asentamiento es una zona residencial, no ingrese a propiedades privadas ni atisbe el interior de las casas particulares.
  • Para preservar el carácter del área, no hay barandillas en las carreteras ni cercas a lo largo de los ríos, así que vigile y manténgase seguro mientras circula por los caminos de la comunidad.

Con cinco pisos, la residencia Iwase es la casa más grande de gasshō-zukuri en Shirakawa-gō y Gokayama. (Fotografía tomada en julio).

Acceso por carretera a Gokayama

  • Desde la estación de Nagoya: alrededor de 2 horas y 30 minutos en el Kito Kito Liner de Dolphin Traffic.
  • Desde la estación de Kanazawa: alrededor de 1 hora en la línea Takayama de Hokuriku Highway Express Bus.
  • Desde la estación de Toyama: alrededor de 20 minutos hasta la estación de Takaoka en el tren Ainokaze Toyama, luego 1 hora y 20 minutos en autobús del Patrimonio Mundial hasta la parada de autobús de Ainokuraguchi.
  • De Ainokura a Suganuma: alrededor de 15 minutos en el autobús del Patrimonio Mundial desde Ainokuraguchi hasta la parada de Suganuma.
  • De Suganuma a Shirakawa-gō: alrededor de 40 minutos en el autobús del Patrimonio Mundial desde Suganuma hasta la parada de Shirakawa-gō (Ogimachi)

Reportaje, artículo y fotografías de Kuroiwa Masakazu, (Imagen del encabezado: Shirakawa-gō en otoño, vista desde el mirador Tenshukaku).

Etiquetas:
  • [27.11.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia