Panorama Viajando por las provincias
Okishima, la única isla en un lago habitada de Japón
[27.04.2018]

Es la única isla de Japón situada en un lago que tiene habitantes. La especialidad local es el funazushi, un plato que data del período Nara (710-794). Las mejores épocas para visitar la isla son la primavera, durante la floración de los cerezos, y el otoño, cuando las hojas cambian de color.

Conocida como la isla de los triciclos y la isla de los gatos

La isla de Okishima, situada en el lago más grande de Japón, el Biwa, pertenece al término municipal de Ōmihachiman (prefectura de Shiga) y es la única isla del país habitada que se halla en un lago de agua dulce. Con un perímetro de 6,8 km y una superficie de 1,52 km2, acoge a unos 300 habitantes. La isla se halla a 1,5 km de la orilla del lago. El servicio de ferri Okishima Tsūsen permite ir del puerto de Horikiri, en la parte continental del municipio, hasta el de Okishima en solo diez minutos.

El servicio de ferri Okishima Tsūsen conecta el puerto de Horikiri con el de Okishima.

En la parte sudoeste de la isla, cerca del puerto, hay una aldea que cuenta con servicios como una escuela primaria, una guardería y una oficina de correos. Como no circula ni un solo coche, tampoco hay semáforos. La mayoría de los isleños se desplazan con triciclos, que también pueden usarse para transportar las mercancías que se envían por barco; por eso Okishima recibe el apodo de isla de los triciclos. Iwagō Mitsuaki, el fotógrafo de gatos más destacado de Japón, dedicó la colección Shima no neko (Los gatos de la isla) a los felinos de Okishima, que le han valido a la isla el apodo de isla de los gatos en estos últimos años.

Los triciclos asisten el desplazamiento de una población cada vez más envejecida.

Los gatos también viven al ritmo pausado de la isla.

Okishima: cerezos en flor, hojas otoñales y funazushi

La especialidad gastronómica de Okishima es el funazushi, un plato procedente de la región de Ōmi al que también se conoce como el sushi más antiguo de Japón. Se prepara con un pescado endémico del lago Biwa llamado nigorobuna que se pesca en primavera. Tras tenerlo en salazón durante dos o tres meses, se desala y se cubre con arroz para dejarlo fermentar. Se consume entre finales de otoño e invierno. Ha sido un alimento en conserva muy valorado históricamente porque puede dejarse madurar durante años. El nigorobuna es un pescado apreciado también en otras partes del país por su calidad.

El funazushi, un plato local que data del período Nara (710-794).

En primavera, los cerezos que crecen en la orilla de la isla forman un túnel de flores. Todos los años la asociación de mujeres de la cooperativa pesquera organiza el Festival de los Cerezos, en que se sirven platos locales como el Biwamasu no chirashizushi (sushi de una especie de trucha endémica del lago Biwa sobre una base de arroz) o el Okishima donburi (pescado del lago variado y otros ingredientes locales sobre una base de arroz).

Atravesando en triciclo el túnel de cerezos en flor.

En verano, la asociación de pescadores y la compañía de barcos Biwako Kisen organizan conjuntamente paquetes de rutas en barco con clases de cocina para preparar funazushi que tienen muy buena acogida entre los turistas. Cuando cambia la hoja en otoño, el santuario de Okitsushima y el monte Kenken ofrecen paisajes hermosos.

Si visitan Ōmihachiman y el lago Biwa, les sugerimos que aprovechen para llegar hasta Okishima y disfrutar de los encantos de esta isla habitada en medio del lago.

El santuario de Okitsushima en otoño, cuando las hojas empiezan a enrojecer.

[Acceso a Okishima desde la estación de JR Ōmihachiman]

Para ir de la estación Ōmihachiman al puerto de Horikiri

  • Tomar el autobús de la compañía Ōmi Tetsudō, en dirección Kyūkamura (vía Chōmei-ji), hasta la parada Horikiri-kō.
  • Duración del trayecto: 30 minutos aprox.
  • Precio: 710 yenes

Para ir del puerto de Horikiri hasta Okishima

  • Tomar el ferri Okishima Tsūsen de Horikiri-kō a Okishima-gyokō.
  • Duración del trayecto: 10 minutos aprox.
  • Precio: 1.000 yenes, ida y vuelta

Fotografía y texto: Kuroiwa Masakazu (96BOX)
Vídeo: Fujii Kazuyuki (96BOX)

  • [27.04.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Los colores del otoño en Miyajima: el parque Momijidani y el monte MisenPresentamos los mejores enclaves para ver las hojas rojas de otoño en Miyajima, lugar de origen de los famosos dulces momiji manjū. Destaca la grandiosa naturaleza del monte Misen, cuya falda es Patrimonio de la Humanidad. El mirador del monte y el templo budista son algunos de los muchos puntos turísticos de la zona.
  • Las vistas otoñales más hermosas de Tōhoku: Aomori, Iwate y AkitaEl otoño es una época fantástica para viajar por Japón. Aomori, Iwate y Akita, en el norte de Japón, nos ofrecen algunos de los paisajes naturales más bellos del país en esta época.
  • Las fuentes termales de Noboribetsu en Hokkaidō: aguas para calmar el cuerpo y la menteEstas fuentes de aguas termales se encuentran en medio de la hermosa y salvaje naturaleza de Hokkaidō. Noboribetsu ofrece una cornucopia de nueve diferentes tipos de aguas para los entusiastas de los onsen junto a sendas que permiten disfrutar de grandes paseos.
  • El lago Towada, la joya azul de TōhokuSituado entre las prefecturas de Aomori y Akita, el lago Towada es famoso por sus aguas de un azul intenso que nunca se congelan, a pesar de las bajas temperaturas que soporta el norte de Japón en invierno.
  • Explorando Shiretoko, en Hokkaidō: lagos, costas salvajes y mucho másOcho lugares de la península de Shiretoko en Hokkaidō están atrayendo a un gran número de visitantes, y todo por una buena razón. Entre ellos se incluyen los cinco lagos de Shiretoko y el cabo Puyuni—donde uno puede sumergirse en el esplendor natural de este Patrimonio Natural de la Humanidad—así como la magia del hielo flotante en invierno y unos atardeceres sorprendentes. Este es el primero de dos artículos en los que les presentamos estas tierras salvajes.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia