Hiroshima vuelve a pedir un mundo sin armas nucleares en el 72.º aniversario del lanzamiento de la bomba atómica
[07.08.2017] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | Русский |

El 6 de agosto Hiroshima conmemoró el 72.º aniversario del lanzamiento de la bomba atómica. Como cada año, a partir de las 8 de la mañana tuvo lugar en el Parque Memorial de la Paz de Hiroshima situado junto a la Cúpula de la Bomba Atómica una ceremonia en memoria de las personas fallecidas en la explosión nuclear, en la que también se rezó por la paz. A este acto acudieron alrededor de 50.000 personas, incluyendo los supervivientes de la bomba atómica (hibakusha) y familiares de las víctimas, y el primer ministro Abe Shinzō.

En su declaración por la paz, el alcalde de Hiroshima Matsui Kazumi destacó el Tratado para la Abolición de las Armas Nucleares alcanzado en las Naciones Unidas en julio, y afirmó que “Los Gobiernos de cada país deben hacer esfuerzos para avanzar hacia un mundo en el que no haya armas nucleares”. Matsui hizo un llamamiento al Gobierno de Japón para que tienda puentes que conduzcan a ese futuro.

El 5 de agosto, durante las celebraciones de la víspera del aniversario de la bomba atomica frente a la Cúpula Genbaku, el río Motoyasu se llenó de linternas en recuerdo de los fallecidos a causa de la bomba atómica y para rezar por la paz. (Jiji)

A la ceremonia del día 6 de agosto acudieron representantes de 80 países y de la Unión Europea. En nombre de las Naciones Unidas asistió la Secretaria General Adjunta y Alta Representante para Asuntos de Desarme de las Naciones Unidas Nakamitsu Izumi, la primera mujer japonesa que ocupa dicho cargo.

A las 8:15, la hora de explosión de la bomba atómica, representantes de los familiares de las víctimas hicieron sonar la “campana de la paz” y se guardó un minuto de silencio.

En su discurso, el alcalde Matsui Kazumi recordó que la bomba atómica dejó en Hiroshima un paisaje que recordaba “al mismísimo infierno” y leyó los mensajes de dos supervivientes de la bomba atómica. Matsui apeló a la buena conciencia de los líderes internacionales para lograr alcanzar un clima de cooperación entre países basado en la sinceridad donde se respeten las distintas ideas.

Matsui pidió asimismo al Gobierno de Japón “un esfuerzo real” para servir de “puente” entre los países que cuentan con armas nucleares y los que no tienen este tipo de arsenal en la adopción del Tratado para la Abolición de las Armas Nucleares.

Por otra parte, el primer ministro Abe Shinzō, en su discurso, afirmó que “Japón contribuirá activamente para conseguir avances significativos en la Reunión de las Naciones Unidas para la revisión del Tratado de No Proliferación Nuclear de 2020, año en el que se cumplirá el 50 aniversario de la adopción de dicho acuerdo”.

El alcalde de Hiroshima y el representante de los familiares de las víctimas guardaron en el cenotafio la lista de los nombres de 5.530 nuevas víctimas fallecidas durante el último año a consecuencia de la bomba atómica. El número de víctimas ha alcanzado ya las 308.725 personas. Hoy todavía son 164.600 los supervivientes de la bomba atómica que reciben tratamiento médico, superando una media de edad de 81 años.

[Copyright The Jiji Press, Ltd.]

  • [07.08.2017]
Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia