La diplomacia Abe amplía los horizontes (Parte 1)
Entrevista al director de la Agencia de Seguridad Nacional del Gabinete Yachi Shōtarō (parte 1)
[24.02.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | Русский |

En una entrevista exclusiva, el asesor del gobierno Yachi Shōtarō nos comenta con franqueza las claves de la "diplomacia a vista de pájaro" del primer ministro Abe, que pretende, entre otros puntos, limar las asperezas en la complicada relación con las vecinas China y Corea.

Yachi Shōtarō

Yachi ShōtarōDirector de la Agencia de Seguridad Nacional del Gabinete del Gobierno de Japón. Nacido en 1944. Tras completar sus estudios de máster en la Escuela de Postgrado de Derecho de la Universidad de Tokio en 1969, inició su carrera ministerial como secretario general de política diplomática en el Ministerio de Asuntos Exteriores, y posteriormente ocupó los cargos de asistente del subsecretario del Gabinete, viceministro de Asuntos Exteriores de 2005 a 2008 y asesor del Gabinete de 2012 a 2013, período en el que tuvo lugar esta entrevista. Actualmente compagina su labor docente en la Universidad de Waseda, la Universidad de Keiō, la Universidad de Tokio y la Universidad de Bellas Artes de Tokio con el cargo de director de la Agencia de Seguridad Nacional del Gabinete, que ocupa desde el pasado enero.

En junio del año pasado nippon.com tuvo la oportunidad de entrevistar personalmente al asesor del Gabinete Yachi Shōtarō para conocer de primera mano cómo se desarrolla la famosa “diplomacia Abe” en esta segunda administración que encabeza el actual primer ministro. La extensa entrevista, que les presentamos en dos partes, cubre tanto las relaciones de Japón con el resto de Asia Oriental como la estrategia diplomática para con Estados Unidos, Europa y África. Sobre la posible cumbre sinojaponesa, Yachi explica que el primer ministro Abe es consciente de la necesidad de dialogar, pero que el proceso para estrechar lazos con el gigante asiático avanza muy lentamente dada la situación de las relaciones entre ambos países, gravemente erosionadas por conflictos como el de las islas Senkaku. Asimismo, Yachi opina que es necesario profundizar en los diálogos a muchos niveles y crear un marco constructivo y orientado al futuro para hacer posible una cumbre entre los dos países.

La alianza con Estados Unidos, puntal de la “diplomacia de valores”

ENTREVISTADOR Tras las “derrotas diplomáticas” sufridas durante el mandato del Partido Democrático, el primer ministro Abe ha cambiado el rumbo de la política diplomática dotándola de un cariz muy emprendedor. Parece ser que el punto clave es la llamada “diplomacia de valores”. ¿Nos podría explicar cuál es la estrategia básica de dicha política? 

YACHI La línea básica de esta segunda administración Abe es la misma que en su primer mandato (septiembre de 2006 – septiembre de 2007), solo que en la política actual también se aplican las lecciones aprendidas de los errores del Partido Democrático. Más que nada, se trata de seguir con la alianza entre Japón y Estados Unidos como base, tal y como el primer ministro Abe ha defendido siempre, e ir desarrollando a la vez una diplomacia más estratégica y polifacética. El propio Abe lo describe como “una diplomacia enfocada con una visión panorámica del mundo”, es decir, una diplomacia global enfocada a vista de pájaro.

ENTREVISTADOR ¿A qué se refiere exactamente?

YACHI Me refiero a asentar una base estratégica que permita llevar a cabo una política exterior polifacética. En el contexto de la lucha de poder entre Estados Unidos y China, por ejemplo, es necesario que China se comporte como un país que respeta los valores universales a la hora de desplegar sus relaciones diplomáticas. Y por “valores universales” entiendo valores como la libertad, los derechos humanos, la democracia y el estado de derecho. Al mismo tiempo, el primer ministro Abe quiere lograr que los japoneses valoren su propia historia, tradición y cultura, así como el loable carácter nacional demostrado en la tragedia del Gran Terremoto del Este de Japón.

El gobierno de Abe no pretende cercar a China

ENTREVISTADOR Otro elemento del gobierno actual es el concepto del “Arco de Libertad y Prosperidad” que el vice primer ministro Asō Tarō defiende desde que ocupase el ministerio de exterior en la primera administración Abe. Japón cuenta con muchísimos países que le apoyan en la periferia del continente eurasiático. Sin embargo, durante la primera administración Abe y el posterior gobierno Asō (septiembre de 2008 – septiembre de 2009), este concepto fue tildado de estrategia para cercar a China y al final se quedó en agua de borrajas.

YACHI Ciertamente, hubo quien malinterpretó el Arco de Libertad y Prosperidad como una estrategia para cercar a China. Pero ese no ha sido nunca la intención de Abe y, además, Japón ni siquiera tiene la capacidad para hacerlo. Los países que forman el arco son naciones que persiguen la libertad y la prosperidad como un objetivo a largo plazo. Japón solo pretende acompañar a esos países ofreciéndoles medios pacíficos, como la Ayuda Oficial al Desarrollo y el intercambio a nivel de personas. No queremos excluir a China, sino bien al contrario, deseamos su aprobación y su colaboración. El nombre del Arco de Libertad y Prosperidad ha caído en desuso, pero la idea fundamental sigue vigente.

El diálogo con China, sin prisa pero sin pausa

ENTREVISTADOR Tengo entendido que visitó Beijing del 15 al 18 de junio para allanar el terreno para el diálogo con China. Y el 19 de junio el primer ministro Abe declaró en Londres que estaba listo para entablar diálogo con el presidente chino Xi Jinping. Las relaciones entre China y Japón siguen siendo espinosas, pero ¿cómo ve las posibilidades de celebrar una cumbre?

YACHI Durante el primer mandato del primer ministro Abe las relaciones con China ya estaban deterioradas a causa de las visitas del anterior primer ministro Koizumi al templo Yasukuni. Por eso en octubre de 2006 Abe tomó cartas en el asunto enseguida y visitó China a las dos semanas de ocupar el cargo. Con ello se logró un acuerdo para establecer con China una “relación estratégica de beneficio mutuo”. Sin embargo, la situación actual es mucho más grave que en aquel entonces a consecuencia del conflicto de las islas Senkaku.

Por otro lado, Japón y China tienen un gran peso en el panorama asiático y global, y comparten lazos históricos muy antiguos. La confrontación entre ambos países provoca inestabilidad, no solo en la región asiática, sino en todo el mundo, por lo que la comunidad internacional espera que evitemos la escalada de tensión y tomemos rumbo hacia la mejora de las relaciones. El primer ministro Abe es consciente de la necesidad de dialogar, pero la situación todavía no está como para iniciar diálogos de alto nivel. La idea es profundizar el diálogo en muchos niveles distintos, elaborando un marco constructivo con miras al futuro y, en el proceso, trabajar hacia una futura cumbre entre China y Japón.

ENTREVISTADOR ¿Es decir que avanzan despacio? 

YACHI Creo que debemos avanzar con cautela, pero a la vez imprimir cierta rapidez para iniciar un diálogo a varios niveles.

ENTREVISTADOR ¿A qué se refiere con rapidez? ¿Para otoño o más tarde? ¿O bien el gobierno pretende realizar avances concretos una vez pasadas las elecciones a la Cámara Alta de julio?

YACHI Quiero decir lo antes posible, pero no sin antes hacer todos los preparativos correspondientes. No digo que sea mejor ir despacio que rápido pero, incluso cuando el primer ministro Abe fue a China en 2006, la visita requirió una buena dosis de deliberaciones y preparativos previos. China es un país realmente gigantesco y resulta imposible modificar su rumbo de la noche a la mañana. Procederemos tan velozmente como podamos, pero una empresa de tales dimensiones toma su tiempo.

El esperado refuerzo del estado de derecho

ENTREVISTADOR Entre los cambios que más desea que realice China, supongo que está el de reforzar el estado de derecho, incluida la legislación marítima, ¿verdad?

YACHI Creo que debemos seguir con la diplomacia de la vía 2 y la vía 1,5 (1) para asegurarnos de que China comprenda debidamente la legislación y las normativas internacionales. Sin ánimos de faltar al respeto, China tiene una larga historia como superpotencia pero, como nación contemporánea, todavía es una potencia emergente. Quisiera que en China arraigase del todo el respeto a la legislación y las normativas internacionales porque, sinceramente, a juzgar por las declaraciones de su gobierno, aún les queda un buen trecho por recorrer.

(1) Nota del editor: La vía 2 y la vía 1,5 son diálogos diplomáticos a nivel popular en que los miembros del gobierno se reúnen con ciudadanos ajenos a los organismos gubernamentales e intercambian opiniones libremente en calidad de iguales.

ENTREVISTADOR Se dice que en su visita a Estados Unidos en junio de 2013, el presidente chino Xi Jinping declaró: “En el océano Pacífico hay espacio de sobra tanto para Estados Unidos como para China”. Por otro lado, en la cumbre con China el presidente Obama enfatizó de nuevo la importancia de la alianza entre Estados Unidos y Japón aludiendo de forma indirecta al conflicto de las islas Senkaku. ¿Qué opina de esas declaraciones?

YACHI Actualmente China es la segunda mayor economía del mundo, además de una superpotencia militar. En Estados Unidos ha surgido la idea de establecer una especie de “G2″ con China, e incluso hay quien aboga por que China sea el aliado número uno de Estados Unidos tanto a nivel regional como global. No obstante, la relación con Japón es mucho más profunda que con China: hemos sido aliados en seguridad desde el fin de la ocupación que siguió a la Segunda Guerra Mundial y hemos cooperado económicamente durante muchos años como las dos mayores economías del mundo. Además, la alianza de Japón con Estados Unidos se basa en unos valores firmemente asentados, y eso es algo que China no puede suplir por más retórica que le dedique. Creo que la declaración del presidente Obama alude implícitamente a la relación histórica que mantenemos.

ENTREVISTADOR En la situación actual, ¿le preocupa la posibilidad de que estalle la crisis a partir de algún incidente como el secuestro de un barco pesquero japonés o un choque marítimo?

YACHI Me consta que en China hay voces airadas que pretenden promover ese tipo de desenlaces, pero no creo que la cúpula de mandatarios lo apoye. Pienso que el gobierno chino desea establecer una relación positiva con Japón para su propio desarrollo a largo plazo. Ahora bien, a pesar de la orientación básica del gobierno, no hay forma de asegurar que los elementos más radicales no llegarán al poder algún día. La tensa situación actual alrededor de las islas Senkaku plantea un auténtico peligro de colisión marítima en la zona. La historia está repleta de ejemplos de cómo un incidente trivial puede acabar desembocando en una crisis de grandes dimensiones. Así que vamos a minimizar riesgos reforzando la presencia de la Guarda Costera y las Fuerzas Marítimas de Autodefensa, así como estrechando aún más los lazos de la alianza con Estados Unidos. 

Calma y diálogo para las relaciones con Corea del Sur

ENTREVISTADOR Las relaciones entre Japón y Corea del Sur también han tocado fondo, entre las disputas por la interpretación de la historia y el conflicto de Takeshima. ¿Qué cree que se debe hacer para salir de ese círculo vicioso de tensiones entre ambos países?

YACHI Al igual que con China, con Corea del Sur también tenemos que esforzarnos por calmar los ánimos a través del diálogo. Para subsanar las relaciones debemos empezar por profundizar los vínculos a través del intercambio cultural y entre personas sin precipitarnos. Tanto China como Corea del Sur congelan las relaciones a todos los niveles cada vez que surge un problema; y es una lástima que, con la larguísima relación que mantenemos con ambos países, aún no podamos afirmar que dicha relación sea madura. Es inevitable que choquemos en algunos puntos de vista, pero creo que deberíamos esforzarnos por mantener una buena base para las relaciones diplomáticas.

ENTREVISTADOR En Estados Unidos han saltado voces de alarma por el deterioro de las relaciones entre Japón y Corea del Sur.

YACHI Soy consciente de que en Estados Unidos hay quien habla del tema en esos términos, pero Japón no pretende precisamente lastrar sus relaciones con Corea del Sur. De hecho, Corea del Sur es un país clave para Japón desde el punto de vista de la seguridad. Sin embargo, ahora mismo el ambiente está al rojo vivo: en Japón hay ciertas facciones que promueven el sentimiento antisurcoreano, y en Corea del Sur el sentimiento antijaponés se ve intensamente atizado por los medios de comunicación e incluso por el Parlamento, dando como resultado una tensión tal que una pequeña chispa podría provocar una tremenda explosión. En este contexto no va a resultar fácil mejorar las relaciones, pero es de vital necesidad que enfriemos los ánimos.

No disparen las alarmas: Corea del Norte solo busca su lugar en el mundo

ENTREVISTADOR Corea del Sur se está esforzando en acercarse más a China, e incluso da la impresión de que ambos países se estén aliando para ir contra Japón. Creo que la intención de Corea del Sur es reforzar sus lazos con China para hacer frente al problema de Corea del Norte, pero parece que en Japón no todos lo ven así.

YACHI Creo que el problema de Corea del Norte tiene un gran peso aquí. Además, en el plano económico China es el principal socio comercial de Corea del Sur y, aunque la economía china se haya ralentizado, sigue siendo un mercado creciente cuyo gobierno ha definido un objetivo de crecimiento del 7,5 de PIB para este año. Soy de la opinión que el interés de Corea del Sur por cultivar las relaciones con China tiene un trasfondo económico y de seguridad.

ENTREVISTADOR Corea del Norte sigue con su “política de la cuerda floja”, pero parece que ha suavizado bastante su dura retórica. Por otro lado, en mayo de 2013 el asesor del Gabinete Iijima Isao realizó una repentina visita a Corea del Norte, supuestamente para hablar del problema del secuestro de ciudadanos japoneses. ¿Cómo interpretaría las últimas tendencias del gobierno norcoreano?

YACHI El de Kim Jong-un es un gobierno muy joven que todavía tiene que asentar sus fundamentos, por lo que aún está deliberando cómo establecer su posición en la comunidad internacional. El nuevo régimen arrancó con una línea muy dura, pero al observar la reacción del resto de los países corrigió su rumbo hacia una línea más flexible. Podemos aventurar que Kim está probando el terreno para ver qué implicaciones tendrá ese cambio de rumbo sobre su base de poder, así que no veo necesidad de hacer sonar la alarma a cada nuevo movimiento de Corea del Norte.

En cuanto al problema de los secuestros, la línea oficial consiste en tratarlo dentro del marco de las negociaciones globales para normalizar las relaciones diplomáticas, junto con el problema del armamento nuclear. Aun así, como se trata de dos problemas separados, no hay motivos para desatender uno solo porque el otro no avance. Especialmente dada la avanzada edad de los familiares de los secuestrados, el gobierno japonés debe esforzarse en buscar distintas vías para poner fin al problema de los secuestros lo antes posible.

La diplomacia centrada en Asia da más resultados de lo esperado

ENTREVISTADOR El primer ministro Abe ha dejado claro que su prioridad en materia diplomática son las relaciones con el resto de los países asiáticos. En su primer viaje internacional tras emprender este segundo mandato, que realizó a mediados de enero, eligió como destino tres países del sureste asiático (Vietnam, Tailandia e Indonesia), y posteriormente visitó Mongolia en marzo y Myanmar en mayo. ¿Ha dado los resultados esperados ese giro hacia Asia de la diplomacia de Abe?

YACHI Los resultados han superado las expectativas, y creo que la ciudadanía japonesa también lo aprecia. Durante el mandato del Partido Democrático encabezado por el primer ministro Hatoyama Yukio dio la impresión de que se pretendía desplazar el eje de la diplomacia japonesa de la alianza con Estados Unidos a una alianza con el resto de Asia, pero la administración Abe ha dejado claro que la intensificación de las relaciones diplomáticas con el resto de Asia se desarrolla sobre el eje diplomático formado por la alianza Japón-Estados Unidos. De hecho, el plan original de Abe era visitar primero Estados Unidos para reafirmar su firme compromiso con la alianza bilateral y después dirigirse a Asia, pero tuvo que cambiar el orden de las visitas por problemas de agenda de Estados Unidos. 

ENTREVISTADOR Tengo entendido que Abe planea visitar todos los países miembros de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés).

YACHI El vice primer ministro Asō Tarō visitó la India hace poco y el ministro de Exterior Kishida Fumio ya ha visitado Filipinas, Singapur, Brunei y Australia. Entre los tres han completado la primera ronda de visitas por todo el Sudeste Asiático y Oceanía, y todo está saliendo muy bien en general. El ex primer ministro Kishi Nobusuke, abuelo del primer ministro Abe, daba también una gran importancia a las relaciones con el resto de Asia. En su mandato visitó primero los países asiáticos para asegurarse su apoyo hacia Japón, y posteriormente se desplazó a América para debatir la revisión del antiguo tratado de seguridad entre Japón y Estados Unidos, que era la máxima prioridad de su agenda diplomática. En total visitó 15 países de toda Asia. Es posible que el primer ministro Abe tenga en mente la estrategia diplomática de Kishi a la hora de diseñar su propia agenda.

La entrevista continúa en una segunda parte, en la que se trata de las relaciones entre Japón y Estados Unidos y entre Japón y Rusia, entre otros temas.

(Traducción al español de la entrevista original en japonés mantenida el 27 de junio de 2013. Entrevista realizada por Harano Jōji, director de nippon.com. Fotografías de Hanai Tomoko.)

  • [24.02.2014]
Artículos relacionados
Lo más reciente

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia