Panorama Viajando por las provincias
(Vídeo) La belleza natural y las iglesias históricas de las Islas Gotō
[03.08.2018]

Las islas Gotō están formadas por una cadena de unas 140 islas, grandes y pequeñas, junto al extremo occidental de Kyūshū. Usamos un dron para fotografiar los hermosos paisajes marinos, su salvaje belleza natural y las iglesias cargadas de historia por las que son famosas las islas.

Una vista de gran alcance del mar y sus islas

Las islas Gotō, que surgen del mar en el oeste de la prefectura de Nagasaki, son maravillas naturales con sorprendentes costas, moldeadas por la actividad volcánica y por el incesante golpeteo de las olas del océano. Una buena zona del archipiélago ha sido designada parte del Parque Nacional Saikai, un parque marino de increíbles vistas y rica naturaleza.

La isla Nakadōri es la segunda más grande del archipiélago Gotō. La península Yagatame, que parece clavarse en el mar, es un popular lugar turístico.

La terminal de ferry de la isla Ojika. En la distancia, a la derecha, está la isla desierta de Nozaki, hogar de la iglesia Nobuki y otros lugares históricos cristianos.

El archipiélago Gotō también es famoso por sus muchas iglesias católicas históricas y sus kakure kirishitan, los primeros japoneses convertidos al cristianismo, y sus descendientes, que se refugiaron en las islas y mantuvieron su fe en secreto durante los siglos en los que el cristianismo estuvo prohibido en Japón. El archipiélago vive una popularidad renovada desde que varias iglesias y lugares cristianos de las islas, así como de la ciudad de Nagasaki y de Amakusa, en la prefectura de Kumamoto, fueran incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad en la UNESCO.

La iglesia Egami, en la isla Naru.

La iglesia Gorin, en la isla Hisaka.

Las islas Gotō también fascinan a los visitantes por sus elementos culturales locales distintivos y variados. Los turistas más glotones buscan el udon (un tipo de fideos gruesos) de la zona, considerado uno de los tres mejores udones del país. También se deleitan con el delicioso shōchū (licor) hecho exclusivamente con agua de la isla e ingredientes cultivados localmente. El archipiélago también cuenta con una serie de festivales únicos. El extraordinario festival Hetomato, que se celebra en la isla de Fukue, la más grande de la cadena, es especialmente famoso y ha sido declarado por el Gobierno japonés importante propiedad cultural intangible.

Una hermosa puesta de sol sobre la isla de Nakadōri.

(Vídeo y montaje de Fujii Kazuyuki. Vídeo y fotografías de Kuroiwa Masakazu. Imagen del encabezado: atardecer sobre los acantilados Ōsezaki de la isla de Fukue.)

  • [03.08.2018]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • La carretera y el paso de Shiretoko: vistas espectaculares durante las cuatro estacionesLa carretera de Shiretoko es la ruta nacional con el tiempo de apertura más corto en Japón. Desde el paso de Shiretoko se puede observar el imponente monte Rasudake y Kunashiri, una de las islas Kuriles. Este enclave es famoso por sus verdes paisajes primaverales, por su cielo estrellado en verano y sus hojas rojizas en otoño.
  • Los pórticos bermellón flotantes del santuario de Ōuo en SagaEl santuario de Ōuo, en la prefectura de Saga, es conocido por sus singulares torii que parecen flotar sobre el mar de Ariake cuando sube la marea. La leyenda dice que este santuario fue construido en agradecimiento a un pez gigante.
  • Explorando Shiretoko, en Hokkaidō: cascadas cálidas, estrellas y rutas paisajísticas por carreteraLa cascada de Furepe, registrada como Patrimonio Mundial, está a un agradable paseo del Centro Natural de Shiretoko. Más al norte también podemos disfrutar de las fuentes termales en las cascadas cálidas de Kamuiwakka. La cascada de Oshinkoshin completa la triada de cascadas de Shiretoko. La espectacular autopista del paso de Shiretoko ofrece vistas mágicas desde una carretera transpeninsular durante una breve época del año.
  • Shirakawa-gō y Gokayama: un Patrimonio de la Humanidad coloreado por las hojas otoñalesLas hojas otoñales brillan entre las elegantes casas construidas con el estilo gasshō-zukuri. Son unos asentamientos donde se puede sentir la vida de las zonas montañosas tradicionales de Japón. Es una zona organizada también como lugar turístico donde hay casas particulares que abren sus puertas al público.
  • Los colores del otoño en Kioto: el templo Tōfuku y sus puentesEl templo Tōfuku es uno de los mayores complejos budistas de Japón, con cerca de dos mil árboles cuyas hojas tornan de color en otoño. Además, se trata del lugar de Kioto donde se puede contemplar el enrojecimiento de las hojas hasta el final de la temporada. Alberga multitud de puntos de interés, como la Puerta Sanmon, designada Tesoro Nacional, y un jardín de musgo.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia