Enfoques Fragmentos de Japón
Las estaciones de tren de Japón por dentro
Las terminales ferroviarias japonesas son como grandes almacenes: albergan librerías, panaderías, barberías, guarderías...
[03.07.2016] Leer en otro idioma : ENGLISH | 简体字 | 繁體字 | FRANÇAIS | العربية | Русский |

Las grandes estaciones de ferrocarriles de Japón cuentan con unos espacios comerciales que reflejan una nueva forma de hacer negocio aprovechando las ventajas de su ubicación. Gracias a estos lugares, quienes utilizan el tren para desplazarse de casa al trabajo o la escuela, y viceversa, no tienen necesidad alguna de salir de las terminales, ya que han sido diseñadas para responder a muchas de sus necesidades.

Estaciones de tren que tienen de todo, desde guardería hasta tiendas de comida preparada

Japón es un país que continúa desarrollando su sistema ferroviario y en el que los trenes desempeñan un importante papel. Prueba de ello es que las diez estaciones con mayor número de viajeros por día se encuentran todas en territorio nipón, siendo Shinjuku la primera de ellas con más de tres millones de pasajeros. En los últimos años, las terminales ferroviarias que destacan por su ubicación y capacidad de atraer usuarios están acaparando la atención del público general por su transformación en lugares más prácticos gracias al aprovechamiento del espacio que se extiende desde los tornos hasta los andenes, lo que en japonés se conoce como ekinaka, el interior de la estación, un área convertida en una especie de centro comercial gestionado por las compañías de ferrocarriles y otras empresas.

Antiguamente, las estaciones no solían albergar más que unos pequeños establecimientos, semejantes a los quioscos, de nombre Kiosk, algún restaurante de soba en el que se come de pie y puestos de venta de comida para llevar. Sin embargo, a partir del año 2000 aumentó la oferta de comercios: librerías, tiendas de variedades, cafeterías, panaderías y pastelerías son algunos de los nuevos negocios que fueron apareciendo sucesivamente.

Tienda de dulces de Gransta, una zona comercial en la estación de Tokio.

En la actualidad, existen estaciones que, pensando en quienes las utilizan para ir al trabajo y volver de él, incorporan establecimientos tales como salones de manicura y pedicura, centros de masaje, guarderías, barberías en las que cortan el pelo en diez minutos, tiendas de comida preparada, supermercados de primera calidad, restaurantes y bares, o tiendas de ropa y de artículos de uso diario. Se están propagando los negocios para facilitar la vida a las personas ocupadas.

No obstante, cabe destacar que en Japón no se puede pasar a esta zona si no se ha comprado un billete. Aunque está diseñada principalmente para quienes vayan a subirse al tren, de un tiempo a esta parte hay quienes compran un boleto solo de entrada para poder acceder a los comercios.

Por otra parte, no se debe menospreciar los establecimientos que se encuentran fuera de esta zona de la estación, a los que se suele hacer referencia con los términos ekisoto (fuera de la estación) y ekibiru (el edificio de la estación). En la entrada Yaesu de la estación de Tokio, tenemos, por ejemplo, Tokyo Ramen Street y Tokyo Character Street, dos zonas dedicadas a los restaurantes de fideos ramen y a las tiendas especializadas en diversos personajes de dibujos animados, respectivamente. Las colas en estos lugares son interminables.

Izquierda: Repostería a la venta en una estación de tren. / Derecha: Una floristería en el interior de una estación de tren.

Productos ricos en la estación de Tokio

Este tipo de zonas comerciales se establecen en grandes estaciones de tren en las que confluyen varias líneas para evitar números rojos en el negocio, una situación que se daría en terminales con pocos pasajeros. Destacan particularmente las de Tokio y Shinagawa, con una media de un millón de viajeros al día. Además de los establecimientos comerciales, disponen de consignas para el equipaje y servicio de mensajería, entre otras prestaciones.

Puesto de comida para llevar Okowa Yonehachi.

El área comercial más popular dentro de la estación de Tokio es Gransta, surgida en 2007 tras una renovación. Se extiende entre Marunouchi, en la zona oeste de la terminal, y Yaesu, en la este, y en sus 1.500 m2 alberga más de 60 establecimientos. Se puede considerar como unos grandes almacenes en el interior de la estación cuyo concepto es divulgar la cultura gastronómica de Japón y mostrar comercios famosos de la ciudad capitalina.

Comida preparada y para llevar que permite degustar platos de establecimientos célebres; dulces nacidos del carisma; artículos varios que reflejan un nuevo estilo de vida; bares en los que catar de pie sake o vinagre. La presencia de tiendas famosas y representativas de Japón motiva a muchos a acercarse. Gransta Dining, en la planta baja, presume de sus desayunos, que sirve a partir de las 7 de la mañana, y tiene un efecto multiplicador sobre la clientela.

Gin no Zusu Hiroba, un espacio de Gransta, en la estación de Tokio (imagen cortesía de Gransta).

Mapa de la estación de Tokio (en inglés)

A la derecha, la estación de Tokio entre rascacielos.

Nuevas oportunidades de negocio que acaparan la atención en el extranjero

En estaciones como Shinagawa encontramos Ecute, un espacio comercial de la Compañía de Ferrocarriles del Este de Japón. No solo alberga bares y restaurantes, sino que cuenta también con droguerías, floristerías o tiendas de ropa, toda una variedad de establecimientos. Además, existen algunos comercios que desarrollan su actividad por un período limitado.

Recientemente, estas zonas de tiendas en el interior de la estación están acaparando la atención del público también en la región de Kansai; terminales ferroviarias como las de Osaka y Umeda se disponen a realizar avances a este respecto. Pero este modelo de negocio no se limita a Japón, ya que se busca exportarlo junto con la tecnología ferroviaria nipona. Prueba de ello es el proyecto de la compañía de ferrocarriles Tōkyū con una firma estatal de Vietnam en este último país, Tokyo Binh Duong Garden City. Las distintas empresas del sector no solo venden la seguridad de su tecnología, sino también los conocimientos que han llevado a la práctica en territorio nacional y un modelo de negocio en el que las estaciones se explotan de forma general aprovechando su ubicación. Pronto llegará el día en que los viajeros puedan disfrutar de estos espacios comerciales con un toque propio de cada país.

Imagen de la cabecera: Zona comercial Grandsta, en la estación de Tokio

(Traducción al español del original en japonés)

  • [03.07.2016]
Artículos relacionados
Otros artículos de esta serie

Últimos vídeos

Últimas series

バナーエリア2
  • Opinión
  • Detrás de la noticia