Panorama Viajando por las provincias
Shimanami Kaidō, la ruta que une las maravillosas islas de Setouchi
[18.05.2018]

La ruta de Setouchi Shimanami Kaidō, que conecta las prefecturas de Hiroshima y Ehime, se ha convertido en uno de los caminos preferidos por los ciclistas en Japón. Los servicios de alquiler de bicicletas a lo largo de esta ruta permiten a cualquiera disfrutar de las impresionantes vistas de las islas de esta región. Les mostramos lo que pueden encontrar en este camino.

La “meca del ciclista”, al alcance de todos

Setouchi Shimanami Kaidō es un camino de unos sesenta kilómetros que une las ciudades de Onomichi, en la prefectura de Hiroshima, e Imabari, en la prefectura de Ehime. El nombre de la ruta fue decidido por votación popular; la denominación oficial es Nishi Seto Jidōshadō (Carretera de Seto Occidental). De entre las tres rutas que llegan al sistema de puentes que unen Honshū y Shikoku, Shimanami Kaidō es la que se encuentra más al oeste.

Todos los puentes de la ruta, salvo el gran puente Shin Onomichi (el más cercano a Honshū), cuentan con carriles extra para ciclistas y peatones. Se trata de la primera ruta de Japón en la que se puede cruzar un estrecho sobre el mar en bicicleta, y las hermosas vistas de las islas de la zona son tan populares que ahora se conoce al Shimanami Kaidō como “la meca del ciclismo”.

También es posible disfrutar de la ruta haciendo uso del Shimanami Rentasaikuru, un servicio de alquiler de bicicletas con trece terminales a lo largo de todo el recorrido, incluidas las islas. Se puede incluso alquilar la bicicleta para hacer solo el viaje de ida o recorrer una parte del trayecto, y hacer el resto en autobús o ferry, de modo que incluso los más novatos en el arte de viajar en bici pueden enfrentarse al reto. En este artículo queremos presentar los puentes e islas que el ciclista se encontrará partiendo desde Onomichi.

El ferry que conecta Onomichi con la isla de Mukaishima suele estar lleno de estudiantes locales de camino al colegio. Los ciclistas también lo utilizan.

Setouchi: un paisaje lleno de hermosas islas y enormes puentes

Gran puente Shin Onomichi

El gran puente Shin Onomichi visto desde el parque Senkōji

La primera isla que aparece ante nosotros al cruzar el estrecho de Onomichi es Mukaishima, literalmente lo que su nombre significa en japonés: “la isla del otro lado”. Como los ciclistas no pueden usar el gran puente Shin Onomichi utilizan el ferry para cruzar las aguas. Se tardan unos cinco minutos en pasar al otro lado, y el ferry sale cada diez minutos. Cuesta cien yenes para los adultos, con diez yenes extra para quienes viajan con su bicicleta o bici motorizada.

Pasear por las calles de Mukaishima, con su ambiente retro de la era Shōwa, es una experiencia recomendable. Se recomienda también pasar por la isla Iwashijima, al otro lado del gran puente Mukaishima. El pórtico torii pintado de bermellón del famoso santuario sintoista Itsukushima, entre las aguas del mar, es una vista mágica.

Gran puente Innoshima

El gran puente Innoshima y la isla homónima, vistos desde Mukaishima. Su estructura presenta dos niveles: uno para automóviles y otro para ciclistas y peatones

Innoshima, antigua localización de la guarida de los piratas Murakami Suigun, es ahora un bullicioso astillero, en el que a menudo se bautizan los barcos completados, en ceremonia inaugural.

El santuario Ōyama, fundado en 773, sirve de hogar a una deidad protectora del transporte, venerada por el clan Murakami Suigun de esta isla. Es por ese motivo que muchos ciclistas se acercan a ofrecerle sus respetos y se ha empezado a conocer como “el santuario de la bicicleta”. Se puede acceder al recinto con el vehículo, y en el interior existe incluso una zona de descanso para ciclistas, lo que convierte a Ōyama en un lugar de visita obligada para los mismos.

Puente Ikuchi

Al fondo a la derecha el puente Ikuchi une Innoshima con Ikuchijima

Ikuchijima es conocida como el lugar en el que nació la producción nacional de limón, y la zona de Setoda produce más limones que ningún otro lugar de Japón. A cinco minutos en ferry desde el puerto de Sunoe se encuentra Iwagijima, con sus “tres mil cerezos” del monte Sekizen, el mejor lugar de la prefectura de Ehime para disfrutar de los cerezos en flor.

Gran puente Tatara

El gran puente Tatara une Ikuchijima, en la prefectura de Hiroshima, con Ōmishima, en la prefectura de Ehime

Tras cruzar el gran puente Tatara el Shimanami Kaidō entra en la prefectura de Ehime. En Ōmishima se encuentra el santuario Ōyamazumi, el principal de los santuarios denominados Mishima, y se conoce como “la isla de los dioses”. En el pasado el santuario se llamaba Ōmishima, y de ahí toda la isla pasó a conocerse con ese nombre. Es famosa por su festival Otaue, el 5 de mayo del antiguo calendario, el festival Nuibo, el 9 de septiembre, en los que se realiza el Hitorizumō (sumo de un solo hombre) como ofrenda.

Hitorizumō: el “espíritu del arroz” combate con el famoso luchador Ichirikizan

Puente Ōmishima

El puente Ōmishima se divisa entre los cerezos en flor del parque Hirakiyama, en Hakatajima

Tras cruzar el arco del puente Ōmishima llegamos a Hakatajima, famosa por su sal. La zona fue famosa durante mucho tiempo por su producción salina, pero cuando se promulgó la Ley de modernización de la industria salina en 1971 se abandonaron las salinas. La empresa que aún produce sal de Hakata es Hakata Engyō Co.; se puede visitar su fábrica en Ōmishima.

El paisaje costero de Hakatajima es especialmente hermoso; lugares para no perderse, en la zona, son Sasagejima, isla que se puede acceder mediante un camino solo visible durante la marea baja, u Okiura, con un kilómetro de playa de arena.

Gran puente Hakata-Ōshima

El gran puente Hakata-Ōshima visto desde Hakatajima. Michikajima, en el centro, está conectada con ambos lados por un puente de vigas y un puente colgante

Ōshima es famosa por ser zona de producción de la excelente “roca de Ōshima”, así como por sus increíbles vistas desde el Parque del Observatorio de Kirōsan, o la puesta de sol en el estrecho de Kurushima. Tras cruzar el estrecho de Kurushima por el puente más largo del Shimanami Kaidō -de cuatro kilómetros-, llegaremos a la ciudad de Imabari, en la isla de Shikoku, el final del viaje.

Gran puente Kurushima Kaikyō

El primer puente colgante del mundo con tres secciones. Cruza las aguas del estrecho de Kurushima, conocido como una de las zonas marinas más peligrosas de Japón por la fuerza de sus mareas.

El Shimanami Kaidō une una serie de islas cargadas cada una de su propio encanto. Todas ellas poseen paisajes de belleza única y gran riqueza cultural, y son capaces de llenarnos de la misma satisfacción, a lo largo de nuestro viaje, que la que podríamos sentir al visitar varios países extranjeros.

Alquiler de bicicletas Shimanami Japan
  • Página web: http://shimanami-cycle.or.jp/rental/ también en inglés
  • Horario: varía dependiendo de la terminal; ver la página web
  • Abierto todo el año
  • Precio: Bicicletas de cross y de ciudad – 1.000 yenes al día para adultos, 300 para niños (hasta 12 años); tándem – 1.200 yenes al día; bicicletas eléctricas – 1.500 yenes, un solo día
  • Seguro: 1.000 yenes para adultos, 500 yenes para niños
    • El seguro se reembolsa solo si la bicicleta se devuelve en la misma estación en la que se alquiló, o en una estación de la misma isla.
    • Los tándems y las bicicletas eléctricas se ofrecen solo para adultos. Solo se pueden devolver en la terminal en la que fueron alquilados.

(Artículo traducido al español del original en japonés.)

  • [18.05.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • Explorando Shiretoko, en Hokkaidō: lagos, costas salvajes y mucho másOcho lugares de la península de Shiretoko en Hokkaidō están atrayendo a un gran número de visitantes, y todo por una buena razón. Entre ellos se incluyen los cinco lagos de Shiretoko y el cabo Puyuni—donde uno puede sumergirse en el esplendor natural de este Patrimonio Natural de la Humanidad—así como la magia del hielo flotante en invierno y unos atardeceres sorprendentes. Este es el primero de dos artículos en los que les presentamos estas tierras salvajes.
  • Paisajes de Saga: una estampa otoñal en el Kunen’anEl Kunen’an, situado en la prefectura de Saga, se embellece de manera especial al llegar el otoño. Sus jardines son abiertos únicamente dos veces al año, en otoño y en primavera.
  • Hotokegaura, en Aomori: un hermoso paisaje rocoso en la península de ShimokitaEste lugar situado en la prefectura de Aomori se ha convertido en uno de los puntos favoritos de los amantes de la fotografía. Hotokegaura es un impresionante paisaje formado por extrañas rocas volcánicas.
  • Los ferrocarriles panorámicos Randen, Eizan y Sagano en KiotoKioto, como uno de los destinos turísticos más populares de Japón, cuenta con una buena suma de opciones para viajar, incluyendo extensas líneas de tren y metro. En esta ocasión nos centramos en los servicios ferroviarios locales que cruzan algunos puntos turísticos fuera del casco urbano.
  • Los pantanos de las montañas Hakkōda en AomoriHakkōda, una cordillera situada en la prefectura de Aomori, es un lugar recomendado para los amantes de la montaña y el senderismo. En esta zona volcánica se pueden disfrutar de aguas termales y zonas pantanosas de gran belleza.

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia