Panorama Moda japonesa 2012
Modelos idénticas a nosotras
Carismáticas “modelos lectoras” con el kimono
[01.01.2013] Leer en otro idioma : ENGLISH | 日本語 | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS |

A pesar de la recesión que sufre la industria editorial de Japón, hay una revista de moda que está en pleno auge: Popteen, una revista mensual de moda para la tribu urbana de las gyarus que goza de una tirada de 420.000 ejemplares. ¿Quiénes son exactamente las "modelos lectoras" que han sido la clave de su popularidad?

Chicas normales convertidas en iconos de la moda

Motto motte ikō! (“¡Animemos esto más aún!”).

Éste es el lema que se escuchó una y otra vez durante la sesión de fotos que se llevó a cabo en un estudio de Tokio para conseguir la foto que ocuparía la portada de Popteen, la popular revista femenina especializada en la tribu urbana de jóvenes adolescentes conocida como gyaru(*1) y que es publicada por la Corporación Kadokawa Haruki. El vocablo japonés motte, forma conjugada del verbo moru que significa “amontonar” o “apilar”, en los últimos años ha pasado a formar parte de la jerga utilizada por las gyarus y se emplea para expresar la acción de maquillarse más intensamente o hacerse un peinado más elaborado. Más recientemente ha tomado el significado añadido de “hacer algo mejor”, elevando el ánimo o el nivel de diversión en una situación dada.

Las gyarus japonesas, además de tener su propia jerga, están expandiendo su estilo tanto a la moda como a todas las otras facetas de su vida. Están creando su propia y original cultura. La naturaleza carismática de este movimiento la encarnan las denominadas dokusha moderu (“modelos lectoras”) o dokumo, una figura peculiarmente japonesa.

Para la mayoría de la gente, la palabra “modelo” trae a la mente una chica alta y hermosa, con un cuerpo y proporciones perfectas, que trabaja profesionalmente en la industria de la moda. Sin embargo, las dokumos no se ajustan a esta descripción. La altura de la mayoría de las dokumos más populares que aparecen en las páginas de Popteen es de entre 155 y 165 centímetros, la altura promedio de una mujer japonesa. El perfil de las dokumos también es único, ya que son modelos amateurs que suelen ser estudiantes o trabajadoras con empleos no relacionados con la moda.

Lo más importante es que el lector pueda tener una sensación de cercanía con ellas porque son “chicas normales y corrientes”. Un miembro del equipo editorial de Popteen afirma: “Cuando uno escucha a las dokumos, llega a saber qué está pasando ahora por las mentes de las lectoras y también puede conocer aquello que les interesa. Las lectoras y las dokumos que tienen la misma perspectiva comparten información a través de esta revista y crean así su propia cultura”.

De izquierda a derecha: Mizukiti de la prefectura de Saitama (nacida en 1992), Kumikkī de Tokio (1991), y Pikarin de la prefectura de Chiba (1994).
Aquí puedes echarle un vistazo a la divertida sesión fotográfica de las dokumos:
[Video] “Making-of” de la portada de “Popteen”

Jóvenes con un enorme efecto económico

Las dokumos atraen la atención de las jóvenes de su generación, no sólo como referentes de la moda, sino también como iconos culturales.

Las tres chicas son enérgicas y alegres, y adoptan una tras otra originales poses.

Expresan claramente sus pensamientos, escriben acerca de su día a día y publican fotos en sus blogs en tiempo real. Las lectoras admiran y sienten una mayor sensación de familiaridad con las dokumos cuando las ven a comunicarse abiertamente y con franqueza sobre temas considerados tabú, como son los romances. Fotos de las modelos con sus novios aparecen en las páginas de las revistas y en sus blogs, para el particular deleite de las adolescentes que tienen un vivo interés en las relaciones amorosas.

Más que “modelos”, se las podría definir como representantes de las lectoras, y esto es lo que ha provocado que las dokumos ejerzan una influencia enorme y tengan grandes repercusiones económicas. Los productos presentados en los blogs de las dokumos suelen volverse muy famosos y se venden de inmediato. Las ventas de los productos desarrollados por las marcas de moda en colaboración con las jóvenes modelos también son todo un éxito. Se dice que el impacto económico de la carismática dokumo Kumikkī (Funayama Kumiko), que recientemente ha empezado a desempeñarse como celebridad y a producir artículos de moda, supera los cien millones de yenes cada mes.

La familiaridad y encanto de las dokumos exalta la imaginación de las consumidoras y mejora el poder persuasivo de los complementos que las chicas llevan. Por ejemplo, los eslóganes de venta de unas lentes de contacto de colores producidas por Funayama hacen una apelación directa y personal a los clientes para aumentar su atractivo ante las usuarias: “¡Utiliza esto y serás como Kumikkī!”. La propia Kumikkī dice que idolatraba a Hoshino Kana, una ex modelo de Popteen: “Estaba constantemente tratando de imitarla en todo. Creía que podía llegar a ser como ella”.

Enfatizando “ser una misma”

Las lectoras admiran a una dokumo en particular porque tiene una personalidad y una forma de ser propias. “Solemos poner avisos en la revista para reclutar nuevas dokumos, señala uno de los redactores de Popteen. “Cuando hacemos la selección final, lo más importante es encontrar a alguien que se esté esforzando en tener su propio estilo”.

Las tres amigas siguen congeniando después de la sesión. Sus conjuntos muestran tres diferentes estilos de moda, ¡cada una con el suyo propio!

Tener una personalidad propia es un concepto comúnmente compartido entre las gyarus japonesas. Estas jóvenes muestran una mayor disposición a vestirse con cualquier ropa que les guste y a crearse un estilo que eligen por sí mismas sin preocuparse por qué pensaran los demás ni en si les gustará a los chicos. Su estilo único de autoexpresión se resume en la sencilla razón que muchas de ellas dan para explicar sus selecciones: “¡Porque somos gyarus!”.

El día de la sesión fotográfica, la popular dokumo Pikarin (Shiina Hikaru) tiene las uñas pintadas con un intrincado diseño de vivos colores con pequeños chihuahuas. Kumikkī dice con una sonrisa: “Pikarin es fantástica realzando su personalidad con sus uñas. Todas tenemos ese sentimiento de querer expresarnos, ya sea a través del maquillaje o de la moda, y querer que otros nos conozcan mejor”.

La cultura gyaru en constante expansión

La portada final del número de Año Nuevo de Popteen. La revista cuenta con alto nivel de ventas entre las revistas de moda de Japón gracias al original desempeño de las dokumo.Visite el sitio web de la revista en: http://www.galspop.jp/

En los últimos años, la cultura gyaru en Japón ha madurado y se ha diversificado en varias direcciones. Las lectoras que han dejado atrás sus años de adolescencia y ahora están en la veintena quieren diferentes tipos de publicaciones: revistas de moda gyaru que ofrecen un contenido más maduro, o revistas para madres jóvenes. Estas mujeres no abandonan la cultura gyaru a medida que van ganando años, sino que continúan valorando la individualidad y cambian a unas fuentes de inspiración más apropiadas para su edad. El concepto de que las jóvenes debían de “graduarse” y dejar de ser gyaru en algún momento de sus vidas ha dejado de existir.

Dentro de las ramas en expansión de la cultura gyaru, el mercado de las madres jóvenes enfrascadas en la crianza de los niños es particularmente grande. Las empresas ven esto como un sector que va atrayendo cada vez más la atención y el dinero de los consumidores, y que se está expandiendo a los alimentos y artículos de uso diario que prometen ayudar a las compradoras a conseguir hogares ideales. En este creciente mercado de madres gyarus, han surgido modelos carismáticas con un papel similar al de las dokumo y que ya se están extendiendo mucho más allá de la moda. Hay muchas expectativas puestas en ellas por su capacidad de estimular la economía en este sector.

Las jóvenes gyaru japonesas han llegado a priorizar el respeto por la individualidad y un estilo de vida real a los mundos ideales y estilizados creados por las empresas con sus estrategias de márketing. Las principales impulsoras de este tremendo poder de las gyarus son las dokumos, que sirven como anhelados modelos e incluso álter egos para las lectoras que acuden a ellas en busca de dirección o inspiración.

Reportaje y redacción: Suta Natsuki.

(Traducido al español del original en japonés)

(*1) ^ De girl (“chica”, en inglés). Son chicas obsesionadas con la moda que cuidan su aspecto hasta el más mínimo detalle. A veces, su estilo puede resultar un tanto recargado y poco natural; por ejemplo, algunas se ponen uñas postizas muy largas con muchos adornos brillantes, pestañas postizas, van a salones de belleza para darse rayos UVA y conseguir una piel muy bronceada, etc.

  • [01.01.2013]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie
  • La moda japonesa a tres bandas¿Cuál es la situación actual de la moda japonesa? ¿Y su futuro? Aunque es difícil hablar de ello sin explayarse, nos gustaría poder abordar el tema de forma sintetizada al menos. Por ello, hemos reunido a tres personas que, de manera indirecta o directa, tienen una relación profunda con las últimas tendencias y un conocimiento global de la cultura. Han intercambiado opiniones y puntos de vista diferentes.
  • ¡De una zona comercial al resto del mundo!Aunque el barrio tokiota de Kōenji es sin duda alguna una zona residencial, ha ganado fama también por albergar numerosas tiendas de ropa de segunda mano. En su popular zona comercial se encuentra un singular edificio dedicado a la moda que destaca entre los demás y atrae muchas miradas. Se trata del Edificio Kitakore, que también genera interés en el extranjero. ¡Descubramos sus secretos!
  • Mis razones para investigar sobre la moda japonesaAunque Japón se encuentra alejado geográficamente del foco mundial de la moda, el mundo tiene sus ojos muy puestos en este país. La editora estadounidense Tiffany Godoy, que vino hace más de diez años a Japón fascinada por su original estética, nos desvela los encantos de la moda japonesa.
  • Doce jóvenes diseñadores que quieren conquistar el mundoEn la actual industria de la moda predomina la llamada fast fashion; esto es, lanzar al mercado mundial con la mayor rapidez posible las últimas tendencias a bajo coste. No obstante, existen todavía unos pocos diseñadores que siguen esmerándose en la fabricación de sus prendas. Hemos seleccionado doce marcas que reflejan con mucha fuerza el presente y futuro de la moda japonesa.

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia