Disfrutemos de la vida
El diseñador de productos Kita Toshiyuki
[23.03.2012] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS |

Kita Toshiyuki, diseñador de productos conocido en todo el mundo por el sillón WINK de Cassina, nos habla del atractivo y del potencial del diseño como clave para la restauración de Japón.

Kita Toshiyuki

Kita ToshiyukiNació en Osaka en 1942. A partir de 1969 trabajó como diseñador en Milán y Japón. Desde entonces ha trabajado con numerosos productos: muebles, electrodomésticos, robots, incluso artículos para la vida diaria. Su obra ha sido adquirida por algunos de los museos más importantes del mundo, incluyendo el Museo de Arte Moderno de Nueva York y el Centro Pompidou de París. En los últimos años, ha trabajado como asesor del gobierno en temas de diseño en Singapur, Tailandia y China. Desde 1968 desarrolla su faceta más vocacional trabajando en colaboración con artesanos tradicionales japoneses. En 2011 ganó el Compasso d'Oro ADI (Asociación Italiana de Diseño Industrial), el premio más importante que se otorga a los diseñadores individuales en Italia.

El diseño no sólo es “estética”, sino también “planificación”

ENTREVISTADOR Usted ha trabajado en varios países en todo el mundo, ¿nos podría decir si difieren los enfoques respecto al diseño en función de cada país?

AQUOS C1 / 2001
SHARP (Japan)
PHOTO : Luigi SCIUCCATI

KITA Ahora se está dando un boom del diseño en Asia. Hay países que están tomando en serio el diseño y están adoptando iniciativas a nivel nacional. China, en particular, ha anunciado su intención de desarrollar el diseño como un “nuevo recurso”, ha creado departamentos especializados en diseño en más de mil universidades, y ahora más de 600.000 estudiantes están aprendiendo diseño. En China, cuya estrategia comercial había sido centrarse en la producción por subcontratación estilo OEM (Original Equipment Manufacturer), se está apresurando ansiosamente en crear sus propias marcas y está impulsando el diseño con la vista puesta en su gigantesco mercado. En Corea del Sur también se está dando la misma fiebre por el diseño y Seúl quiere convertirse en la meca del diseño del Lejano Oriente. El diseño, el mercado y la economía se unifican; percibo que en los países asiáticos con una economía dinámica y vigorosa, el diseño se está convirtiendo en un tema candente. En Japón, cuando se habla de diseño se suele interpretar en muchas ocasiones como “estética”, pero le falta la noción de “planificación”. Es lamentable que en las empresas japonesas el diseño tenga un estatus tan bajo porque han limitado su concepto del diseño a la mera apariencia visual y al color, situación que se da especialmente en las grandes empresas.

ENTREVISTADOR ¿Diría que el entorno que rodea al diseño japonés es poco propicio?

KITA Sí, lo es. Uno de los propósitos del diseño es el de embellecer y facilitar el uso de los lugares en los que las personas viven, trabajan, y llevan a cabo sus actividades diarias. Sin embargo, el estilo de vida de los japoneses no ha mejorado en mucho tiempo. Creo que la pequeñez de la casas podría ser una de las principales causas. Los muebles y electrodomésticos se apiñan en estrechas habitaciones que parecen más un trastero que otra cosa. No se pueden traer invitados a casa y se está perdiendo el deseo de rodearse de buenos objetos; como consecuencia de ello, la industria japonesa del interiorismo, y más concretamente las empresas de muebles para el hogar, se encuentran en una situación catastrófica. Es posible que los japoneses tengan muchos ahorros, pero la riqueza en la calidad de vida se está perdiendo a un ritmo vertiginoso. Creo que esto es una señal de peligro para Japón.

La base del diseño está en la vida diaria. Japón como país exportador debería fabricar objetos de calidad y venderlos al extranjero. Me preocupa que con este estilo de vida lleguemos a perder de vista qué significa la buena calidad.

La artesanía tradicional japonesa: apreciada en el extranjero, a punto de extinguirse en su país

ENTREVISTADOR Italia, a pesar de la grave crisis financiera, está manteniendo su estatus como potencia del diseño, ¿no le parece?

KITA Antes, en Italia no había grandes escuelas de diseño. Se puede decir que el diseño italiano de los últimos años ha nacido de su vida cotidiana. Las casas italianas son como salones para invitar a la gente. Son lugares de reunión y de comunicación entre las personas. Esto provoca que la gente quiera decorar sus hogares con bellos objetos y desee convertirlas en un hermoso escenario para su vida; esa es la base sobre la que se sustenta el diseño.

Antiguamente en Japón también existió un estilo de vida así de atractivo. En el pasado, casi todo lo hecho en Japón fue diseñado cuidadosamente. El diseño se aplicaba a cualquier objeto de la vida diaria, desde las casas tradicionales a los cuencos lacados. Incluso desde el punto de vista de la conservación medioambiental era admirable. Hay que decir que Japón fue un país con una cultura ecológica exitosa.

WAJIMA / 1986
OHMUKAI-KOSYUDO (Japan)
PHOTO : Nob FUKUDA

Estas industrias tradicionales japonesas, especialmente la artesanía, disfrutan de una alta reputación en todo el mundo, pero en el propio Japón están al borde de la extinción. Creo que la causa es el declive en el estilo de vida que ha traído consigo la estrechez de la vivienda.

Hace unos cuarenta años, desesperado por hacer algo que pudiera detener el declive de las industrias tradicionales, empecé a trabajar con los artesanos locales, pero no resultó como yo esperaba. Aunque fabricamos productos, no creció un mercado de consumidores que quisieran comprar productos tradicionales de buena calidad para incorporarlos a sus vidas. Me devanaba los sesos tratando de averiguar por qué las industrias tradicionales están en declive, pero al final me di cuenta de que la respuesta era simple: no hay mercado. Para reactivar el diseño japonés y las industrias tradicionales que son su punto de partida, lo primero que debemos hacer es empezar a disfrutar más de la vida.

Una vida plena busca un buen diseño

ENTREVISTADOR ¿Es posible recuperar un mejor estilo de vida en Japón?

KITA Creo que a Japón le espera un futuro brillante. La economía ha caído tanto que, si no hay signos de recuperación pronto, un cambio de estilo de vida será la única manera de lograr el crecimiento económico. Si el estilo de vida de la gente mejora, habrá un aumento de la demanda interna. Y eso conducirá a la recuperación económica. La situación de la vivienda en Japón no puede ser peor, y debido a que la industria ha descuidado durante tanto tiempo este campo, hay mucho espacio para su crecimiento.

En primer lugar, yo aconsejaría reformar y ampliar las pequeñas casas japonesas. Si uno invierte una parte de sus ahorros en hacer reformas, le espera una vida de ensueño. Italia y Alemania probaron esto con éxito hace 40 años. En Corea del Sur también hay un movimiento para establecer normas mínimas para la vivienda y garantizar así espacios habitables mayores. No es que no se pueda llevar una vida plena en el Japón de hoy en día; simplemente no hay una clara voluntad de querer hacerlo.

Kita recostado en un SARUYAMA, una de sus obras maestras. Se inspiró al observar a unos monos de la montaña Takasaki en la Prefectura de Oita para crear un sillón que fuese un espacio para disfrutar libremente. Es un longseller que se ha continuado vendiendo desde 1990.

Pienso que si cambia el estilo de vida, que es la base del diseño, como hay muchos recursos humanos en Japón, mejoraría la situación inmediatamente. La gente tiene que tomar consciencia de querer disfrutar más la vida, pues sólo se vive una vez. Es fácil, bastaría con cambiar este único aspecto.

ENTREVISTADOR La idea de disfrutar de la vida está profundamente arraigada en la cultura local de Osaka, su ciudad natal, ¿verdad?

KITA Sí, así es. Osaka históricamente tiene un carácter un poco latino. También es una cultura donde la gente ha hablado siempre con franqueza. En ese sentido, es más factible que se dé una ola de cambio en el estilo de vida. La política también está cambiando en Osaka, así que tengo esperanzas en que haya más cambios.

La esencia es fabricar objetos poniendo toda el alma

ENTREVISTADOR ¿Cuándo empezó a interesarse por el diseño?

KITA Cuando iba a secundaria. En aquella época, “diseño” era un término nuevo en Japón y me intrigaba saber qué diantres significaba. Tenía la imagen de que era una nueva profesión que había aparecido por primera vez después de la Guerra. Como era un niño, lo primero que se me ocurrió fue: “Vaya, se puede ver la vanguardia de esta época”, “Quiero ver de cerca lo que está sucediendo”.

Para mí, el trabajo de un diseñador es similar al de un chef. Son trabajos donde tienes que mezclar los ingredientes básicos de manera que puedas satisfacer al mayor número de personas posible. Se parecen en que necesitan hacerse con cuidado y consideración. Y en el diseño, como en la cocina, tienes que satisfacer al usuario usando unos materiales limitados; si se consigue, es entonces cuando por primera vez cobra su valor.

ENTREVISTADOR ¿Cuáles son los rasgos distintivos de la fabricación japonesa?

KITA No se trata de la fabricación ni de los objetos fabricados; más bien radica en la actitud con la que se aborda el proceso de fabricación: es la fuerte voluntad que desea poner toda el alma para fabricar un objeto excelente, ese sentimiento de perseguir la excelencia en la fabricación es un aspecto único de la cultura japonesa de la que podemos enorgullecernos ante todo el mundo.

Creo que esta actitud no se da únicamente en las artes tradicionales, como las que se hacen a mano; todo lo que pueda etiquetarse como Made in Japan, incluidos los productos de alta tecnología más recientes, está imbuido por este espíritu. Me gustaría que los ingenieros y diseñadores continuaran manteniendo este deseo de poner toda el alma para fabricar objetos excelentes. Aunque ahora Japón se encuentra en unos momentos difíciles, mientras se mantenga este espíritu volverá a florecer con grandiosidad.

Las fronteras están desapareciendo en el mundo del diseño. Precisamente por eso es importante para Japón mantener su propia originalidad. La actitud de Japón de hacer las cosas poniendo toda el alma será cada vez más importante.

Entrevistador: Harano Jōji, director de la Fundación Japan Echo
Fotografía: Ōtaki Kaku, con la colaboración del Instituto Japonés para la Promoción del Diseño.

(Traducido al español del original en japonés)

  • [23.03.2012]
Artículos relacionados
Otras entrevistas

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia