Amar y aprender el idioma japonés

Creando historias para aprender kanji

Idiomas

Para los estudiantes de japonés los kanjis pueden parecer extremadamente complejos, pero muchos están formados con una combinación de partes más sencillas. Crear historias basadas en el significado de esas partes es un truco mnemotécnico que puede resultar muy útil.

Combinaciones con significado

Una vez dominados los silabarios hiragana y katakana, los estudiantes de japonés se enfrentan a los kanjis. Esta puede ser una fase complicada en el proceso de aprendizaje, ya que hay que memorizar miles de caracteres. La clave, no obstante, está en comenzar con los más sencillos—y percatarse poco después de que incluso los kanjis más complicados a veces están compuestos de esas partes pictográficas simples.

Algunos kanjis son como dibujos o representaciones directas de las cosas. Dos de esos caracteres son 田, cuyo significado es “campo” o “arrozal”, y 木, cuyo significado es “árbol”. La mayoría, no obstante, están formados por dos o más partes. Los estudiantes de primaria en Japón aprenden 田 y 力, siendo este último el kanji para “fuerza” (una teoría dice que 力 muestra un brazo flexionando los músculos en la derecha). Combinando estos dos se crea otro kanji estudiado en primaria: 男, o un “hombre”, quien tradicionalmente utilizaba su “fuerza” para cultivar el “campo”.

Por tanto, 男 es un kanji en el que las partes indican el significado general. Otro ejemplo evidente es 明 (brillo), en el que se unen 日 (sol) y 月 (luna), dos cuerpos celestes brillantes. Conocer lo que significa cada parte puede ayudar a memorizar los kanjis, aunque el estudiante debe reconocer sus diferentes formas. En 休 (descanso), 亻 es otra forma de escribir 人 (persona); el carácter 休 (descansar) muestra a una persona apoyándose en un árbol, tomándose un respiro.

El niño bajo el tejado

Los niños japoneses utilizan este método para aprender muchos otros kanjis, aunque a veces los trucos mnemotécnicos no están basados en las intenciones de sus creadores. La mayoría de los caracteres fueron creados hace miles de años en China, y sus orígenes pueden ser desconocidos, complejos o polémicos. Sin embargo es incuestionable que una buena historia basada en el significado—ya haya sido confirmada definitivamente, posiblemente cierta o totalmente inventada—es una técnica de memorización impagable tanto para los hablantes nativos como para los estudiantes de japonés en el extranjero.

Estos son otros kanjis de los tres primeros cursos de la escuela primaria, un período en el que los escolares japoneses aprenden unos 440 caracteres: juntando 言 (palabra) y 舌 (lengua) se crea話 (hablar). Del mismo modo, al combinar 言 con 売 (vender) surge 読 (leer), por lo que podemos pensar en una librería que vende palabras para que las personas las lean. ¿Qué es un “niño” (子) estudiando bajo un “tejado” (宀)? La respuesta es 字 (carácter).

Si nos olvidamos de la noción de verosimilitud, se abrirán múltiples posibilidades para la imaginación. En 雪 (nieve), se puede ver el carácter de 雨 (lluvia) arriba, pero la imagen que ofrece es la de la nieve cayendo y amontonándose en líneas debajo. Para mí, la parte derecha de 説 se parece a un antiguo televisor con dos antenas, por lo que mi historia es que alguien que “habla” (言) en la televisión está ofreciendo un “discurso” (説).

Kanjis líquidos

No siempre es sencillo pensar en una buena historia para cada kanji. No obstante, aunque no contemos con un argumento completo, conocer una parte es útil para ejercitar la memoria o adivinar todo el conjunto. En las primeras fases del aprendizaje, una de las partes más útiles es 氵, que representa “agua”. Aparece en kanjis relacionados como 海 (mar), 汽 (vapor), 池 (estanque), 泳 (nadar), 湖 (lago), y 港 (puerto).

El carácter 海, por ejemplo, combina la parte de agua en la izquierda con 毎, que significa “cada” o “todo”, en la derecha. Y este se puede dividir en 人 (persona) en la parte superior y 母 (madre) debajo. Por lo tanto uno puede recordar que cada persona tiene una madre, y prácticamente cada gota de agua está en el mar.

Tal como se ha explicado arriba, 日 significa “sol” y aparece en 明 (brillo) y 晴 (despejado o soleado). También significa “día”, y por lo tanto aparece en muchos kanjis relacionados con el tiempo, como 早 (temprano), 時 (tiempo), 春 (primavera), 昼 (mediodía), 曜 (día de la semana), y 昔 (antaño). Otra parte frecuente en los primeros kanjis es 扌 o “mano”, que aparece en 指 (dedo), 持 (sujetar), 拾 (agarrar), 打 (golpear), y 投 (lanzar).

Utilizar historias basadas en los significados para memorizar los kanjis ha sido desde hace mucho una técnica muy popular entre los estudiantes extranjeros influenciados por la serie de libros Kanji para recordar creada por James W. Heisig. Para beneficiarse de este método no es necesario utilizar un truco mnemotécnico para cada kanji que uno se encuentra—aunque algunos estudiantes lo intentan—y algunas de las historias se recuerdan más fácilmente que otras.

Si uno no encuentra una historia plausible, es mejor comprobar si otros métodos pueden ayudar igualmente, como leer repetidamente el kanji en contexto o escribir el carácter a mano. Y si no, puede resultar útil concebir un truco mnemotécnico para ese caso. En la práctica, puede que el principal problema sea confundir dos caracteres, y en este caso es mejor centrarse en la parte que es diferente.

Aprender los kanjis a través del significado de sus partes es una técnica excelente, pero es más efectiva cuando se adapta a nuestro plan personal de estudio. ¡Presta atención a las partes de estos endiablados caracteres y piensa cómo puedes hacerlos más sencillos!

(Ilustraciones de Mokutan Angelo.)

Japonés kanji