Enfoques Datos de Japón
El Japón de los festivales: un mapa de los “matsuri”
[14.06.2013] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Nadie sabe con exactitud cuántos festivales se celebran en Japón a lo largo de un año, pero se calcula que entre cien mil y trescientos mil. Cada uno de ellos refleja de manera peculiar la historia y cultura local del lugar en el que se celebra.
En este artículo ofrecemos una selección de veinticuatro de los festivales más famosos de todo el país.
Para más información, ver: Los festivales concentran la “fuerza de vivir”

Festival de la Nieve de Sapporo

Fotografía por cortesía de la oficina de Turismo y Cultura de Sapporo

(Sapporo, Hokkaidō, mediados de febrero)

El mayor festival de invierno es una celebración de la belleza del hielo y la nieve. El corazón de este festival lo componen una serie de impresionantes esculturas hechas de nieve compactada. El humilde orígen de este festival fue a comienzos de 1950, cuando un grupo de escolares locales crearon seis esculturas de nieve en el parque Ōdōri. Hoy este festival atrae a más de dos millones de visitantes cada año, y ofrece además un carnaval y una amplia oferta de atracciones.

Web oficial: Comité ejecutivo del Festival de la Nieve de Hokkaidō

Aomori Nebuta Matsuri

Fotografía cortesía del Gobierno de la Prefectura de Aomori

(Ciudad de Aomori, Aomori, del 2 al 7 de agosto)

El festival recibe su nombre de las enormes figuras de papel llamadas nebuta que desfilan sobre carrozas por las principales calles de la ciudad. Estas carrozas representan figuras heroicas de la historia. Son acompañadas por un amplio grupo de exuberantes bailarines, muchos de ellos cubiertos por sombreros de paja tradicionales. Dicen que este festival se remonta a las celebraciones tradicionales del Tanabata que se llevaban a cabo en el séptimo mes del calendario oriental. Más de tres millones de personas acuden al mismo durante los cínco días que dura el festival.

Sendai Tanabata Matsuri

Fotografía cortesía del la Cámara de Comercio e Industria de Sendai

(Sendai, Miyagi, del 6 al 8 de agosto)

El centro de la ciudad de Sendai se llena de abundantes decoraciones de vivos colores en este festival en pleno verano, celebrado tradicionalmente el séptimo día del séptimo mes para señalar el encuentro anual de Orihime y Hikoboshi (representados por las estrellas Vega y Altair). Cada motivo decorativo tiene un significado especial. Los asistentes piden deseos para obtener buena suerte y salud, triunfar en los estudios, o ser bendecidos con buenas cosechas y una pesca opulenta.

Web oficial: Asociación de Apoyo al Festival de Tanabata de Sendai (Cámara de Comercio e Industria de Sendai)

Namahage

Fotografía cortesía de la División de Comercio y Turismo de la ciudad de Oga

(Oga, Akita, el 31 de diciembre)

Ogros que portan grandes cuchillos de cocina visitan los hogares en busca de niños desobedientes, gritando en tono amenazador: “¿Hay niños llorones en esta casa?” y “¿Hay niños perezosos aquí?”. Los namahage de Oga son invitados a los hogares de la gente como sirvientes de los dioses, llevando consigo purificaciones para proteger de los desastres y traer abundancia y prosperidad.

Web oficial: Museo de Namahage

Abare Matsuri

Fotografía cortesía de la oficina de promoción turística del ayuntamiento de Noto

(Noto, Ishikawa, del primer viernes de julio al sábado)

Este festival con más de 300 años de historia comienza en las cercanías del muelle del puerto del distrito de Ushitsu, donde se encienden teas acompañadas a su alrededor de cuarenta linternas alargadas de unos siete metros de altura llamadas kiriko. En este festival del fuego y el alboroto se conducen de manera salvaje las linternas y los mikoshi(santuarios portátiles) de un lado para otro durante toda la noche. Es un matsuri que celebra la bravura, en el que los mikoshi que han terminado su ronda son lanzados al mar, al río o introducidos en el fuego hasta quedar completamente destrozados, en el segundo día del festival.

Web oficial: Oficina de promoción turística del ayuntamiento de Noto

Etchū Owara Kaze-no-Bon

Fotografía cortesía de la Asociación de Turismo de Etchū Yatsuo

(Yatsuo, Toyama, del 1 al 3 de septiembre)

En este festival nocturno, bailarines silenciosos efectúan los elegantes movimientos de una danza indescriptible al ritmo de una triste melodía. Se cree que este baile apacigua a los espíritus maléficos que podrían causar los tifones y fuertes vientos que dañan las cosechas de los agricultores. Numerosas personas viajan a este pequeño poblado en las montañas atraídos por las peculiares danzas ejecutadas al sonido de los acordes melancólicos del kokyū, un instrumento de cuerda curvado.

Web oficial: Asociación de Turismo de Etchū Yatsuo

Narita Setsubun Matsuri

Fotografía cortesía del templo de Naritasan Shinshōji

(Narita, Chiba, 3 de febrero)

El Setsubun señala el día previo al comienzo de la nueva estación –en la actualidad casi siempre primavera. En la antigüedad se creía que los ogros y malos espíritus aparecían en los cambios de estación. Esta creencia hizo popular una costumbre que a día de hoy se celebra en todo el país en la que se lanzan semillas de soja para ahuyentar a los ogros. Los festejos del templo de Naritasan Shinshōji son especialmente famosos. Los asistentes lanzan las semillas de soja y cantan el tradicional verso “oni wa soto, fuku wa uchi” (¡fuera los demonios! ¡adentro la suerte!). Se reza por la paz, la prosperidad y las buenas cosechas.

Web oficial: Ayuntamiento de la Ciudad de Narita

Sanja Matsuri

Fotografía por Kodera Kei.

(Distrito de Taitō, Tokio, de viernes a domingo, tercer fin de semana de mayo)

El Sanja Matsuri es uno de los mayores festivales en la tradicional zona de shitamachien Tokio. Las divinidades son llevadas por las calles de Asakusa en tres colosales mikoshimientras feligreses de cuarenta y cuatro agrupaciones vecinales los cargan por turnos para conducir los santuarios portátiles por sus zonas en un tour que dura desde el amanecer hasta el anochecer.

Chichibu Yomatsuri

(Chichibu, Saitama, del 2 al 3 de diciembre)

Este festival data de mediados de la era Edo (1603-1867), cuando la prosperidad alcanzada por el mercado de seda levantado en el recinto del santuario de Chichibu propició que se celebrara de manera solemne una fiesta anual en ese mismo lugar sagrado. En el festival se transportan dos suntuosos kasaboko, unos enormes objetos con forma de parasol, y cuatro carrozas con tejado llamadas yatai por un recorrido cuyo punto álgido es la subida de la empinada cuesta de dangozaka.

Web oficial: Turismo de la ciudad de Chichibu

Festival de Onbashira

Fotografía cortesía de la Asociación de Turismo de Suwa

(Suwa, Nagano, desde comienzos de abril hasta comienzos de mayo, una vez cada seis años)

Se celebra cada seis años, en el año del tigre y el año del mono, para reconstruír las estructuras sintoístas del santuario de Suwa Taisha. Se traen enormes abetos de unos 200 años de edad de los bosques cercanos para los cuatro pilares principales del nuevo edificio del santuario. Los hombres montan los troncos mientras estos se deslizan por empinadas pendientes hasta el emplazamiento del santuario, ofreciendo un espectáculo impresionante.

Web oficial: Asociación de Turismo de Suwa

Ise Jingū Shikinen Sengū

Fotografía cortesía del Ise Jingū

(Ise, Mie, cada veinte años)

En Ise Jingū (santuario de Ise) todas las edificaciones principales de los santuarios son reconstruídas desde cero cada veinte años, junto con los ropajes y objetos sagrados en el interior del recinto del santuario, previamente a que el espíritu de la diosa sol sea reintroducido en el nuevo edificio. Esta ceremonia se realizó por primera vez en el año 690.

Web oficial: Oficina administrativa del Ise Jingū

Ise Jingū Kannamesai (del 15 al 25 de octubre) y Nīnamesai (del 23 al 29 de noviembre)
(Ise, Mie)

Fotografía cortesía de Ise Jingū.

En el festival de Kannamesai la nueva cosecha de arroz del año es ofrendada a Amaterasu, la diosa sol, para hacer una plegaria por una abundante recolección y por el mantenimiento de la salud de la familia imperial y la nación japonesa. En el Nīnamesai un representante del emperador ofrece a los dioses un regalo ceremonial de la cosecha anual.

Web oficial: Oficina administrativa del Ise Jingū

Otaue Shinji

Las mujeres del templo ejecutan los bailes del cultivo de arroz “Yaotome no Tamai”. (Fotografía cortesía del santuario de Sumiyoshi Taisha)

(Distrito de Sumiyoshi, Osaka, 14 de junio)

Se cree que este festival comenzó cuando la emperatriz consorte Jingū (la cual se cuenta que gobernó entre 201 y 269) ordenó que un terreno sagrado fuese sembrado con grano para los dioses. Las ceremonias de plantación de arroz, que tienen lugar en los terrenos pertenecientes al santuario de Sumiyoshi Taisha, son populares por ser las más pomposas e impresionantes de Japón. Además del cultivo de arroz, las mujeres del templo también ejecutan danzas en los tradicionales hábitos rojos y blancos.

Gion Matsuri

Vista del desfile de Yamahoko. (Fotografía cortesía de la Asociación de Turismo de la ciudad de Kioto)

(Kioto, del 1 al 31 de julio)

El festival de Gion se remonta a más de mil años atrás en el periodo Heian. Tiene su origen en el Gion Goryōe, un festival en el que se rezaba pidiendo el fin de los brotes de enfermedades epidémicas. Este festival tiene lugar durante el mes de julio. Las principales atracciones son las exhibiciones nocturnas de las carrozas festivas de yama y hoko. Estas exhibiciones tienen lugar en las noches del 14 al 16 de julio, y se acompañan de funciones de música tradicional. El 17 de julio treinta y tres carrozas festivas desfilan por las calles. Hay además un sinfín de eventos relacionados en el santuario de Yasaka y alrededores a lo largo del mes.

Web oficial: Kyoto Travel Guide

Tenjin Matsuri

Los fuegos artificales iluminan el cielo en el Tenjin Matsuri. (Fotografía cortesía del santuario de Osaka Tenmangū)

(Distrito de Kita, Osaka, del 24 al 25 de julio)

Se dice que data del año 951, dos años después de que el santuario de Tenmangū se construyera para apaciguar al espíritu de Sugawara no Michizane (845–903), un cortesano y erudito cuyo enojado espíritu se creía responsable de los desastres que ocurrieron tras su muerte en el exilio. El punto álgido del festival está en la procesión de miles de personas que descienden por el río, donde el dios es descargado en canoas dándo lugar a un impresionante desfile acuático y un espectáculo de fuegos artificiales.

Kyoto Gozan Okuribi

Fotografía cortesía de la oficina de Cultura y Asuntos Civiles de Kioto

(Kioto, el 16 de agosto)

La práctica de encender hogueras en cinco montañas en los alrededores de Kioto durante el festival de Bon se remonta probablemente al siglo XVII. Las cinco hogueras, que representan barcos y caracteres kanji de importancia en el budismo, se encienden entre las ocho y las ocho y media, en la noche del 16 de agosto, durando alrededor de treinta minutos. Estos fuegos tienen como objetivo iluminar las almas de los fallecidos, que vinieron a visitar nuestro mundo, en su viaje de regreso hacia el mundo de los espíritus.

Yosakoi Matsuri

Fotografía cortesía de la Cámara de Comercio e Industria de Kōchi.

(Ciudad de Kōchi, Kōchi, del 9 al 12 de agosto)

Una celebración moderna nacida en 1954 con el objetivo de ofrecer al pueblo algo que festejar durante el periodo de aguda crisis económica de entonces. Yosa koi significa “ven por la noche” en el dialecto local. Alrededor de ciento noventa agrupaciones de danza y veinte mil personas participan, diseñando sus propios vestidos, y bailan utilizando una claquetas de madera llamadas naruko. Cada uno de los grupos baila al ritmo de una música sustentada en una melodía original llamada Yosakoi bushi.

Awa Odori

Fotografía cortesía de la Asociación de Turismo de la Ciudad de Tokushima

(Ciudad de Tokushima, Tokushima, del 12 al 15 de agosto)

La famosa tonada del festival reza: “Algunos tontos bailan, y otros tontos miran. Eres un tonto de cualquier forma, entonces ¿por qué no bailas?”. Con una historia que se remonta 400 años en el tiempo, el Awa Odori es una de las danzas autóctonas japonesas más conocidas. El festival está abierto a cualquiera que quiera sumarse al mismo. Existen diferentes vestidos y bailes para hombres y mujeres. El baile de las mujeres se compone de movimientos delicados y vestidos coloridos acompañados de los tradicionales sombreros cónicos hechos con juncias.

Hadaka Matsuri Eyō

Fotografía cortesía de la Cámara de Comercio e Industria de Okayama

(Ciudad de Okayama, Okayama, tercer sábado de febrero)

Se cree que este festival tiene su origen a comienzos del siglo XVI, cuando las personas competían para conseguir talismanes de la buena suerte. Después de atender una ceremonia budista en el salón principal de plegarias del Saidaiji Kannon, aproximadamente nueve mil hombres vestidos con taparrabos (fundoshi) pelean por dos varas sagradas (shingi) lanzadas por uno de los monjes del templo hacia la multitud en la medianoche. La creencia dice que los ganadores obtendrán buena suerte y felicidad.

Senteisai

Fotografía cortesía de la ciudad de Shimonoseki

(Shimonoseki, Yamaguchi, del 3 al 4 de mayo)

Este festival se fundamenta en una ceremonia en la que se honra al niño emperador Antoku en el día de su fallecimiento en la batalla naval de Dannoura, en las cercanías de Shimonoseki en 1185. La fiesta tiene lugar en el santuario de Akama, donde el emperador está consagrado como la deidad superior. La cúspide de este festival es la procesión de cortesanas, “prostitutas”, y geishas ataviadas con vestidos propios de la corte. Durante la ceremonia dos bueyes tiran de un palanquín que es llevado hasta Isaki, lugar en el que se cuenta que el cuerpo ahogado del emperador habría sido descubierto por pescadores.

Hakata Gion Yamakasa

Fotografía cortesía de la ciudad de Fukuoka

(Hakata, Fukuoka, entre el 1 y el 15 de julio)

Un festival con una historia que se remonta 760 años atrás, celebrado en el santuario de Kushida en Hakata. Apenas treinta hombres tiran de unas carrozas de hasta una tonelada de peso que son conducidas a toda velocidad por las calles, mientras otros tantos más empujan desde detrás. El último día siete carrozas parten por su orden desde el recinto del santuario y corren por las calles de Hakata temprano en la mañana.

Shōrō nagashi

Fotografía cortesía de la ciudad de Nagasaki

(Ciudad de Nagasaki, Nagasaki, el 15 de agosto)

En varias regiones del interior de Nagasaki se celebra una ceremonia tradicional en la que se reza por el alma de los difuntos. Los espíritus de los recientemente fallecidos son conducidos en unas barcas decoradas con farolillos de papel y flores artficiales llamadas shōrō-bune (barcas de los espíritus) hasta un punto terminal de la travesía llamado nagashi-ba, mientras sus familiares lanzan petardos y hacen sonar campanillas en procesión.

Web oficial: Atto Nagasaki, guía de turismo y hostelería de Nagasaki

Takachiho no Yokagura

Fotografía costesía de la Asociación de Turismo de Takachiho.

(Takachiho, Miyazaki, de noviembre a febrero)

Este festival se lleva a cabo en hasta veinte de los poblados de la región de Takachiho. Es un festival de agradecimiento por las cosechas de otoño y en el que se reza y ofrecen danzas sintoístas por la fertilidad de la tierra y la buena fortuna. Comienza con una danza llamada Hikomai de la deidad del sintoísmo Sarutahiko, guía del dios Ninigi en su descenso a la tierra para gobernar el Japón descrito en la mitología. Continúa con treinta y tres danzas más, siendo la última un baile que respresenta la alegría de los ochocientos dioses.

La danza Yokagura, que da nombre a este festival, simboliza uno de los mitos más conocidos de Japón, en el que la diosa sol, Amaterasu, se retiró a una cueva enojada y cerró la entrada con una gran roca, privando al mundo de su luz. La cueva que se menciona en este mito está cerca del santuario de Takachiho.

Web oficial: Asociación de Turismo de Takachiho

Naha Ōtsunahiki

Fotografía cortesía de la Oficina de la Sociedad para la Conservación de la Batalla Colosal de la Soga de Naha

(Naha, Okinawa, del segundo sábado de octubre hasta el lunes)

Tradicionalmente, en Okinawa se llevaban a cabo colosales juegos de la soga (también conocidos como tira y afloja, o cinchada) para pedir lluvias y abundantes cosechas. En Naha esta tradición se extendió hasta convertirse en una competición entre los poblados de la zona, que lucha por el prestigio y para alardear de la victoria. Tras varios años en el olvido, el festival fue resucitado en 1971, un año antes de la devolución de la soberanía de Okinawa a Japón. Miles de personas participan en esta competición junto a otros participantes vestidos con trajes de la época del reino independiente de Ryūkyū.

Web oficial: Oficina de la Sociedad para la Conservación de la Batalla Colosal de la Soga de Naha

  • [14.06.2013]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia