Mayor concienciación ante el embarazo en la sociedad japonesa

James Singleton [Perfil]

[15.12.2014] Leer en otro idioma : ENGLISH | العربية | Русский |

Caminando por la calle o en el tren en Japón a menudo podrán ver un llavero en forma de corazón con la imagen de una madre y un bebé colgando del bolso de alguna mujer. Es el llamado logotipo de maternidad, un sencillo dibujo que informa a los demás que quien lo lleva está embarazada. Introducido por el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar en 2006 como parte de un programa más amplio para fomentar la salud maternal, este logotipo se ha convertido en un símbolo estándar para las futuras madres. 

Pidiendo un poco de consideración de manera silenciosa

El lema del logotipo de maternidad reza: “Hay un bebé dentro de mí.” El lema del logotipo de maternidad reza: “Hay un bebé dentro de mí.”

Los primeros meses de embarazo, cuando el cuerpo de la mujer está adaptándose rápidamente a las crecientes necesidades del feto, pueden ser los más difíciles. Antes de que haya señales externas evidentes de embarazo, las modificaciones en los niveles hormonales y los cambios físicos pueden comportar repentinos episodios de náuseas matinales y otras manifestaciones que causan estragos en la constitución de las madres. El Ministerio de Salud lanzó el programa del logotipo de maternidad para aumentar la conciencia social ante el embarazo y para conseguir que las demás personas tengan más en cuenta las necesidades de las futuras madres. 

El Gobierno nacional y los gobiernos locales, junto con organizaciones privadas, han trabajado ininterrumpidamente para aumentar la aceptación del logotipo desde su introducción hace casi una década. Entre sus acciones puede citarse la exhibición de carteles informativos en estaciones de tren, restaurantes y otros lugares públicos. En las oficinas municipales, a las madres que se registran para recibir el boshi techō (manual de la salud de la madre y el hijo) se les regalan broches, distintivos y artículos similares con el logotipo impreso. En algunos hospitales y clínicas pueden también encontrarse artículos relacionados, y también los distribuyen grupos de apoyo a la maternidad.

A pesar de estas acciones, un sondeo realizado por la Oficina del Gabinete en septiembre mostró que la aceptación del público estaba en retroceso. Según ese informe, sólo poco más del 60 % de las mujeres conocía el logotipo de maternidad, mientras que entre los hombres menos de la mitad sabía qué era. Algunas voces defienden que estos números se explican en parte por el hecho de que los residentes en zonas rurales, que dependen menos del transporte público, han tenido una menor exposición al logotipo. 

El uso del logotipo por parte de las madres es variado. Normalmente lo muestran abiertamente en el bolso, y muchas optan por decorar los distintivos con lentejuelas o modernas cintas. Algunas incluso eligen logotipos que llevan mensajes en los que, por ejemplo, se pide a la gente que se abstenga de fumar cerca de ella. Otras adoptan una estrategia más reservada: llevan el logotipo en el bolsillo y solamente lo muestran en situaciones de emergencia. 

Aunque el logotipo no obliga a un comportamiento establecido, sí que alienta a la gente a demostrar consideración, como ceder el asiento en el transporte público, abstenerse de fumar o echar una mano cuando es necesario. Las normas sociales en Japón pueden hacer que algunas personas tengan dificultades para acercarse a extraños abiertamente, pero el logotipo es una forma pacífica que permite a las personas responder a una situación sin que se produzca ninguna fricción ni estrés injustificado.

Controversia e interpretaciones erróneas

Podríamos asumir que un programa que fomenta la consideración hacia las mujeres embarazadas sería recibido con los brazos abiertos, y más aún en un país cuya población envejece como Japón, y que tiene una de las tasas de natalidad más bajas del mundo. Aunque la percepción general del logotipo de maternidad ha sido en su mayor parte positivo (hasta un sondeo informal online le dio una tasa de aprobación del 87 %), en Internet han aparecido varias voces disconformes.

Cartel informativo del logotipo de maternidad Cartel informativo del logotipo de maternidad

Una queja importante ha sido la naturaleza pasiva-agresiva del logotipo, ya muchas personas consideran que la presión por ceder su asiento en el tren equivale a chantaje emocional. En el transporte público japonés, los asientos son un valor codiciado, cosa que no sorprende si consideramos los famosos trenes abarrotados del país y que la media del desplazamiento urbano es de casi una hora. Leyendas urbanas de impostoras que utilizan el logotipo para engañar a otros pasajeros han ayudado también a avivar la desconfianza. A la postre, la decisión de ceder el asiento es potestad de cada persona. Y aunque muchas lo ceden, desgraciadamente no todo el mundo es tan amable. Incluso cuando les ceden el asiento, algunas futuras madres se quejan de tener que soportar ciertos comentarios de menosprecio o miradas burlonas junto a estos actos de generosidad.

Otra objeción al logotipo aduce que anuncia el embarazo de la portadora de una manera exageradamente pública. La tendencia de las mujeres japonesas a aplazar su maternidad lo máximo posible ha provocado que un importante número de personas deban recurrir a largos y árduos tratamientos de fertilidad para tener un hijo. Algunos detractores creen que el logotipo no tiene en cuenta de forma adecuada los sentimientos de estas mujeres, ni de aquellas que han acabado por no poder tener hijos. 

Pero en el fondo el debate beneficia al logotipo de maternidad porque amplía el conocimiento de su uso y significado. Es probable que los sentimientos negativos acaben sosegándose a medida que aumente la familiaridad con el programa. La promoción activa del logotipo por parte de organizaciones como la Himawari no Kai (Asociación Girasol) está contribuyendo a una mayor aceptación, ya que mantiene el logotipo bajo el ojo público. 

Teniendo en cuenta los retos con que se enfrentan las mujeres en Japón, muchos partidarios creen que el logotipo de maternidad podría ayudar a aumentar la natalidad en el país, ya que ofrece tranquilidad a las mujeres. En lugar de ser un medio para conseguir asiento en el tren, puede resultar más valioso como símbolo de que la sociedad apoya la decisión de tener hijos de esa mujer.  

Foto principal: Arimura Haruko, ministra encargada de promover la igualdad de la mujer, muestra el logotipo de maternidad en una conferencia de prensa el 12 de septiembre de 2014. © Jiji

  • [15.12.2014]

Traductor y editor en nippon.com. Licenciado en Estudios Asiáticos por la Universidad de Oregón en 1996. Llegó a Japón ese mismo año y ha vivido aquí desde entonces, estudiando japonés y viajando en tren o a pie en busca de la historia local, la cultura y los dialectos. También ha trabajado durante un tiempo como profesor de un jardín de infancia y ha estado al cuidado de sus hijos en el hogar. Empezó traduciendo en 2008 y ha trabajado como freelance e interno en una de las grandes compañías de productos alimentarios y bebidas de Japón. Se incorporó al equipo de nippon.com en 2014.

Artículos relacionados
Otras columnas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia