Panorama El manga y el anime japonés de ayer y de hoy
Un tesoro escondido de los albores del cine de animación en Japón
[25.04.2017] Leer en otro idioma : ENGLISH |

Un nuevo sitio web del Centro Nacional de Filmografía en el Museo Nacional de Arte Moderno de Tokio permite a los usuarios de todo el mundo ver las primeras películas animadas de Japón. A continuación presentamos algunos de los filmes más interesantes.

El 22 de febrero de 2017 el Centro Nacional de Filmografía del Museo Nacional de Arte Moderno de Tokio inauguró un sitio web que conmemora un siglo de cine de animación en Japón. En él hay disponibles 64 películas cortas producidas entre 1917 y 1941. Hay subtítulos en inglés disponibles, lo que permite un acceso sin precedentes a estos trabajos de animación pioneros. Los usuarios pueden buscar películas según la categoría, elegirlas en una lista ordenada cronológicamente o seleccionar el trabajo de un director para verlo directamente.

Los primeros filmes, redescubiertos

La película más antigua de la web es Namakura-gatana (La espada desafilada, 1917), el primer filme de animación que ha sobrevivido. La prematura industria de la animación japonesa sufrió un duro revés en el Gran Terremoto de Kantō de 1923, en el que quedaron destruidas muchas de las primeras películas de animación. La espada desafilada fue redescubierta en un mercado de antigüedades por un historiador del cine de Osaka en 2007 y extendida con metraje adicional en 2014.

Esta película de cuatro minutos de duración presenta a un disgustado samurái que compra una nueva espada y desea probarla. Hay un peculiar sentido de la irreverencia por los héroes de épocas pasadas cuando sus emboscadas a inocentes transeúntes no terminan según lo planeado. La animación es a menudo poco sofisticada, pero hay un asombroso uso de las sombras en una de las secuencias finales.

Namakura-gatana (La espada desafilada; versión extendida y restaurada digitalmente, 1917).

La segunda película más antigua, Urashima Tarō (1918), fue encontrada al mismo tiempo que La espada desafilada y forma parte de los únicos trabajos del sitio anteriores a 1924. Aunque solo tiene un minuto de duración, presenta la historia de un cuento de hadas clásico de Japón que a menudo es comparado con el cuento de Rip van Winkle.

Perros, patos y la guerra

Murata Yasuji (1896-1966) es uno de los animadores mejor representados en el sitio. Sus 23 películas ocupan más de un tercio de la colección. Entre ellas se incluyen filmes protagonizados por Norakuro, un perro callejero que se convierte en un soldado del ejército canino. El personaje nació en el manga, y alcanzó la fama durante la década de 1930, cuando Japón estaba en guerra con China. Esta serie pasó de ser comedia a propaganda con el paso de los años.

Norakuro gochō (El cabo Norakuro, 1934)

Esta transformación puede verse en miniatura en las tres películas del sitio. En las dos primeras películas, estrenadas en 1933, el soldado raso Norakuro comienza como un personaje torpe y cómico. En el tercer filme, Norakuro gochō (El cabo Norakuro, 1934), el perro muestra un carácter mucho más heroico a medida que destapa un plan del enemigo. Para ver un trabajo de Murata con menor carga política, recomendamos su película de 1928 Dōbutsu Orinpikku taikai (Las Olimpiadas de los animales).

Seo Mitsuyo (1911-2010) muestra la influencia de Disney en Arichan (Arichan la hormiga, 1941). La pequeña hormiga de la historia roba un violín y se une a otros insectos en varias aventuras musicales bellamente animadas. Entre ellas se incluye un memorable encuentro con un terrorífico niño humano. Cumpliendo con el espíritu tradicional del entretenimiento para toda la familia, Arichan aprende una lección por el camino.

Arichan (Arichan la hormiga, 1941).

Ahiru rikusentai (La tropa de infantería de los patos, 1940) tiene una temática más militar. En ella se presenta una batalla entre patos y ranas, aunque toma un giro pacifista. Seo es recordado particularmente por el filme propagandístico Momotarō: Umi no shinpei (Los guerreros del mar divinos de Momotarō) que se convirtió en 1944 en el primer largometraje de animación con una duración de 74 minutos, aunque no está disponible en la web.

Uno de los filmes más destacados del sitio es Ponsuke no haru (La primavera llega a Ponsuke, 1934), de Ōishi Ikuo (1902–1944). Comienza con un joven y adorable tanuki (llamado a menudo perro mapache) escarvando en la nieve en busca de brotes de bambú para comer. Pero tiene también una cara grotesca que incluye extrañas máscaras que se mueven expuestas en las paredes de la casa del tanuki. Todo se resuelve en una surrealista pero encantadora danza que da la bienvenida a la primavera.

Ponsuke no haru (La primavera llega a Ponsuke, 1934).

El anime se ha convertido en una de las exportaciones más exitosas de Japón, moldeando la imagen del país en todo el mundo. Las primeras películas que están disponibles en el sitio demuestran la creatividad de unos artistas pioneros que estaban comenzando a experimentar con un nuevo medio.

Todo el material y las fotografías son cortesía del Centro Nacional de Filmografía del Museo Nacional de Arte de Tokio. Los cortes del material original de Namakura-gatana (La espada desafilada; la versión extendida y restaurada digitalmente) han sido proporcionados por Matsumoto Natsuki. El material original de Ponsuke no haru (La primavera llega a Ponsuke) ha sido proporcionado por Planet Film Archive.

(Traducido al español del original en inglés escrito por Richard Medhurst de Nippon.com. Fotografía del encabezado: La danza del tanuki y los brotes de bambú en una escena de Ponsuke no haru.)

Etiquetas:
  • [25.04.2017]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia